Emiratos Árabes Unidos apoya la integridad territorial de Marruecos

 -  

Henar Hernández Álvarez

Pie de foto: Saad Dine El Otmani, jefe del Gobierno de Marruecos se reunio con la presidenta del Consejo Nacional Federal de Emiratos Arabes Unidos, Amal Bint Abdallah Al Qubaissi.

La presidenta del Consejo Nacional Federal emiratí, Amal Bint Abdallah Al Qubaissi, se ha reunido en Rabat con el jefe del Gobierno de Marruecos, Saad Dine El Otmani, para reiterar el apoyo de Emiratos Árabes Unidos (EAU) a la integridad territorial del Reino - sobre la cuestión del Sáhara -, después de que en febrero el gobierno marroquí supuestamente llamase a consultas al embajador de EAU en su territorio, puesto que no fue confirmado de forma oficial por ninguna de las dos administraciones.

Por ello, la visita de la presidenta del Consejo Federal Nacional de EAU al Jefe de Gobierno marroquí podría haber servido como vía para rebajar las tensiones existentes, si bien es cierto que, durante la reunión, ambas personalidades se congratularon sobre la buena calidad de las relaciones entre los dos países y negaron la existencia de cualquier tipo de tensión entre ambas administraciones. En esta línea, el ministro de Exteriores marroquí explicó el pasado 10 de febrero que el Reino no había llamado a consultas ni al embajador de EAU ni al embajador de Arabia Saudí, como se había publicado por medios locales que citaban fuentes diplomáticas.

Marruecos habría llamado a consultas al embajador de EAU y al de Arabia Saudí por las mismas razones, que habrían aumentado los focos de tensión entre los dos Estados del Golfo y Marruecos: el primer conflicto se produjo cuando Arabia Saudí lanzó en 2017 una campaña para boicotear económicamente a Qatar, tras haber acusado a este país de respaldar el terrorismo. Estos acontecimientos derivaron en la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Qatar y Arabia Saudí, que fue apoyada por otras monarquías del Golfo como EAU y Bahréin y también por Egipto. Sin embargo, Marruecos decidió no sumarse a esta decisión diplomática, puesto que el rey Mohammed VI se posicionó a favor del reino de Qatar, decretando el envío de aviones cargados con productos alimentarios a Doha durante el periodo que se extendió el boicot económico.

El segundo conflicto entre EAU y Marruecos se orientaría en torno a la guerra de Yemen, ya que mientras EAU participa activamente en la coalición liderada por Arabia Saudí, Marruecos, que había formado parte de la compaña militar desde 2015, tomó la decisión en abril de 2018 de retirar del escenario de batalla a sus aviones F16, que hasta ese momento habían llevado a cabo ofensivas sobre territorio yemení junto con el resto de la coalición. Esta acción fue justificada por las autoridades marroquíes como necesaria para cubrir, a través del despliegue de todas las Fuerzas Armadas del Reino, la escalada de la violencia que estaba teniendo lugar en esos momentos en el Sáhara Occidental. Asimismo, el ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, afirmó, en una entrevista concedida a Al Jazeera en enero de este año, que la situación humanitaria y política en Yemen les condujo a desarrollar y modificar la forma de participación del Reino en la guerra.  

El tercer conflicto hace referencia a la situación concerniente al Sáhara Occidental, puesto que la cadena de televisión Al Arabiya – aunque la empresa tenga la sede en Arabia Saudí, la cadena emite desde Dubai – difundió un documental sobre el tema en el que se pudieron ver mensajes pro-saharauis como que Marruecos había ocupado e invadido la región tras la retirada de la presencia española en 1975.