Embajador de Irán: “Si Estados Unidos no hubiera asesinado a Soleimani, nosotros no habríamos derribado el avión”

Hassan Ghashghavi ha reiterado que “la defensa contundente siempre va a existir por parte de Irán”
Hassan Ghashghavi, embajador de Irán en España

PHOTO/ATALAYAR  -   Hassan Ghashghavi, embajador de Irán en España

“La causa principal del accidente del avión ucraniano fue el aventurismo de Trump, que generó un ambiente de guerra”, ha declarado el embajador de Irán en España, Hassan Ghashghavi, en la primera rueda de prensa que ha concedido a los medios de comunicación desde su llegada al cargo hace un año.

Incluso el primer ministro de Canadá -país del que 57 nacionales perdieron la vida en el siniestro-, Justin Trudeau, llegó a reconocer este lunes que “las presiones de Estados Unidos propiciaron el derribo del avión”, ha recordado el diplomático iraní, quien ha querido comenzar su intervención ofreciendo sus condolencias a los familiares de las 176 víctimas, tanto locales como extranjeras.

Preguntado en esta línea sobre la gestión del derribo del Boeing 737, el embajador ha señalado que “Irán ha sido el primer país del mundo que en menos de tres días ha reconocido el error y la responsabilidad”. Ese periodo tiempo fue necesario para respetar el procedimiento a seguir en este tipo de siniestros, que empieza por la revisión del sistema de defensa antiaéreo. Estas conclusiones preliminares son transmitidas al Mando Mayor de las Fuerzas Armadas -considerado como responsable último- y, finalmente, al Consejo de Seguridad Nacional, encabezado por Hasán Rohaní, quien también es el presidente del país. Sin embargo, Ghashghavi no ha esclarecido en qué momento concreto las máximas autoridades de la República Islámica recibieron la noticia del “error humano”. 

El diplomático ha expuesto, también, como desde el primer momento mostraron su disposición a colaborar con el resto de Estados implicados, como Ucrania. “A pesar de no tener relaciones con Canadá, les expedimos visados a sus técnicos para que vinieran a investigar el siniestro”, ha añadido, al tiempo que ha puesto sobre la mesa el compromiso de Irán de “revisar las cajas negras con la ayuda de todos”.

Sobre esta cuestión, cabe destacar que este martes el portavoz del Poder Judicial iraní, Gholamhossein Esmaili, ha anunciado que se han producido “varias detenciones” en relación con el siniestro, aunque no ha ofrecido más detalles. Ghashghavi tampoco ha compartido informaciones específicas, aunque estima que habrá tanto civiles como militares en el grupo de arrestados. “El proceso será justo e integral y sus resultados serán anunciados públicamente en Irán y en todo el mundo”, ha aseverado el embajador. 

El derribo de la aeronave ha despertado nuevas manifestaciones en el país esta semana, en repulsa de las autoridades y con lemas como “¡Muerte a los mentirosos!”. Según ha comunicado el diplomático, no más de 1.000 personas se congregaron, rechazando las exageraciones de los medios de comunicación sobre que había más manifestantes en contra del Gobierno que a favor. En esta línea, ha puesto el ejemplo del funeral multitudinario del general iraní, Qassem Soleimani, al que acudieron millones de iraníes, lo que lleva implícita la idea de que una mayoría apoya al Ejecutivo de Teherán. Ha adelantado, además, que está previsto que asistan entre 40 y 50 millones de personas a la celebración del tradicional acto religioso de los 40 días después del fallecimiento del que fuera comandante de las Fuerzas Quds.

Por otro lado, publicaciones del Golfo como Al Arabiya informaron de que se habían producido heridos por la represión policial, algo que ha rechazado contundentemente el diplomático iraní: “Las protestas comenzaron en las universidades, porque muchas de las víctimas eran estudiantes. En estos recintos, la Policía no puede entrar, por lo que no pasó nada raro, nada extraordinario”, ha señalado, al tiempo que ha asegurado que “comprenden y entienden las protestas estudiantiles y el dolor”. 

“El problema vino cuando algunos alborotadores trataron de llevar las manifestaciones fuera de forma ilegal, sin haber obtenido los permisos necesarios. Fueron en estas protestas secundarias donde se produjeron actos violentos de manera muy parcial y la Policía siempre esta ahí para controlar la situación”, ha continuado Ghashghavi. “La Policía siempre demuestra la mayor contención posible”, ha agregado en este sentido. 

Sobre los informes de Reuters que cifraban en 1.500 las personas muertas durante las manifestaciones que estallaron el pasado 15 de noviembre, el embajador ha lanzado un mensaje rotundo: “¿De dónde se sacan esas cifras? ¿Cuáles son sus nombres? Todo lo que EEUU dice, se asume como verdadero. Queremos esclarecer todo eso y espero que las autoridades publiquen los datos oficiales”. 

