El tráfico aéreo se desploma a escala mundial y las aerolíneas europeas perderán más de 500 millones de pasajeros

Las más perjudicadas por las consecuencias del COVID-19 son las compañías aéreas con mayores flotas de aviones del Reino Unido, España, Alemania, Italia y Francia
La caída de pasajeros de Bristish Airways en 2020 será de 113,5 millones y la Air France de 65 millones

PHOTO/BA  -   La caída de pasajeros de British Airways en 2020 será de 113,5 millones y la Air France de 65 millones

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) acaba de actualizar a la baja sus previsiones económicas para la industria aérea, ante las continuadas y severas restricciones que los gobiernos imponen al tráfico aéreo y al libre movimiento de personas en su intento por frenar la expansión de la pandemia por coronavirus COVID-19.

Como resultado de las drásticas limitaciones impuestas por las autoridades de prácticamente todos los países del mundo a los viajes por vía aérea, el cierre de aeropuertos y la recesión económica global, la IATA estima un brutal decrecimiento de los ingresos del conjunto de las aerolíneas del orden de los 252.000 millones de dólares. El estudio tiene en cuenta un escenario que contempla tres meses de limitaciones severas a los viajes aéreos y una posterior y lenta recuperación económica a finales del presente año.

La ocupación de los aviones ha descendido en gran medida en las dos últimas semanas. El 25 de marzo, los vuelos sobre Europa disminuyeron un 79% respecto al mismo día de 2019
PHOTO/AP - La ocupación de los aviones ha descendido en gran medida en las dos últimas semanas. El 25 de marzo, los vuelos sobre Europa disminuyeron un 79% respecto al mismo día de 2019

De acuerdo con Eurocontrol, la Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea que integra las operaciones de tránsito aéreo de 41 países, los vuelos sobre Europa el 25 de marzo han descendido un 79%, respecto al mismo día de 2019, con tan solo 5.815 vuelos en toda esa jornada. Un ejemplo de lo anterior es que los movimientos en los aeropuertos de Barcelona y Roma bajaron el citado día el 90 y el 86 por ciento, respectivamente, en comparación con la misma jornada del año pasado.

En su anterior análisis publicado el 5 de marzo, la IATA había valorado una caída de ingresos de 113.000 millones de dólares. Pero la restricción masiva de los viajes de pasajeros por avión ha paralizado en la práctica el tráfico aéreo a escala mundial y ha incrementado las pérdidas de las compañías, lo que supone que el sector se enfrenta a una crisis financiera sin precedentes.

En apenas dos semanas, la situación ha sufrido un notable deterioro, de tal modo que si los gobiernos no aplican medidas urgentes, las compañías aéreas de todo el mundo, en especial las europeas, están abocadas a sufrir la mayor recesión de la historia.  

En el marco europeo, el escenario que acaba de dibujar la IATA estima que las aerolíneas del viejo continente sufrirán un descenso de la demanda de pasajeros del  46% en relación con 2019 y una pérdida potencial de ingresos de 76.000 millones de dólares. 

Todas las compañías extreman las medidas de desinfección de sus aviones
PHOTO/AP - Todas las compañías extreman las medidas de desinfección de sus aviones
Las grandes aerolíneas europeas ya están sufriendo las consecuencias

Las aerolíneas de Alemania, España, Francia, Italia y el Reino Unido son las que padecen mayores descensos de petición de plazas. Las que sufrirán mayores caídas en la demanda y resultarán más perjudicadas serán las compañías británicas ‒principalmente British Airways, EasyJet, Virgin Atlantic, Eastern Airways‒, con una caída de pasajes que alcanzarán los 113,5 millones, lo que supondrá una pérdida de ingresos de 21.700 millones dólares. Por el momento, British Airways ha disminuido un 75 por ciento la oferta de plazas para sus rutas de abril y mayo.

Una compañía británica en situación crítica a la que la expansión del COVID-19 ha dado un golpe mortal ha sido Flybe, que en fechas recientes ha tenido que ser rescatada por el gobierno del primer ministro Boris Johnson. Flybe operaba el 40% de los vuelos domésticos del Reino Unido y transportaba cada año unos 9 millones de pasajeros a 170 destinos de toda Europa

Como principal nación turística europea, en España ya repercute de manera destacada el frenazo de viajeros llegados de otras partes del mundo y el aislamiento domiciliario de la población nacional. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha restringido los vuelos en un 70 por ciento a pesar de que la economía nacional depende en gran medida de los turistas extranjeros llegados por vía aérea.

Es por ello que las aerolíneas Iberia, Air Europa, Air Nostrum, Vueling, Volotea, Wamos Air, Plus Ultra y Binter ya observan de forma muy directa una caída que la IATA ha evaluado en 93,7 millones de personas, con una disminución en los ingresos de 13.000 millones. Iberia y Vueling ya han decidido reducir un 75 por ciento su oferta de plazas entre abril y mayo, a lo que se añade un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 13.900 empleados anunciado por Iberia.

