Emiratos insta a recuperar la confianza para resolver totalmente los problemas con Qatar

El ministro de Estado emiratí de Asuntos Exteriores solicitó restaurar la confianza ante cuestiones que necesitan solución
El ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash

AFP/KARIM SAHIB  -   El ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash

Emiratos Árabes Unidos (EAU) restauró lazos con Qatar tras el último acercamiento diplomático alcanzado con motivo de la última cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), en la que se escenificó la vuelta a tender vínculos con el Estado qatarí tras el bloqueo impuesto en 2017 a este por parte de Arabia Saudí, Bahréin, Egipto y el propio país emiratí, que le acusaban de apoyar el terrorismo transfronterizo y de lazos con organizaciones consideradas terroristas como los Hermanos Musulmanes. 

El reino saudí dio el primer paso, con la apertura del espacio aéreo y de las fronteras marítimas y terrestres con Qatar y con la invitación al emir Tamim bin Hamad al-Thani para que asistiese a la cumbre del CCG celebrada en Riad; invitación que fue aceptada y que supuso la vuelta de Al-Thani a un cónclave al que no asistía desde hacía prácticamente cuatro años. Tras la iniciativa saudí, llegó también el acercamiento de Emiratos, con apertura de espacio aéreo y de fronteras incluida, aunque con reservas todavía por la relación que sigue uniendo a Qatar con países acusados de desestabilizar a Oriente Medio, como son Turquía e Irán, y con entidades como los Hermanos Musulmanes. 

En este escenario, Anwar Gargash, ministro de Estado de Asuntos Exteriores de EAU, señaló que todavía existe la necesidad de restaurar la confianza. “Hay asuntos pendientes con Qatar que aún necesitan cooperación para ser resueltos, sin embargo, la reapertura del espacio aéreo a Qatar es un paso positivo para reconstruir la confianza”, comentó Gargash. 

Así, el ministro emiratí añadió que la acción conjunta de los países del Golfo ha vuelto a la normalidad. Aunque se refirió también a las relaciones con otros actores internacionales polémicos, como la Turquía de Recep Tayyip Erdogan, a la que se asocia también con la Hermandad Musulmana, lo que genera bastante inquietud. Sobre la relación con el país otomano, Gargash recordó que Emiratos es el mayor socio comercial de Turquía en la región árabe y que busca mantener lazos normales con Ankara, aunque debe solucionar su vínculo con los Hermanos Musulmanes. "El apoyo de Turquía a la Hermandad Musulmana se refleja negativamente en sus relaciones con los países árabes", dijo, y agregó que Turquía necesita reconsiderar sus relaciones con la Hermandad Musulmana.

El príncipe heredero Mohamed bin Salman (Derecha) da la bienvenida al emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani (Izquierda), a su llegada a la ciudad de Al-Ula, en el noroeste de Arabia Saudí, para la 41ª cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG)
AFP/PALACIO REAL SAUDÍ/BANDAR AL-JALOUD - El príncipe heredero Mohamed bin Salman (Derecha) da la bienvenida al emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani (Izquierda), a su llegada a la ciudad de Al-Ula, en el noroeste de Arabia Saudí, para la 41ª cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG)

"Existe una coordinación completa entre Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Egipto con respecto a los problemas regionales, y apoyamos la solución diplomática al expediente iraní", dijo Gargash en referencia también a la República Islámica de Irán. En este sentido, se refirió a las amenazas a la seguridad de Arabia Saudí: "La seguridad de Arabia Saudí se encuentra dentro de la seguridad de Emiratos Árabes Unidos, y no podemos ignorar los ataques con misiles contra el Reino". Todo ello en referencia a las ofensivas sufridas por el Reino realizadas por los rebeldes hutíes, milicias chiíes apoyadas por el régimen de los ayatolás que tratan de socavar el Gobierno de Yemen internacionalmente reconocido en el marco de la guerra civil yemení. 

Gargash reiteró la confianza de Emiratos en el papel de Arabia Saudí para resolver las diferencias entre ambos. "Emiratos Árabes Unidos mejora su posición como un centro atractivo para el desarrollo y adopta un enfoque de tolerancia interreligiosa", concluyó.