El World Mobile Congress de Barcelona sucumbe al coronavirus

GSMA, la patronal mundial de los operadores móviles y organizadora del MWC, acaba suspendiendo el evento en su edición 2020 ante la oleada de cancelaciones de empresas
WMC 2019

AFP/JOSEP LAGO  -   El CEO de Huawei, Richard Yu, presenta el nuevo smartphone 5G plegable Huawei Mate X.AP en la pasada edición del WMC

GSMA, la patronal mundial de los operadores móviles y organizadora del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, ha decidido finalmente cancelar la edición de este año del salón ante la oleada de cancelaciones de compañías asistentes por temor al coronavirus. La asociación organizadora del Mobile World Congress (MWC), ha achacado la anulación de esta edición del salón a la "preocupación global" en torno a la epidemia, recoge la agencia EFE.

La entidad, que reúne a unos 800 operadores de telefonía móvil y más de 200 empresas tecnológicas, se ha reunido este miércoles de urgencia para analizar el impacto del coronavirus en la celebración del congreso, que debía tener lugar del 24 al 27 de febrero en la capital catalana.

Tras horas de conversaciones, los organizadores han tomado la difícil decisión de suspender el congreso, después de que en la última semana una treintena de compañías se hayan dado de baja del mismo debido a su preocupación por el coronavirus COVID-19 y para proteger la salud de sus empleados, han informado a Efe fuentes cercanas a la organización.

Aunque en un principio estaba prevista una reunión del GSMA para el próximo viernes, finalmente decía reunirse en la tarde de este miércoles de manera urgente.

La cancelación del evento supone un duro golpe para la economía de la ciudad de Barcelona. Se esperaba que la 14ª edición del MWC 2020 moviera más de 492 millones y más de 13.000 empleos. 

La organización esperaba 110.000 visitantes. De acuerdo a cálculos del Gremio de Hoteles de Barcelona, según recoge El Periódico de Catalunya, en torno a un 20% de los citados 492 millones de euros eran los ingresos esperados por la hostelería. 


Hace solo un día el Govern de la Generalitat aseguraba aún que la organización del evento no corría riesgo alguno y el Gobierno de España y el Ayuntamiento de Barcelona pedían “tranquilidad”. Hace 24 horas las bajas empresariales suponían apenas un  10% de la superficie de expositores. Un día después, a pesar de que las autoridades sanitarias aseguran que no había razones para ello, el World Mobile Congress ha sucumbido a la ola de pánico desatada por el coronavirus.