Los aeropuertos de toda Europa están viendo cómo ha descendido de manera notable la afluencia de pasajeros
AFP/BERTRAND GUAY - Los aeropuertos de toda Europa están viendo cómo ha descendido de manera notable la afluencia de pasajeros 

En Alemania, Eurowings y Lufthansa ya han visto cómo sus rutas aéreas sufren un retraimiento de la demanda de 84,4 millones de pasajeros, lo que resultará en una pérdida de ingresos de 15.000 millones de dólares. Esas previsiones son el motivo por el que la Lufthansa ha anunciado la suspensión del 95 por ciento de sus operaciones hasta mediados de abril, lo que implica la cancelación de al menos 23.000 vuelos

Por lo que respecta al país transalpino, Alitalia y Air Dolomiti están viendo como en sus aviones aumenta el número de asientos vacíos, que resultarán en 67,7 millones menos de pasajeros, con un descenso de ingresos de 9.500 millones de dólares. Hace escasos días, ante el agravamiento por el coronavirus de la situación financiera de la aerolínea, el gobierno de Giuseppe Conte decidió su nacionalización y situarla bajo el control del Ministerio de Economía y Finanzas. 

En Francia, Air France de manera relevante y en mucha menor medida Hop y French Bee, ya están percibiendo como se esfuman 65 millones de pasajeros y se deterioran sus ingresos en $ 12.000 millones de dólares, arriesgando 318.000 empleos. Por si todo lo anterior fuera poco, la importante compañía irlandesa de vuelos low-cost, Ryanair, ha cancelado la mayor parte de sus rutas europeas.

La industria del tráfico aéreo es un motor económico que por cada puesto de trabajo respalda otros 24 empleos en la economía general
PHOTO/IBERIA - La industria del tráfico aéreo es un motor económico que por cada puesto de trabajo respalda otros 24 empleos en la economía general
Millones de puestos de trabajo en riesgo

La Asociación que desde septiembre de 2016 gobierna Alexandre de Juniac ‒ex presidente de Air France‒ contempla un frenazo de tal magnitud que “pone en riesgo” alrededor de 5,6 millones de empleos. Según ha valorado la IATA, la industria del transporte aéreo es un motor económico de tal importancia que por cada puesto de trabajo respalda otros 24 empleos en la economía general, lo que supone generar empleo a otras 12,2 millones de personas en toda Europa.

De lo anterior, la Asociación deduce que en España están en riesgo alrededor de 750.000 puestos de trabajo, en el Reino Unido 402.000, en Alemania 400.000, en Francia 318.000 y en Italia 256.000, cifras a las que hay que añadir los empleos que peligran en el resto de países europeos.

Lufthansa ha anunciado la suspensión del 95 por ciento de sus operaciones de vuelo hasta mediados de abril
PHOTO/LUFTHANSA - Lufthansa ha anunciado la suspensión del 95 por ciento de sus operaciones de vuelo hasta mediados de abril

Según la IATA, las aerolíneas necesitan 200.000 millones de dólares de liquidez solo para sobrevivir. Algunos gobiernos ya han dado un paso adelante, como es el caso de Finlandia, Italia, Noruega y Suecia “pero aún falta que otros muchos países hagan lo mismo”, clama Alexandre de Juniac, consejero delegado de la patronal que agrupa a 290 compañías aéreas de todo el mundo. España también ha decidido apoyar a las empresas turísticas, de transporte y hostelería con 400 millones de euros a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), medida que el sector considera “insuficiente”.

Para minimizar el daño sobre la economía europea, la IATA solicita de los gobiernos una combinación de apoyo financiero directo, préstamos, garantías de préstamos y reducción de impuestos. De este modo será posible mantener conexiones esenciales para repatriar ciudadanos y transportar suministros de carga aérea para ayudar a mitigar la infección por COVID-19.

El coronavirus ha agravado la situación financiera de Alitalia y el gobierno de Giuseppe Conte ha nacionalizado la aerolínea
PHOTO/ALITALIA - El coronavirus ha agravado la situación financiera de Alitalia y el gobierno de Giuseppe Conte ha nacionalizado la aerolínea 

Si se evita la quiebra de la mayor parte de las aerolíneas, será posible garantizar “que retornen a las operaciones cuando se levanten las restricciones de viaje, lo que impulsará las economías europeas y globales” subraya Rafael Schvartzman, vicepresidente de IATA para Europa.

Además del apoyo financiero, la patronal solicita a los reguladores nacionales que pongan en marcha un paquete de medidas que califica “de alivio”, como son procedimientos rápidos para obtener permisos de sobrevuelo y aterrizaje, eximir a los miembros de la tripulación de vuelo de la cuarentena de 14 días y eliminar o disminuir los cargos por sobrevuelo y las tarifas de estacionamiento.