Emiratos, nuevamente la economía más competitiva de Oriente Medio y África del Norte

El país árabe mejoró su puntuación en ocho de los 12 aspectos clave, incluidos estabilidad macroeconómica, infraestructura, tecnología y dinamismo empresarial, según el Foro Económico Mundial.
Perspectiva de la ciudad de Dubái

 -   Perspectiva de la ciudad de Dubái

Emiratos Árabes Unidos ha mantenido su primer lugar por cuarto año como la economía más competitiva en Oriente Medio y África del Norte, ya que mejoró su puntuación en ocho de los 12 pilares clave que incluyen la estabilidad macroeconómica, la infraestructura, tecnología y dinamismo empresarial, según el Foro Económico Mundial. EAU se sitúa así en la segunda economía árabe más grande, saltando dos lugares hasta el puesto 25 a nivel mundial en el Informe de Competitividad Global 2019 publicado anualmente por la organización con sede en Ginebra.

La encuesta clasifica a 141 países según su desempeño en 12 pilares económicos clave. EAU obtuvo un puntaje perfecto de 100 en estabilidad macroeconómica junto con Singapur, que se puso primero en la lista por delante de Estados Unidos y se convierte en el país más competitivo a nivel mundial. En ese contexto, Emiratos Árabes Unidos ocupó el segundo lugar en la adopción de las TIC en general después de Corea del Sur y el cuarto en el mercado de productos, un indicador que evalúa la competencia del mercado interno y la apertura comercial, según el informe. En general, el desempeño de EAU mejoró en 52 de 103 subindicadores bajo los 12 pilares principales. El país se ubicó entre las cinco economías con mejor desempeño en 19 indicadores, y entre las 20 mejores del mundo en 57 indicadores este año. Arabia Saudita, la mayor economía árabe, ocupó el puesto 36 en el ranking de competitividad global, mientras que Bahréin, la economía más pequeña del Golfo Arábigo, ocupó el puesto 45 en la lista global, seguida inmediatamente por Kuwait. Omán cayó seis lugares a la posición 53.


Por su parte, España ha mejorado tres posiciones en el Índice Global de la Competitividad como referencia a los inversores y  este año ocupa el puesto 23, (dos más arriba que EAU) de entre los 141 países evaluados. "España ha tenido una mejora real, su subida no se debe a que otros han bajado, sino a que ha progresado en todos los pilares", explicó a la agencia de noticias EFE uno de los autores del informe. En América Latina, Chile mantiene liderazgo como país más competititvo a nivel global y está en la posición 33, seguido por México (puesto 48), Uruguay (54) y Colombia (57). Más atrás se ubican Perú (65), Brasil (71) y Argentina (83), y entre los últimos lugares, Ecuador (90), Bolivia (107) y Venezuela (133). Diez años después de la crisis financiera mundial, la economía del planeta permanece encerrada en un ciclo de crecimiento de productividad bajo o plano a pesar de la inyección de más de 10.000 millones de dólares por parte de los bancos centrales.