Emiratos expande su inversión en Reino Unido

Boris Johnson recibe al príncipe heredero de Abu Dhabi, el jeque Mohamed bin Zayed, para sellar las inversiones emiratíes en el país por valor de 14.000 millones de dólares
Boris Johnson y Mohamed bin Zayed

 -  

El príncipe heredero de Abu Dhabi, el jeque Mohamed bin Zayed, ha llegado este jueves al segundo destino de su gira europea. Tras visitar el Elíseo para reunirse con el presidente galo, Emmanuel Macron, la siguiente parada del vicecomandante supremo de las Fuerzas Armadas emiratíes ha pasado por el 10 de Downing Street, la mítica residencia del primer ministro británico, donde ha sido recibido por el jefe de Gobierno, el conservador Boris Johnson, con el objetivo de estrechar los lazos históricos que unen Londres y Abu Dhabi.

“El Reino Unido y los Emiratos Árabes Unidos son socios y aliados naturales, con la creencia compartida de aprovechar las tecnologías del futuro para abordar el cambio climático, resolver problemas globales y brindar prosperidad a nuestra gente”, declaró Johnson. Durante la cita, el dirigente emiratí ofreció fortalecer el acuerdo de inversiones firmado en marzo de este año. En virtud de este pacto, Emiratos acordó invertir 1.000 millones de libras esterlinas en el sector de las ciencias de la vida en Reino Unido.

Boris Johnson y Mohamed bin Zayed
-

Los términos de la conversación han girado en torno a la ampliación de este compromiso, según Financial Times. La monarquía del Golfo inyectaría alrededor de 13.850 millones de dólares durante los próximos cinco años en las áreas de tecnología, transición energética e infraestructuras británicas. De esta forma, el marco de inversión entre ambos, conocido como la Asociación de Inversión Soberana EAU-Reino Unido (SIP), engrosaría su volumen y estrecharía una cooperación estratégica afianzada a nivel global.

El jeque Mohamed bin Zayed envió el martes sus condolencias al líder conservador por el fallecimiento de su madre. Dos días después, ambos mandatarios han tenido tiempo de compartir sus apreciaciones acerca del escenario regional en Oriente Medio tras la crisis afgana. La caída del país centroasiático en manos de los talibanes obligó a ambos países a cooperar en una labor de evacuación a contrarreloj. Emiratos jugó un rol principal con el traslado de 28.000 personas, entre ellos ciudadanos británicos.

Bin Zayed Londres
-

El grueso del diálogo, sin embargo, ha estado enfocado en los lazos de cooperación económica. El que en su día fuera protectorado británico es hoy uno de los socios clave del Reino Unido y actúa como representante de sus intereses en el Golfo y el resto de Oriente Medio. La última vez que Johnson y el príncipe heredero mantuvieron un encuentro directo fue el pasado 10 de diciembre, aunque esta cita ha tenido tintes especiales por el aniversario de los Acuerdos de Abraham, una alianza ampliamente respaldada por Londres.

La cita ha coincidido además con una crisis de Gobierno en el gabinete de Boris Johnson. El desgaste por la gestión de la pandemia y la necesidad de sacar a flote su imagen, dañada a tenor de las últimas encuestas, ha empujado al líder conservador a relegar a tres de sus ministros. Uno de los señalados ha sido el hasta ahora titular de Exteriores, Dominic Raab, sustituido por Liz Truss, la segunda mujer en ocupar el cargo de la historia. El mediocre papel de Raab en la crisis de Afganistán, sorprendido de vacaciones en Creta, explica la decisión.  

Lazos fraternales
Boris Johnson y Mohamed bin Zayed
-

Tras la formación e independencia de los Emiratos Árabes Unidos a finales de 1971, los jeques normalizaron las relaciones con Londres. El tiempo reforzó sus vínculos. De hecho, Reino Unido es el único país que mantiene dos embajadas en los Emiratos. Una en Abu Dhabi y otra en Dubái. La relación entre Casas Reales es fluida, aunque más allá del nexo político, destaca la cooperación en materia de seguridad con la firma en 1996 del Acuerdo de Cooperación en materia de Defensa, destinado a hacer frente a las amenazas en la región.

La élite emiratí se ha educado en escuelas y universidades británicas. El propio príncipe heredero pasó su etapa formativa en la academia militar de Sandhurst, de la misma forma que muchos otros mandatarios emiratíes. En este sentido, la London Business School, la Repton School y la Cass Business School, han establecido campus permanentes en Emiratos, al tiempo que 2.800 estudiantes emiratíes desarrollan sus estudios académicos en Reino Unido.

El mundo del fútbol es otra de las vías de entrada del dinero emiratí en las islas. Existen diversos casos en la Premier League, aunque los más destacados son los del Arsenal FC y Manchester City. El club londinense firmó un contrato con la aerolínea Emirates Airlines para patrocinar la construcción de su estadio por valor de 63 millones de euros. Sin embargo, la adquisición del equipo mancuniano por parte del jeque Mansour Bin Zayed en agosto de 2008 terminó por sellar los intereses emiratíes en suelo británico.