Enseñanza de las lenguas cooficiales, digitalización y mayor implantación internacional, retos del Instituto Cervantes

García Montero presentó las conclusiones de la Reunión de Directores en San Sebastián
Luis García Montero, en el centro, flanqueado por Irene Larraza, directora del Instituto Etxepare, y Denis Itxaso, delegado del Gobierno en el País Vasco

Foto: Instituto Cervantes/Luis Yugo  -   Luis García Montero, en el centro, flanqueado por Irene Larraza, directora del Instituto Etxepare, y Denis Itxaso, delegado del Gobierno en el País Vasco

El Instituto Cervantes clausuró la Reunión Anual de Directores que se desarrolló desde el lunes en San Sebastián con el compromiso de promocionar las lenguas cooficiales de España, avanzar en la digitalización y trabajar por extender su implantación física en nuevos países, según señaló el director del Cervantes en rueda de prensa. 

El respaldo al euskera, el gallego y el catalán fue uno de los aspectos más destacados por Luis García Montero: "En nuestro mandato legal está la defensa y divulgación de las lenguas de todas las nacionalidades del Estado español", reiteró, porque "la multiculturalidad y el bilingüismo son una riqueza y un bien democrático" que hay que preservar, como ya ha hecho Europa.

"Quien diga que el español está en peligro está falseando la realidad", puntualizó, si bien algunas lenguas no hegemónicas sí se encuentran en esa situación. Un riesgo que no afecta al euskera, que "ha dejado de ser un idioma en peligro extinción".

El Cervantes reforzará su apuesta por impartir cursos de euskera, una lengua que ha venido enseñando en los últimos lustros en un total de once ciudades de nueve países: Alemania (Múnich y Berlín), Bélgica (Bruselas), Rusia (Moscú), Estados Unidos (Nueva York y Chicago), Francia (Burdeos), Hungría (Budapest), Austria (Viena), Japón (Tokio) e Irlanda (Dublín). Anunció que tiene intención de firmar un acuerdo de colaboración, basado al que tiene vigente con el Instituto Etxepare, para reforzar la enseñanza del euskera e incluso "conseguir sostener cursos que no son mayoritarios". "Siempre que haya un interesado, intentamos darle respuesta en su educación", apuntó. 

García Montero manifestó su satisfacción por haber celebrado la Reunión Anual en San Sebastián, una ciudad que "es un punto de referencia para la cultura", en especial en los campos del cine (con su reconocido Festival Internacional) y la música (el Festival de Jazz). Una ciudad "donde las distintas lenguas conviven, facilitan el entendimiento y nos enriquecen a todos".

Tras la reciente inauguración del centro Cervantes de Dakar (Senegal), la primera que se celebra desde 2012, los planes de expansión territorial se plasmarán en dos ciudades estratégicas: Los Ángeles (Estados Unidos), donde ya cuenta con una sede en Hollywood la que instalarse, y Seúl (Corea del Sur), cuya pequeña Aula Cervantes se convertirá en centro.

La transformación digital es otro reto fundamental para el Cervantes porque "tenemos que pasar de la cultura urbana a la cultura digital". También, consolidarse como referente de la democracia española y europea que transmite los valores democráticos, la solidaridad ante la desigualdad y la pobreza.

Por último, García Montero agradeció su colaboración al Gobierno Vasco, a la Diputación Foral de Guipúzcoa, al Etxepare y a la Delegación del Gobierno. Estos dos últimos participaron también en la rueda informativa.

El delegado del Gobierno en el País Vasco agradeció la elección de la ciudad para el encuentro anual, porque permite avanzar en el conocimiento del euskera y de la cultura vasca en los 47 países donde está presente el Instituto Cervantes. Una elección que proyectará al mundo la imagen de Euskadi, además de demostrar el interés por las lenguas cooficiales y la sensibilidad con instituciones como Euskaltzaindia (la Academia de la Lengua Vasca).

Para Denis Itxaso, esta elección (como se hizo en 2005 con la celebración en otra Comunidad bilingüe como Galicia) evidencia "el compromiso con la diversidad, la defensa de la libertad y la apuesta por cooperar y enriquecernos mutuamente".

Por su parte, la directora del Instituto Etxepare, Irene Larraza, elogió la sensibilidad de García Montero, con quien ha trabajado en estrecha cooperación y a quien definió como "un poeta con traje de director del Instituto Cervantes". "Tenemos muchos cómplices", dijo, y uno de ellos es el Instituto Cervantes, que coincide con el Etxepare en esforzarse por comprendernos mutuamente.

Proyectos en Europa

En esta última jornada de la Reunión Anual continuaron las presentaciones. La primera corrió a cargo del experto digital Mario Tascón, seguida de otras cinco a cargo de directores de centros europeos (los de Londres, Bucarest, Berlín, Rabat y París), que expusieron proyectos relacionados con las certificaciones de calidad y de competencias docentes, los diversos programas en red, o la enseñanza y las actividades culturales para niños.

También presentaron CANOA (la red panhispánica para la internacionalización de la cultura en español), Philippe Robertet, subdirector de Relaciones Internacionales del Instituto Cervantes, y los responsables de tres importantes entidades hispanoamericanas en España: el Centro Cultural Inca Garcilaso (Perú, con Alonso Ruiz-Rosas), el Instituto Caro y Cuervo (Colombia, con Martín Gómez) y el la UNAM (México, con Diego Celorio).

El encuentro anual del Cervantes se cerró con una sesión en el Ayuntamiento, en cuyo Salón de Plenos intervino el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, y el director y la secretaria general del Instituto.

Enviado por José Antonio Sierra, asesor de Hispanismo.