PUBLICIDAD

Iberdrola

Emiratos y China suman sus fuerzas para alcanzar de la mano la superficie de la Luna

Aliada con Washington y la NASA, es la primera vez que el país del Golfo alcanza un acuerdo de cooperación espacial con Pekín
Foto1EmiratosChinaLunaCoopCreMbsrc

PHOTO/MBRSC  -   El segundo jefe de la Agencia Espacial China, Wu Yanhua, y el director general del Centro Espacial Mohammed bin Rashid, Salem al-Marri, han acordado que el vehículo Rashid 2 volará a la Luna en 2026 a bordo de la misión Chang’e-7

La Unión de Emiratos Árabes ha sorprendido a la inmensa mayoría de la comunidad espacial internacional al suscribir un acuerdo de cooperación con Pekín para alojar su vehículo Rashid 2 en la misión china Chang’e-7, que está programada para volar a la Luna y descender sobre su superficie en el año 2026.

El que es el primer acuerdo bilateral en materia espacial entre China y Emiratos ha sido suscrito el 16 de septiembre por el segundo jefe de la Administración Espacial Nacional de China (CNSA), Wu Yanhua, y el director general del Centro Espacial Mohammed bin Rashid (MBRSC) de Dubái, Salem al-Marri, quien ha precisado que Rashid 2 es una misión dedicada a “explorar nuevas zonas de la geografía lunar”.

China abrió su misión Chang’e-7 a la cooperación internacional en junio de 2021, lo que han aprovechado las autoridades emiratíes para negociar un pacto con Pekín, hacer acto de presencia en una misión de exploración del presidente Xi Jinping y diversificar su apuesta y sus expectativas de convertirse en un actor a tener muy en cuenta en el escenario espacial mundial.

Foto2EmiratosChinaLunaCoopCreWam
PHOTO/WAM - El pequeño rover Rashid 1 incorpora dos cámaras de gran sensibilidad. Su viaje al espacio desde Cabo Cañaveral (Florida) está programado a partir del próximo mes de noviembre en un cohete Falcón 9 de SpaceX

Astronave de unas 8 toneladas, la ambiciosa misión Chang’e-7 consta de un orbitador lunar, un módulo de superficie, un vehículo autónomo de exploración y una pequeña sonda robótica para internarse en cráteres en busca de agua. El acuerdo ahora alcanzado entre la CNSA y el MBRSC implica que también portará un pequeño rover desarrollado por ingenieros emiratíes.

A quienes no ha pillado por sorpresa la decisión de la nación del Golfo es a la Administración Biden y a la NASA, que han sido previamente informadas. Aliado clave de Estados Unidos en la región de Oriente Medio en los planos geopolítico, militar y económico, Emiratos fue una de los primeros países en suscribir el 13 de octubre de 2020 los acuerdos Artemis de la NASA.

Foto3EmiratosChinaLunaCoopCreCnsaClep
PHOTO/CNSA-CLEP - La tecnología china ofrece garantías suficientes a las autoridades de Emiratos. Pekín ya ha situado con éxito dos módulos de superficie e igual número de vehículos exploratorios, tanto en el lado visible como en la cara oculta de la Luna
Total confianza en la tecnología china

Al estar presente en Artemis, el vicepresidente, primer ministro de Emiratos y gobernante de Dubái, el jeque Mohamed bin Rashid al-Maktoum, se asegura una participación en las diferentes misiones robóticas y tripuladas lideradas por Washington para el retorno de seres humanos a la Luna a partir de 2025 y en la futura explotación de sus recursos. 

La Agencia Espacial y el MBRSC de Emiratos mantienen otros estrechos e importantes acuerdos de cooperación con la Agencia espacial norteamericana. Uno de ellos para la formación de los astronautas emiraties en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, Texas, donde hasta el momento se han adiestrado los cuatro miembros de su Cuerpo de Astronautas, tres hombres y una mujer.

