PUBLICIDAD

Iberdrola

Encañonan a la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner

El agresor fue detenido tras intentar disparar a quemarropa contra la vicepresidenta argentina
TV PUBLICA ARGENTINA/vía Reuters TV/Handout via REUTERS - Un hombre apunta con una pistola a la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sin que se produzcan disparos

TV PUBLICA ARGENTINA/vía Reuters TV/Handout via REUTERS  -   Un hombre apunta con una pistola a la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sin que se produzcan disparos

Un hombre apuntó con un arma de fuego corta a la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, e intentó abrir fuego en varias ocasiones, sin éxito. Se produjo el jueves por la noche en la ciudad de Buenos Aires, frente al domicilio de la líder política.

En el momento del ataque, CFK atravesaba una manifestación de apoyo cerca de su domicilio. Arropado por la multitud, el atacante aprovechó el momento en el que CFK se acercó a saludar a los manifestantes. Después de su intento fallido, el atacante fue detenido por los miembros de la Policía Federal Argentina presentes en el lugar. Se trata de Fernando André Sabag Montiel, nacional brasileño de 35 años, residente en Argentina y con varios antecedentes por uso indebido de armas. 

De acuerdo con la Policía Federal Argentina, en 2021, Fernando André Sabag Montiel ya fue detenido por llevar un cuchillo de 35 cm de largo junto a él en un coche sin matricular por el centro de Buenos Aires. 

TV PUBLICA ARGENTINA/vía Reuters TV/Handout via REUTERS - La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, es escoltada después de que un hombre le apuntara con un arma
TV PUBLICA ARGENTINA/vía Reuters TV/Handout via REUTERS - La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, es escoltada después de que un hombre le apuntara con un arma

El arma incautada al agresor es una Bersa Lusber 84, una semiautomática de pequeño tamaño y producción argentina. De acuerdo con las fuentes oficiales, el arma se encasquilló y no disparó, pero a estar en buen estado y cargada con 5 proyectiles. 

No es el primer incidente violento de la semana. El día anterior, la Policía Federal Argentina ya detuvo a otro individuo más que con una bicicleta de reparto de comida circulaba por la calle de la mandataria profiriendo insultos contra esta. De acuerdo con el cuerpo de policía, el individuo se detuvo y sacó una llave francesa con la clara intención de golpear a los manifestantes que mostraban su respaldo a CFK por la causa judicial abierta contra la líder Kirchnerista. 

“Este hecho es de una enorme gravedad. Es el más grave que ha ocurrido desde que recuperamos nuestra democracia”, sostuvo el presidente argentino, Alberto Fernández, que dio un comunicado oficial. “Estamos obligados a recuperar la convivencia democrática que se ha quebrado por el discurso del odio. […] La paz social ha sido alterada. Argentina no puede perder ni un minuto más. Es necesario desterrar la violencia del discurso político”. Para concluir su alocución, el presidente argentino declaró el día 2 de septiembre como festivo nacional para que “el pueblo argentino pueda expresar su solidaridad con nuestra vicepresidente”. 

Las primeras hipótesis vinculan al autor del ataque con grupos de extrema derecha. En fotos del perfil de Instagram de Sabag Montiel, se pueden apreciar varios tatuajes que contienen simbología neonazi, como son el sol negro. El detenido tuvo una aparición fugaz en la televisión argentina hace algunas semanas, en la que profesó su rechazo a la vicepresidenta argentina. 

Tanto la comunidad política argentina como la escena internacional han condenado el ataque a la vicepresidente y se han mostrado consternados por lo sucedido. 
Desde su llegada al poder, CFK ocupó un gran protagonismo político durante sus dos mandatos, e incluso después de ellos con la victoria presidencial de Mauricio Macri en 2015. En 2019, una alianza con Alberto Fernández la devolvió a la primera fila gracias a lo que algunos analistas políticos argentinos describen como una jugada magistral. 

Ahora el clima político argentino se tensa especialmente después de retomar fuelle las causas judiciales abiertas contra la vicepresidenta, contra quien la fiscalía pide 12 años de prisión por defraudar más de 5.200 millones de pesos argentinos, según la acusación. 

Coordinador América: José Antonio Sierra