Emiratos prueba con éxito la vacuna china contra la COVID-19 en más de 5.000 voluntarios

La vacuna número 5000 se administró en presencia del subsecretario interino del Departamento de Sanidad, el doctor Jamal Al-Kaabi
Un científico clasifica muestras en un laboratorio

PHOTO/REUTERS  -   Un científico clasifica muestras en un laboratorio

“Varias vacunas se encuentran en la fase tres de las pruebas clínicas y todos esperamos que de ellas salgan vacunas eficaces que ayuden a que la gente no se infecte”. Con estas palabras, el director de la Organización Mundial de Salud Tedros Adhanom Gebreyesus destacaba durante su conferencia habitual en Ginebra algunos de los principales avances en la carrera para encontrar un antídoto que acabe con la COVID-19. Hace tres semanas, Emiratos Árabes Unidos (EAU) comenzó la tercera fase de pruebas de la vacuna en la que trabaja junto a la farmacéutica china Sinopharm para combatir la COVID-19, una de las más avanzadas en la fase de ensayos en el mundo. Los resultados de este ensayo – en el que han participado más de 5.000 voluntarios – están mostrando el éxito de este procedimiento. 

La vacuna número 5000 se administró en presencia del subsecretario interino del Departamento de Sanidad, el doctor Jamal Al-Kaabi, en el centro de registro y examen que se estableció recientemente para este propósito, según han informado varios locales. La tercera fase de este ensayo, que comenzó en la capital del país del Golfo el pasado 16 de julio, ha podido llevarse a cabo gracias al “compromiso común” que alentó a voluntarios de más de 80 nacionalidades a participar en este experimento.  

“Hemos llegado a 5.000 receptores de la vacuna más rápido de lo que esperábamos, y creemos que nuestros ensayos avanzan más rápido que en cualquier parte del mundo, gracias al espíritu patriótico del voluntariado y a la fortaleza del sistema de atención médica en los EAU”, ha manifestado el presidente del Consejo de Salud de Enfermedades Infecciosas y Control de Infecciones, Nawal Ahmed Mohammed Al – Kaabi. Además, ha agradecido a los voluntarios, al personal médico y a la administración su trabajo para lograr este éxito. 

Este ensayo se ha realizado bajo la dirección de la empresa G42 Healthcare, en asociación con el departamento de Salud de Abu Dhabi, el Ministerio de Salud y Prevención de Emiratos y la compañía de servicios de Salud de Abu Dhabi (SEHA). El CEO de la compañía G42 Healtchare ha destacado las ventajas de convertirse en voluntario. “Insto a los residentes del país a que sigan realizando el voluntariado y se beneficien de los centros repartidos por los emiratos de Abu Dhabi y Sharjah, que facilitarán los procedimientos de registro, examen médico y vacunación”, ha explicado. 

Entre los más de 5.000 voluntarios que ya han recibido la vacuna de Emiratos hay personas de distintas edades, que van desde los 18 hasta los 60. “Estoy orgulloso de participar en los ensayos clínicos, especialmente porque el personal médico nos dio una explicación clara y útil de todo el proceso. Soy optimista sobre el éxito de estos ensayos clínicos, que permitirán a Emiratos Árabes Unidos y a la humanidad en su conjunto contar con una vacuna exitosa contra la COVID-19”, ha dicho un estudiante de la capital que ha sido entrevistado por el digital Al Roeya. “He estado viviendo en los Emiratos Árabes Unidos durante 4 años en los que este país me ha dado mucho, y la mejor manera en que puedo devolver el favor es como voluntario para participar en ensayos de vacunas”, ha afirmado un residente en Emiratos a este mismo periódico.