Emiratos y Bahréin oficializan los Acuerdos de Abraham con Israel en la Casa Blanca

La ceremonia tendrá lugar en Washington este martes
Emiratos y Bahréin firmarán este martes los  acuerdos para reconocer a Israel en la Casa Blanca

AFP/JACK GUEZ  -   Emiratos y Bahréin firmarán este martes los acuerdos para reconocer a Israel en la Casa Blanca

El gran día para Oriente Medio ha llegado. El tablero de esta región del mundo ha dado un giro de 180 grados tras el anuncio de Emiratos e Israel de establecer de lazos diplomáticos formales. Otro país del Golfo, Bahréin, siguió el pasado viernes los pasos de los emiratíes. Este martes, con Donald Trump como anfitrión, tendrá lugar la firma oficial de los Acuerdos de Abraham en la Casa Blanca. 

La ceremonia, organizada a toda pompa por Trump, establecerá de forma oficial las relaciones diplomáticos entre Israel y dos países del Golfo. Se trata del primer avance hacia la paz de Oriente Medio desde los tratados firmados por Israel con Egipto y Jordania en 1979 y 1994, respectivamente. Parece que el líder de Israel, Benjamin Netanyahu, y los representantes árabes estrecharán sus manos durante el acto, según un alto funcionario estadounidense. Para evitar contagios de coronavirus, todos los participantes de la ceremonia han sido sometidos a un test de coronavirus.

Aunque los contactos entre los estados árabes y las autoridades israelíes llevan tiempo teniendo lugar, nunca se habían oficializado lazos diplomáticos entre los países del Golfo e Israel. El nuevo escenario geopolítico que se abre en Oriente Medio a partir de ahora supone una oportunidad para establecer nuevos acuerdos comerciales, especialmente necesarios para superar los estragos causados por la pandemia. Los cuatro países que se reúnen este martes en la Casa Blanca comparten una hostilidad común hacia Irán. Esta circunstancia es una de las claves que explica el vuelco geopolítico que ha tenido lugar este verano en Oriente Medio. 

“Es un logro de primera clase”, ha señalado David Makovsky, investigador del centro Washington Institute for Near East Policy. Donald Trump se apunta un importante tanto diplomático de cara a las elecciones del próximo otoño, aunque su plan de paz para Oriente Medio presentado en enero aún queda lejos de materializarse. La Autoridad Palestina lo rechaza y le ha negado a Trump su papel como mediador al considerar que defiende los intereses de Israel. Para una parte del mundo árabe la firma de los acuerdos de este martes en Washington constituye “una traición”. El primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, ha afirmado que este martes será “un día oscuro” para el mundo árabe que llevará aparejado fracturas y divisiones. Los palestinos han convocado manifestaciones contra los acuerdos y aseguran haber sido “traicionados”. 

Según Makovsky, Oriente Medio pasa a ser "una nueva región". "Los palestinos quieren esperar hasta ver qué pasa en las elecciones estadounidenses, pero cuando la polvareda se asiente deberán repensar su posición" ha estimado Makovsky. Los acuerdo son una victoria para Netanyahu y aproximan a Israel a su objetivo de ser aceptado en la región. Para Trump, que hasta ahora tenía pocos resultados diplomáticos que ofrecer a los electores, los acuerdos son un éxito que han reconocido hasta sus adversarios demócratas. El propio Donald Trump ha sido nominado para el premio Nobel de la Paz debido a su labor de mediación en Oriente Medio. 

Aunque los Acuerdos de Abraham tienen gran importancia, no soluciona todos los problemas de Oriente Medio. Israel aceptó dejar en suspenso la anexión de Cisjordania, pero podría retomar estos planes en el futuro, algo a lo que los socios del Golfo se oponen. Netanyahu tampoco ha mirado con buenos ojos la intención de comprar aviones de combate F-35 que Emiratos quiere comprar a Estados Unidos y que podrían debilitar la posición de supremacía militar de Israel en Oriente Medio.