PUBLICIDAD

Iberdrola

El vacío de poder en el Líbano dificulta la toma de decisiones urgentes

El país mediterráneo cumple más de un mes sin jefe de Estado tras la expiración del mandato de Michel Aoun
Nayib Mikati

PHOTO/DALATI NOHRA vía AP  -   El primer ministro libanés Najib Mikati, durante una conferencia de prensa, en el palacio de gobierno, en Beirut, Líbano

El Consejo de Ministros libanés se reunió hoy por primera vez desde que hace más de un mes comenzara un vacío en la jefatura de Estado y logró aprobar algunos puntos urgentes, pese al boicot de varios titulares que consideran que el órgano no debería tomar estas decisiones por ser interino. "Si no hubiésemos celebrado una sesión del Gabinete hoy, el sector sanitario, especialmente los pacientes con cáncer y los pacientes que necesitan diálisis, habrían sufrido un duro golpe", declaró tras el encuentro el primer ministro, Najib Mikati, según un comunicado de la presidencia del Gabinete. 

Entre los puntos aprobados durante la sesión está una petición al Banco Central para que desembolse el equivalente a 35 millones de dólares mensuales en derechos especiales de giro durante los próximos tres meses para la adquisición de medicinas para enfermedades crónicas y cánceres, y materiales médicos. 

También recibió luz verde una petición para garantizar los suministros que precisará el Ejército libanés en 2023 y otra disposición de vital importancia relativa a la empresa estatal de telecomunicaciones Ogero, según la nota. "Si no hubiésemos tomado la decisión adecuada, el sector internacional de las telecomunicaciones y el internet habrían estado bajo amenaza de cierre total en cuestión de una semana", afirmó Mikati. 

La sesión tuvo lugar pese al boicot por parte de varios ministros cercanos al Movimiento Patriótico Libre, del expresidente Michel Aoun, quien al expirar su mandato a finales de octubre sin haber un sucesor trató de disolver el Ejecutivo para impedir que asumiese de los poderes del jefe de Estado. 

AFP /DALATI Y NOHRA
AFP /DALATI Y NOHRA - El presidente Michal Aoun pronunciando un discurso televisado en la víspera del 78º día de la independencia del país, en el palacio presidencial de Baabda, al este de la capital, el 21 de noviembre de 2021

Sin embargo, Mikati anunció entonces que el Gobierno continuaría con sus labores "constitucionales" aún habiendo estado en la interinidad desde el pasado junio, mes desde el que las desavenencias entre los diferentes partidos han impedido formar un nuevo Gabinete con plenos poderes. 

El Parlamento dio su visto bueno a la continuación del Consejo de Ministros, al que el primer ministro había prometido no convocar a no ser en caso de máximo urgencia. "Ninguno de nosotros quiere sustituir al presidente de la República y para que este problema sea resuelto se debe elegir a un presidente de la República rápidamente. La Constitución nos asignó ciertas tareas y debemos llevarlas a cabo de forma clara", zanjó el primer ministro, de acuerdo con el comunicado. 

Además de estar en manos de un dividido Ejecutivo interino, el Líbano no tiene presidente desde el pasado 31 de octubre y no parece que el Parlamento vaya a alcanzar en el futuro próximo un acuerdo de mínimos sobre un candidato que pueda tomar las riendas de la jefatura de Estado.