Emiratos denuncia una campaña de los Hermanos Musulmanes en su contra

Acusan a medios turcos y qataríes de difundir desinformaciones aprovechadas por la organización egipcia para atacar al país del Golfo
El jeque Mohammed bin Zayed al-Nahyan, príncipe heredero de Abu Dhabi, y Abdel Fattah al-Sisi, el presidente egipcio, el 1 de diciembre de 2016

AFP PHOTO / HO / WAM  -   El jeque Mohammed bin Zayed al-Nahyan, príncipe heredero de Abu Dhabi, y Abdel Fattah al-Sisi, el presidente egipcio, el 1 de diciembre de 2016

La relación entre Emiratos Árabes Unidos (EAU) y los Hermanos Musulmanes siempre ha estado teñida de animadversión. Esto se cristalizó en noviembre de 2014, cuando el país del Golfo designó a la organización suní egipcia como grupo terrorista. El movimiento emiratí fue una réplica del que realizó Arabia Saudí tan solo ocho meses antes, en un contexto marcado por el recrudecimiento de las tensiones con el país vecino, Qatar. 

Desde entonces, EAU ha llevado a cabo una política estructural contra la rama islamista y, en concreto, contra el partido local Al-Islah fundado en 1974 -no confundir con la formación yemení del mismo nombre-, presuntamente vinculado a los Hermanos Musulmanes por motivos ideológicos, aunque desde el seno del grupo emiratí han negado cualquier tipo de unión formal. En la práctica, esto se ha traducido en que las autoridades del país del Golfo han encarcelado a decenas de islamistas condenados por formar parte del denominado como grupo terrorista. “Emiratos ha considerado la lucha contra los Hermanos Musulmanes a nivel local, regional y mundial como una de las principales prioridades”, explican desde Middle East Monitor. “EAU está trabajando arduamente para garantizar que los Hermanos Musulmanes nunca asuman el poder”, agregan al respecto.

Ahora, el país del Golfo ha denunciado que la organización egipcia ha lanzado una campaña implacable contra el Estado y contra la figura del príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed al-Nahyan. “Comenzó a principios de año, con una serie sistemática de artículos y programas de televisión distribuidos en periódicos regionales e internacionales, canales satelitales y sitios web, todos financiados por Turquía o Qatar”, expone el analista Sami Moubayed en Gulf News. 

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, estrecha la mano del emir de Qatar, Sheikh Tamim bin Hamad Al-Thani, el 15 de junio de 2019
PHOTO/CEM OKSUZ/OFICINA DE PRENSA PRESIDENCIAL DE TURQUÍA via REUTERS - El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, estrecha la mano del emir de Qatar, Sheikh Tamim bin Hamad Al-Thani, el 15 de junio de 2019

En concreto, la estrategia de desprestigio mediática que denuncia EAU ha consistido en la publicación de una retahíla de informaciones periodísticas en las que se acusa al país del Golfo de “atacar cibernéticamente a ciudadanos y activistas estadounidenses”, entre otras denuncias. “Estos artículos fueron aprovechados por organizaciones de medios anti-EAU, como Al Jazeera de Qatar y TRT World de Turquía, para apuntar al país. Además estos artículos también proporcionaron una plataforma para que miembros y simpatizantes de los Hermanos Musulmanes atacasen a EAU”, expone el editor Omar Shariff de Gulf News. 

La Asociación de Periodistas de EAU ya denunció, en el mes de agosto del año pasado, que Al Jazeera propagaba “noticias engañosas y falsas” sobre los países árabes y, en particular, sobre los Estados del Golfo. “La forma en la que Al Jazeera presenta el mundo árabe brinda todo tipo de apoyo a las organizaciones y entidades terroristas que promueven el extremismo y siembran semillas de sedición en la región”, criticaron en un comunicado.