Hassan Ghashghavi, embajador de Irán en España
PHOTO/ATALAYAR - Hassan Ghashghavi, embajador de Irán en España
La tensión con Estados Unidos

Una de las preguntas que ha marcado la comparecencia ha sido la de si Irán contempla más represalias contra EEUU o, en cambio, adoptará una política de contención. Para responder, el embajador ha querido ofrecer un repaso sobre la muerte del general iraní y sus implicaciones.

“Existen dos relatos sobre el martirio de Soleimani: el que ofrece Irán y el que ofrece EEUU”, ha empezado el diplomático. “La presencia del general en Irak respondía a una invitación del primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi. Estaba previsto que ambos se reunieran a las 8:30 de la mañana del día que fue asesinado. En el encuentro, se iban a abordar los planes de Irán para la distensión con Arabia Saudí con la mediación de Irak. Por lo tanto, era una visita civil, no militar, con el objetivo de promover la paz y ayudar a la distensión, no de provocar una guerra”, ha continuado.

“Las contradicciones de EEUU comenzaron inmediatamente. Trump y su equipo aseguraron que le habían eliminado porque iban a atacar cuatro embajadas estadounidenses. Posteriormente, el secretario de defensa, Mark T. Esper, lo desmintió. Incluso, los demócratas y algunas figuras republicanas del Congreso aseguraron que no había argumentos de peso para acabar con la vida de Soleimani. El jefe de la Comisión de Inteligencia, Adam Schiff, declaró que las explicaciones de Trump no eran razonables. Por esta presión, Trump se vio obligado a dar un paso atrás, llegando a declarar que no importaban los objetivos que tenía el general para eliminarlo. A continuación, el secretario de Estado, Mike Pompeo, vuelve a rechazar esta teoría, asegurando que la muerte de Soleimani formaba parte de una estrategia premeditada a largo plazo en la que también estaban involucrados otros países como China y Rusia”, ha proseguido.

Cabe mencionar, en este punto, que este martes la cadena estadounidense NBC ha revelado que Donald Trump aprobó una directiva en el mes de junio de 2019 en la que se contemplaba una operación para matar a Soleimani si un ciudadano norteamericano era asesinado por Irán. EEUU alega que esto sucedió el pasado 27 de diciembre, cuando un contratista estadounidense falleció en una base militar al norte de Irak como resultado de una ofensiva aérea que la Administración Trump atribuyó a las brigadas de Hizbulá, vinculadas a la República Islámica. 

“Estados Unidos está intentando incendiar todo el mundo”, ha concluido el diplomático.
Hassan Ghashghavi, embajador de Irán en España
PHOTO/ATALAYAR - Hassan Ghashghavi, embajador de Irán en España
El Pacto Nuclear

Este martes se ha conocido que Reino Unido, Francia y Alemania han tomado la decisión de activar el mecanismo de disputa del acuerdo nuclear de 2015, lo que supone el mayor paso que se ha dado desde la esfera europea en aras de forzar a la República Islámica a cumplir con sus compromisos con el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés). Preguntado sobre este tema, Ghashghavi ha emplazado a los medios a esperar la respuesta oficial de las autoridades iraníes -se acaba de conocer que el Ministerio de Exteriores ha anunciado que Irán “responderá adecuadamente y con decisión” a cualquier “medida malintencionada y no constructiva” de los tres países- aunque sí ha querido recalcar que “si la otra parte [en referencia a EEUU] cumple con sus compromisos, nunca habrá ningún problema”.

“El acuerdo está vivo […] Todo está preparado para que nos pongamos a trabajar, pero EEUU tiene la llave”, ha declarado. Asimismo, ha querido explicar que el abandono unilateral del gigante norteamericano del JCPOA en 2018 solo ha traído consecuencias negativas. “Ahora, el intercambio comercial entre España e Irán se sitúa en los 200 millones de dólares, cuando conseguimos aumentarlo a los 2.600 millones con la aprobación del tratado”, ha expuesto el embajador. 

“¿Por qué se salió EEUU? ¿Para debilitar la potencia militar de Irán? ¿Para debilitar las relaciones de nuestro país con el resto de la región? No, lo único que han conseguido son generar problemas económicos que ya hemos reconocido. EEUU estima un impacto valorado en 200.000 millones de dólares, pero nuestro presupuesto militar solo asciende a 13 millones. Los 187.000 millones restantes son el impacto negativo que ha sufrido el sector privado, que ha derivado, por ejemplo, en que no tengamos medicamentos básicos en el país, necesarios para combatir las enfermedades generadas por los desastres naturales”, ha añadido.

“Las empresas españolas tampoco pueden vendernos medicamentos, aunque estén interesadas, porque EEUU ha bloqueado todas las transacciones económicas y financieras de Irán”, ha agregado al respecto. “Por ello, cuando hablamos de derechos humanos, es necesario tener en cuenta también esta vertiente”, ha concluido el diplomático. 

Ghashghavi ha finalizado su comparecencia con un mensaje de bienvenida al nuevo Gobierno español. “Espero que podamos seguir manteniendo la relación estrecha con la diplomacia española”, ha declarado el embajador iraní.