Embajadora de Marruecos: si Ghali sale de España como entró, empeorará la "grave crisis"

Karima Benyaich lanzó una advertencia al Gobierno español ante la situación respecto a la presencia del líder del Frente Polisario en España
Karima Benyaich, embajadora de Marruecos en España

Embajada de Marruecos en España  -   Karima Benyaich, embajadora de Marruecos en España

La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, advirtió este viernes en Rabat de que, si España opta por sacar a Brahim Ghali de España "con opacidad", de la misma forma que entró, eso "es optar por el estancamiento y empeoramiento de las relaciones" bilaterales.

En una declaración leída en el Ministerio de Exteriores de Rabat y tras reunirse con su ministro, Nasser Bourita, la embajadora, llamada el martes a consultas a la capital marroquí, no dudó en calificar de "grave crisis" la que atraviesan las relaciones hispano-marroquíes.

Karima Benyaich señaló que lo que suceda con Ghali "es un test para la independencia de la Justicia española, en la que confiamos plenamente", pero también otro test para saber si España "opta por reforzar sus relaciones con Marruecos o prefieren colaborar con sus enemigos".

Para la embajadora, "España ha optado desgraciadamente por la opacidad para actuar a espaldas de Marruecos, acogiendo y protegiendo a este criminal y verdugo poniendo como pretexto las razones humanitarias y ofendiendo así a la dignidad del pueblo marroquí".

Marruecos -añadió- "no busca favores ni complacencia, sino que se respete el espíritu del partenariado y se aplique la ley española" sobre Ghali, acusado de "graves hechos relacionados con crímenes contra la Humanidad, violaciones a los derechos humanos y violaciones a mujeres".

El ministro marroquí de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Nasser Bourita
PHOTO/AP - El ministro marroquí de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, Nasser Bourita

El jueves, el ministro Nasser Bourita dijo que la embajadora no volverá a Madrid "mientras dure la crisis y la verdadera causa de la crisis", en referencia tanto al futuro de Brahim Ghali cuando reciba el alta hospitalaria de un hospital de Logroño como a explicaciones por parte española de cómo entró Ghali en territorio español.

Desde varias instancias, como asociaciones tales como la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH) o el Fórum Canario Saharui se pide la presencia ante la justicia del líder del Frente Polisario, que es acusado desde varias partes por supuestos delitos de genocidio y terrorismo. La entrada de Ghali en España fue rechazada por Marruecos y diversas entidades y ha generado una crisis diplomática de gran envergadura entre el reino alauí y el Gobierno español. Todo ello aderezado con el último inquietante episodio de la entrada de miles de inmigrantes de manera ilegal en territorio español a través de Ceuta. 

La crisis diplomática entre ambos países es la más grave registrada desde 2002, a causa de la invasión del islote de Perejil por fuerzas marroquíes y su posterior desalojo por soldados españoles. Y ahora Marruecos pide explicaciones por las razones de la entrada de Brahim Ghali en España, justo en un momento en el que el país norteafricano ha recibido muchos apoyos en el plano internacional para su propuesta de autonomía del Sáhara Occidental bajo soberanía del Reino, incluidos los de naciones como Estados Unidos o Emiratos Árabes Unidos, y representados con acciones como los anuncios de apertura de consulados de países relevantes en enclaves estratégicos como Dajla o El Aaiún. Todo ello ante una postura del Frente Polisario que tiene pocos apoyos internacionales.