Según recogen desde la publicación emiratí, los motivos que tendría la organización surgida en Egipto para lanzar ataques contra el país del Golfo están relacionados principalmente “con el compromiso de Mohammed bin Zayed con la moderación islámica, que contrasta con todo por lo que los Hermanos han trabajado desde su creación en Egipto en 1928”. El ministro de Estado de Asuntos Exteriores emiratí, Anwar Gargash, denunció, el pasado 12 de diciembre, que el príncipe heredero de Abu Dhabi estaba siendo víctima “de una campaña organizada” porque “EAU ofrece un modelo diferente y exitoso de estabilidad, prosperidad y tolerancia, una visión exitosa en una región difícil que presencia la acumulación de experiencias fallidas, la desintegración de las instituciones y el estallido de la violencia”.

El papa Francisco le regala al príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed al-Nahyan, una copia del documento de la Fraternidad Humana, el 5 de febrero de 2019
AFP PHOTO / VATICAN MEDIA - El papa Francisco le regala al príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed al-Nahyan, una copia del documento de la Fraternidad Humana, el 5 de febrero de 2019

En esta línea, el profesor sirio Akram Al Sibai explica que los Hermanos Musulmanes se “enfurecieron” cuando el papa Francisco visitó el país en febrero de 2019, un hito al ser primer viaje de Su Santidad a la península arábiga. “Su frustración con la visita del Papa fue natural y esperada. Solo revisen su literatura cuando criticaron ferozmente la apertura de la primera iglesia en EAU […]”, concreta el analista. 

Cabe recordar, en este punto, que este año se está celebrando el Año de la Tolerancia en el país del Golfo. El programa recoge todas las iniciativas que se han llevado a cabo para defender y promover la tolerancia entre religiones, como la cristiana o la hindú. EAU “está comprometido con el diálogo interreligioso, lo que desafía la ambición final de los Hermanos Musulmanes para todo el Golfo árabe”, explica Moubayed. 

En este sentido, se pronunció un miembro veterano de la organización egipcia, Tharwat Kherbawi, quien llegó a declarar a varios periódicos árabes en el año 2013 que los Hermanos Musulmanes, regionalmente, “consideran que el actual Gobierno de EAU es un impedimento, puesto que el país en sí mismo es un tesoro y un premio estratégico y económico crucial”.  

Logotipo de Al-Jazeera en Doha, Qatar
AP/KAMRAN JEBREILI - Logotipo de Al-Jazeera en Doha, Qatar

“Tiene mucho sentido que los Hermanos Musulmanes intenten obtener el control directo de EAU como trampolín para nuevas expansiones o, en su defecto, al menos apuntarán a garantizar que EAU dejen de actuar como un impedimento para la agenda regional” de la organización, explica el analista Hussein Ibish. 

Ante escenario y por su parte, Al Jazeera ha rechazado todas las acusaciones emiratíes, mientras ha señalado a EAU como responsable de orquestar una campaña en su contra. De acuerdo con informes obtenidos por Bloomberg, el país de Al-Nayhan presentó una estrategia de “incitación y difamación dirigida contra la publicación qatarí en Estados Unidos para silenciar y obstruir su transmisión”.

Así, las tensiones están vertebradas actualmente por sucesivos episodios de contranarrativas. Sin embargo, cabe destacar que no siempre los incidentes se han quedado en el plano de la retórica. A finales del año 2012, un hecho forzó la adopción de medidas diplomáticas urgentes. Las autoridades emiratíes detuvieron a 11 ciudadanos egipcios acusados de liderar una célula expatriada de los Hermanos Musulmanes en el país del Golfo. El por aquel entonces presidente de Egipto, Mohamed Morsi, envió a uno de sus asesores clave, Essam Haddad, para rechazar cualquier relación con cualquier conspiración y exigir la liberación de los nacionales egipcios detenidos.

EAU confía en eliminar a los Hermanos Musulmanes de sus fronteras y combatirlos en cualquier otro lugar. Para ello, es importante debilitar las redes de un islam político que aún temen que pueda volver atrás en la Federación, donde sus simpatizantes, aunque ahora se han escondido, nunca han desaparecido”, concluye el analista Philippe Henri Gunet.