PUBLICIDAD

Iberdrola

Energías renovables: menos dinero y más colaboración

La Fundación Friedrich Naumann ha organizado una mesa para analizar el proceso de desarrollo de energías renovables
conferencia-tunez-naumann

ATALAYAR  -   Conferencia organizada por la Fundación Friederich Naumann

Desarrollar energías renovables es una de las tareas que los Gobiernos y organizaciones internacionales tienen marcado en rojo en todas sus agendas. Saben que es un sector del que dependerá gran parte del progreso de los próximos años, aunque, por el momento, desarrollar políticas conjuntas está siendo una tarea más complicada de lo que muchos imaginaban hace tiempo. Y lo es en buena parte porque existen muchas barreras burocráticas que están dificultando la implementación de sistemas de energías renovables. Y no sólo a nivel global, sino también al estatal, como ocurre en el caso de Túnez.

“Towards a net zero carbon emissions scenario in the Mediterranean: Engaging dialogue to explore opportunities and overcome challenges”, es el título de la ponencia organizada por la Fundación Friederich Naumann en colaboración con el Instituto de Estudios Mediterráneo. La conferencia moderada por Iskander Ben Mustapha, asesor en el sector privado en desarrollo internacional y energías renovables, estuvo centrada en el desarrollo de estas energías en el mundo y, concretamente, en los vínculos que se pueden establecer a nivel global. Además, se trataron las muchas posibilidades que ofrece Túnez y las barreras que se está encontrando la industria para poder llevar las ideas a la realidad.

mustafah-aesor-tunez
ATALAYAR - Conferencia organizada por la Fundación Friedrich Naumann

Ramzi Jelalia, abogado tunecino con amplia experiencia en asesoría en el sector energético, y Abdelatif Hammouda, presidente de la Asociación de Productores de Energía de Fuentes Renovables de Túnez, completaron una mesa en la que se debatió acerca de los motivos que están complicando la implementación de energías verdes. Lo que se tenía claro es que se debe tener en cuenta que el país tunecino está pasando por un proceso de inestabilidad, algo que no deja un contexto fácil. Sin embargo, los ponentes coincidían en que, si bien no es sencillo, no se hace todo lo que se puede o, al menos, es la sensación que queda en el sector energético.

Jelalia hablaba de la necesidad de crear una buena base legal que haga posible el desarrollo de infraestructuras para energías renovables ya que uno de los problemas fundamentales a los que se enfrentan los empresarios del sector es la inmensa cantidad de trabas que existen para poder llevarlos a cabo. El proceso de crear nuevas leyes que faciliten estos procesos está siendo muy lento y hay numerosos proyectos que están quedando bloqueados ante esta situación. Incluso algunos están recibiendo informes negativos en base a especificaciones, algo que, con la nueva ley que se quiere implantar, no sería posible.

evento-fundacion-friederich-naumann
ATALAYAR - Conferencia organizada por la Fundación Friedrich Naumann

No obstante, el problema en el sector energético tunecino no se limita a las propias trabas que existen en el país. Iskander Ben Mustapha señala también a la estrategia que se está siguiendo desde la Unión Europea a la hora de establecer lazos con el sur. Sí es cierto que las iniciativas tienen un objetivo ambicioso, pero, desde el punto de vista de Mustapha, las ayudas económicas no sirven si no van de la mano de un aprendizaje que, dice, aún requieren países como Túnez.

El asesor de energías renovables pide que desde la Unión dote de infraestructuras y conocimiento a países de África para que estas crezcan en el sector energético, en vez de enviar dinero que, como consecuencia del desconocimiento en muchos países, no se pueda sacar el mayor partido de él. Pide estudios para conocer la situación y los problemas de cada país, cuyas diferencias también dificultan una respuesta única, ya que cada contexto requiere una forma de actuar. Sólo de esta manera, tras un estudio de las problemáticas y las soluciones que se requieren, se podrá mejorar realmente la instalación de sistemas de energías renovables y mejorar los lazos que unen África con Europa en este sector.