Emiratos y Chipre firman un memorando sobre cooperación militar 

Este se suma a los últimos acuerdos alcanzados por la nación del Golfo con otros países como Grecia e Irak
Mohammed bin Ahmed al-Bowardi, ministro de Estado de Asuntos de Defensa de Emiratos

PHOTO/WAM  -   Mohammed bin Ahmed al-Bowardi, ministro de Estado de Asuntos de Defensa de Emiratos

El ministro de Defensa emiratí Mohamed bin Ahmed al-Bowardi y su homólogo chipriota, Charalambos Petrides, mantuvieron el martes una reunión telemática en la que firmaron un memorando de entendimiento sobre cooperación en el área militar y de defensa.  

Al-Bowardi elogió las relaciones estratégicas entre Emiratos Árabes Unidos y la República de Chipre, destacando que este memorando contribuirá de manera efectiva a fortalecer la acción conjunta con el objetivo de aumentar las capacidades en materia de defensa.  

Por su parte, el ministro chipriota destacó la importancia de este acuerdo para lograr la seguridad y estabilidad de la región. “Este memorando de entendimiento es fruto de nuestras excelentes relaciones bilaterales en general y de nuestra afinidad en una serie de cuestiones internacionales y regionales”, aseguró Petrides. “Consideramos este memorando de entendimiento como un paso hacia el desarrollo de una asociación de defensa sólida, sostenida y a largo plazo entre Chipre y los Emiratos Árabes Unidos”, añadió.  

La firma tiene lugar tan solo dos meses después de un acuerdo similar firmado entre Emiratos y Grecia, el gran aliado de Chipre. El memorando firmado en noviembre entre Atenas y Abu Dabi incluyó una cláusula de defensa mutua en caso de que alguno de los dos países se vea amenazado.  

El acuerdo, que fue ratificado durante la visita del primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis a la capital emiratí, persigue el objetivo de contribuir a la defensa y mantener la seguridad, soberanía, unidad e independencia territorial de Grecia y Emiratos Árabes Unidos, en la medida de lo posible. 

La implementación del acuerdo será monitoreada por comités conjuntos, con el objetivo de intercambiar información clasificada y estacionar fuerzas militares de un país en el territorio del otro.  

Los memorandos firmados por Emiratos con Chipre y Grecia tienen el objetivo de contrarrestar a Turquía, país con el que los tres mantienen una difícil relación. El pasado mes de agosto, cuatro aviones F-16 de las Fuerzas armadas emiratíes estuvieron estacionados en la base aérea de Souda (Creta), durante un mes realizando ejercicios con la fuerza aérea estadounidense mientras se producían los primeros episodios de tensión entre Grecia y Turquía a cuenta del Oruç Reis en el Mediterráneo oriental.  

El último capítulo en las disputas entre Ankara y Atenas, que a pesar de pertenecer a la OTAN tradicionalmente han mantenido unas tensas relaciones de vecindad, se produjo a raíz del descubrimiento de hidrocarburos en las aguas del Mediterráneo oriental. El envío del buque Oruç Reis por parte de Turquía a las aguas del sur de la isla griega de Kastellorizo para realizar un peritaje sísmico, hizo saltar las alarmas en la capital griega.  

Además, el acuerdo firmado entre Turquía y el Gobierno de Acuerdo Nacional de Libia, que este tiempo atrás ha contado con la ayuda militar turca, incluyó territorio marítimo perteneciente a Grecia y Chipre.  

En mayo de 2020, los ministros de Relaciones Exteriores de Chipre, Egipto, Francia, Grecia y Emiratos Árabes Unidos emitieron una declaración conjunta “denunciando las actividades ilegales turcas en curso en la zona Económica Exclusiva chipriota y sus aguas territoriales” en tanto que representaban “una clara violación del derecho internacional” tal y como se refleja en la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.  

El Gobierno turco en todo momento ha rechazado las acusaciones griegas de llevar a cabo prospecciones de forma “ilegal” a poca distancia de varias de sus islas y asegura que todas se han llevado a cabo en la plataforma continental turca. 

Por el momento, el próximo 25 de enero los ministros de Asuntos Exteriores de Turquía y Grecia retomarán las conversaciones en Estambul para tratar de llegar a un acuerdo. El primer ministro heleno expresó que deseaba que se retomaran en el punto en que se quedaron en 2016 y espera que las relaciones bilaterales mejoren en lo sucesivo. 

El apoyo de Emiratos a Chipre y Grecia se explica por su relación hostil con Turquía a la que también su vecina Arabia Saudí ve como un obstáculo para sus intereses. Uno de los motivos por los que la mayoría de los países del Golfo cortaron relaciones diplomáticas en 2017 con Qatar fue por sus cada vez más estrechos lazos con Ankara. Otro ejemplo lo encontramos en la guerra civil libia, en la que EAU ha estado apoyando al mariscal Haftar mientras que Turquía hizo lo propio con el Gobierno de Trípoli.  

Emiratos también se interesa por Irak 

El ministro de Defensa iraquí, Juma Inad Saadoun hace pocos días visitó Abu Dabi para abordar cuestiones del ámbito militar de mutuo interés. En la una reunión mantenida con el príncipe heredero, Mohamed bin Zayed, y con el ministro de Defensa emiratí hablaron de la necesidad de ampliar la cooperación en la industria militar para garantizar la estabilidad de la región tan amenazada por grupos terroristas, y más concretamente por los restos de Daesh que siguen siendo un problema para Bagdad.