Ambas instituciones también mantienen vínculos con empresas espaciales de Estados Unidos. Uno de más importantes es con la sociedad Axiom, con el que el MBRSC firmó un contrato en abril pasado para que el segundo astronauta emiratí, Sultán al-Neyadi, pueda volar en la misión Crew Dragón 6 a la Estación Espacial Internacional (ISS) en la primavera de 2023, junto a dos astronautas norteamericanos y otro ruso. 

Foto4EmiratosChinaLunaCoopCreMbrsc
PHOTO/MBRSC - Las autoridades emiratíes han aprovechado la apertura de la misión lunar Chang’e-7 a la cooperación internacional para iniciar su colaboración espacial con China y diversificar su apuesta lunar

Pero, al igual que la NASA, la agencia espacial china ofrece garantías más que suficientes a las inversiones que Emiratos esté dispuesto a volcar en la tecnología espacial del gran país de Oriente Lejano. Pekín ya ha situado con éxito en la Luna dos módulos de superficie y otros tantos vehículos exploratorios, tanto en el lado visible como en la cara oculta.

De 1,2 toneladas, Chang’e-3 y su rover Yutu descendieron sobre la Luna en diciembre de 2013. De 3,6 toneladas, Chang’e-4 y Yutu-2 lo hicieron en enero de 2019 en la lado no visible desde nuestro planeta. Y la misión Chang’e-5, de 8,2 toneladas, se posó el 1 diciembre de 2020 y envió a la Tierra pequeñas muestras de la Luna 15 días después, toda una proeza.

Foto5EmiratosChinaLunaCoopCreWam
PHOTO/WAM - Los altos directivos del MBRSC de Emiratos reciben explicaciones en pantalla de cómo el vehículo lunar Rashid 1 enviará señales al módulo de superficie Hakuto-R, que sus antenas retransmitirán a la Tierra
Antes a la Luna con Japón… y también con Israel

Chang’e-6 volará en 2024 para mejorar la misión anterior, el mismo año en que Israel y Emiratos quieren situar en la Luna la misión conjunta Beresheet 2, cuyo acuerdo fue ratificado en octubre de 2021.

Del vehículo de exploración lunar Rashid 2 no ha trascendido dato alguno, salvo que será un desarrollo del pequeño Rashid 1 de 10 kilos que incorpora dos cámaras de gran sensibilidad. Si no surgen retrasos provocados por las consecuencias de la guerra de Ucrania sobre el sector espacial, su despegue desde Cabo Cañaveral (Florida) programado a partir del próximo noviembre en un cohete Falcón 9 de SpaceX.

Foto6EmiratosChinaLunaHakutoRCreIspace
PHOTO/Ispace - Hakuto-R se encuentra en IABG (Alemania), donde se verifica si cumple las especificaciones exigidas. Terminados los ensayos, se enviará a Estados Unidos para su preparación de cara a su puesta en órbita

El MBRSC tiene un contrato con la compañía privada japonesa Ispace para que la misión inaugural de su módulo de superficie lunar Hakuto-R deposite al Rashid 1 sobre el satélite natural de la Tierra.

Las pruebas finales de vibración y vacío térmico de Hakuto-R están a punto de concluir en la sede de la compañía IABG en Alemania, que debe acreditar que todo el sistema está preparado para soportar el despegue y su permanencia sobre la polvorienta Luna. Una vez terminados los ensayos a finales de septiembre o principios de octubre, Hakuto-R se enviará a Estados Unidos para su preparación de cara a su lanzamiento.

Foto7EmiratosChinaLunaCoopCreMbsrc
PHOTO/MBSRC - El compromiso de volar Rashid 2 en la misión Chang’e-7 es el primer acuerdo bilateral en materia espacial entre China y Emiratos que, previsiblemente, dará paso un acuerdo marco que ampare nuevas colaboraciones

La Luna es el segundo objetivo ultraterrestre de Emiratos después de Marte. La astronave Al-Amal (Esperanza) fue lanzada desde Japón en un cohete nipón H-2 en julio de 2020. El que es el primer satélite propiedad de una nación árabe en llegar y orbitar el Planeta Rojo se mantiene dando vueltas alrededor e investigando su atmósfera desde principios de 2021, lo que ha supone situar al país del Golfo como quinta nación en alcanzar a nuestro vecino planeta.