El Tour de Emiratos, una competición repleta de diplomacia

Por primera vez, el equipo ciclista israelí ‘Israel Start-Up Nation’ participa en la carrera ciclista que se celebra en la península arábiga del 23 al 29 de febrero
El pelotón durante la tercera etapa del Tour Ciclista de Emiratos Árabes Unidos desde al-Maroom a Jebel Hafeet, el 25 de febrero de 2020

AFP/GIUSEPPE CACACE  -   El pelotón durante la tercera etapa del Tour Ciclista de Emiratos Árabes Unidos desde al-Maroom a Jebel Hafeet, el 25 de febrero de 2020

Por segundo año, la península arábiga acoge el Tour de Emiratos Árabes Unidos entre el 23 y el 29 de febrero. Se trata de una ronda por etapas que se enmarca en la prueba del World Tour. El UAE Tour es el resultado de la fusión entre el Tour de Abu Dhabi y el Dubai Tour y cuenta con siete etapas en línea. Sin contrarreloj, pero con la subida al Jebel Hafeet, un monte de 1.240 metros de altitud, el segundo más alto de Emiratos y limítrofe con Omán, es una prueba compleja, sobre todo teniendo en cuenta el clima árido de la zona. 

El español Alejandro Valverde, que ganó en 2018 el Tour de Abu Dhabi, el esloveno Tadej Pogacar y los británicos Adam Yates y Chris Froome, son algunos de los nombres destacados en la carrera. Froome, el cuádruple ganador del Tour de Francia, que se mostró “emocionado” tras anunciar su vuelta tras recuperarse de una grave lesión que le apartó de las carreteras el pasado mes de junio, ha demostrado su falta de rodaje y aún no está a la altura de su compatriota Yates, que es el nuevo líder tras la cuarta etapa y se ha enfundado el maillot rojo. La superioridad que está mostrando Yates lo aúpa, no solo a la primera posición en la clasificación, sino también a ser el principal candidato para ganar el Tour.

Las características de esta carrera están en la mezcla de escenarios planos, etapas de media montaña y etapas montañosas. siendo el punto clave la subida a la presa de Hatta, de 400 metros con pendiente máxima de 17%. La primera etapa de 148 kilómetros tuvo lugar con salida y llegada en Dubái, la segunda recorrió 203 kilómetros entre Palm Jumeriah y Hatta y la tercera, con una distancia de 198 km, recorrió las ciudades de Sharjah y Rafisah. La etapa final, el 29 de febrero, tendrá como punto culminante la ciudad de Abu Dhabi. 

El pelotón pedalea durante la segunda etapa del recorrido de la carrera ciclista de Emiratos Árabes Unidos, de Hatta a Hatta Dam, el lunes 24 de febrero de 2020
PHOTO/FABIO FERRARI - El pelotón pedalea durante la segunda etapa del recorrido de la carrera ciclista de Emiratos Árabes Unidos, de Hatta a Hatta Dam, el lunes 24 de febrero de 2020
La ‘misión diplomática’ israelí en el Tour de Emiratos 

Una de las principales peculiaridades de este Tour es la participación del equipo israelí ‘Israel Start-Up Nation’. Este combinado, aunque tiene su sede en Israel y es propiedad de israelíes, gran parte está formado por extranjeros. Israel y EAU no tienen relaciones diplomáticas oficiales, pero ha habido contactos informales más estrechos en los últimos años, que según las autoridades provienen de preocupaciones compartidas sobre Irán. 

Antes de comenzar el Tour, el copropietario del equipo israelí, Sylvan Adams, dijo estar “emocionado” por poder competir en el Tour de EAU. “La participación en esta carrera de nuestro equipo israelí en una nación de Oriente Medio es emblemática, y es una muestra de cómo el ciclismo puede ser una fuera para la apertura y el progreso diplomático”, publicó Adams en un comunicado. “No es una exageración sugerir que el deporte puede ser una fuerza para la paz, y esta es una de las misiones de ISN (las siglas del equipo israelí)”, agregó.

El ciclista israelí Omer Goldstein mostró, en declaraciones a AFP su “alegría” de poder competir en este Tour. “Es especial que haya llegado aquí porque normalmente los israelíes no pueden (venir) a este país”, comentó el deportista.

Un funcionario de EAU declaró sobre el asunto que el Tour es un evento internacional y que el país se compromete a acoger a todos los participantes de todo el mundo. No es la primera vez que atletas de Israel compiten en EAU. Ya en 2018, el equipo de judo ganó el Grand Slam de Abu Dhabi y el himno israelí sonó en la capital emiratí.