PUBLICIDAD

Iberdrola

Erdogan anuncia que Estados Unidos y Rusia se han comprometido a no usar armas nucleares

El viceministro de Exteriores ruso ha asegurado que el desarme nuclear será abordado en dos semanas en Egipto en el marco de los tratados START
erdogan-putin

PHOTO/RUSSIAN PRESIDENCY  -   El presidente ruso, Vladímir Putin, recibe en su residencia de Sochi al líder turco, Recep Tayyip Erdoğan

La reunión de los jefes de los servicios de inteligencia norteamericano y ruso el pasado lunes en Ankara tuvo como resultado el compromiso de no hacer empleo de armas nucleares, al menos de momento. Así lo ha hecho saber el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien ha asegurado que, según la información proporcionada por los servicios secretos otomanos, “por ahora, ninguno de los dos (Rusia y Estados Unidos) hará ningún intento de emplear armas nucleares”.

William Burns, director de la CIA, y su homólogo ruso Serguéi Naryshkin, se reunieron en la capital turca en lo que ha sido el encuentro de mayor rango desde que Moscú iniciase la invasión de Ucrania a principios de año. Fahrettin Altun, director de comunicaciones de Turquía, dijo en declaraciones a The Associated Press que la reunión estaba “relacionada con amenazas contra la seguridad internacional, comenzando con el uso de armas nucleares”. A eso hay que añadir las palabras del portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, que confirmó el encuentro y que, además, aseguró que “se trató de una iniciativa del lado estadounidense”.

turquia-grecia-erdogan-amenazas-mediterraeno-mar-egeo-disputa-fronteras
PHOTO/AP  -   El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

Este primer acercamiento ha dejado el compromiso en materia nuclear anunciado por Erdogan, pero la intención es que las posturas estadounidense y rusa den un paso más en las próximas semanas. El tema del desarme nuclear será abordado en El Cairo en el marco de la comisión bilateral sobre los tratados START – acuerdos entre Estados Unidos y Rusia para reducir sus capacidades nucleares –, según el viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov, quien también se quiso referir al encuentro entre los máximos responsables de la inteligencia de ambos países. La reunión “se llevó a cabo a través de los servicios especiales. Los temas que se trataron allí son de carácter delicado”, decía Riabkov.

cumbre-joe-biden-vladimir-putin
AP/SAUL LOEB  -   El presidente Joe Biden y el presidente ruso Vladimir Putin, llegan para reunirse en la 'Villa la Grange'

La comisión del START III fue anunciada el día 9 de noviembre por la portavoz rusa de Exteriores, María Zajárova, quien explicó que en lo que respecta a estos acuerdos, la comunicación con Washington no se había detenido en ningún momento. Además, Zajárova decía que no se trata de un proceso de negociación, sino un trabajo “práctico” y “constante” que llevan a cabo ambas partes en aras del cumplimiento de los acuerdos firmados por primera vez en 1991.

Serguéi Riabkov también hizo alusión a este próximo encuentro en territorio egipcio, en el que dijo que la lista de temas a tratar es “extensa”. Y, además, se mostraba abierto a tratar cualquier aspecto asegurando que “no hay temas cerrados, no hay tabúes”. La parte rusa asegura estar discutiendo “de manera tranquila y constructiva”, por lo que esperan que Washington afronte la reunión de la misma forma. Creen que desde Occidente se está intentado acusar a Moscú de unas “intenciones inexistentes” en lo que al uso de armas nucleares se refiere.

portavoz-exterior-rusa
PHOTO/ARCHIVO - María Zajárova, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia

En esa línea, el viceministro dice que el empleo de armas nucleares sólo podría ser posible en dos situaciones: “Cuando se lleva a cabo un ataque contra nosotros o nuestros aliados usando armas nucleares u otros tipos de armas de destrucción masiva”, y un segundo escenario que se daría “cuando se efectúa un acto de agresión contra Rusia utilizando armas convencionales y la situación ha llegado a un punto en el que la existencia misma de nuestro Estado está amenazada”. Cree que “no importa cuán firmes nos mantengamos en este tema, (…) están tratando de imputarnos algunas intenciones inexistentes, lo que es solo un reflejo del curso hacia la demonización de Rusia”.

La semana del 29 de noviembre al 6 de diciembre será muy importante de cara al START III ya que, tras la invasión rusa de Ucrania, se paralizaron las conversaciones sobre el acuerdo. Ahora, 266 días después del estallido de la guerra, norteamericanos y rusos se volverán a sentar en una mesa de diálogo donde el desarme nuclear ocupará el primer lugar en la agenda. Es más importante aún si cabe debido a la prohibición emitida en agosto por Rusia sobre las inspecciones de Estados Unidos en su arsenal de armas nucleares, al escudarse en dificultades para hacer lo propio en territorio estadounidense.

atalayar-presidente-putin-rusia
PHOTO/ARCHIVO  -  El presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin

El último acuerdo, el Nuevo START o START III fue prorrogado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden y su homólogo en el Kremlin, Vladimir Putin, en 2021 para los próximos cinco años. El objetivo del memorando es reducir en un 30% el número de cabezas nucleares, dejando la cifra en 1.550 para cada país. También hace referencia a los misiles balísticos intercontinentales, limitados a 700 en virtud de este acuerdo, así como el de lanzaderas para misiles intercontinentales, lanzaderas submarinas para misiles balísticos y bombarderos estratégicos con equipamiento para armamento nuclear a los 800.

atalayar-von-der-leyen-entrega-el-cuestionario-a-responder-por-ucrania-como-paso-previo-a-la-candidatura
PHOTO/JANIS LAIZANS  -   Von der Leyen entrega el cuestionario a responder por Ucrania al presidente Volodímir Zelenski, paso previo a la candidatura para la adhesión a la Unión Europea
Rusia acepta la renovación del acuerdo del cereal ucraniano

Además de este próximo encuentro, Rusia ha dado su brazo a torcer a pesar de las amenazas de no renovar el acuerdo que permite la exportación del cereal ucraniano. La fecha límite para renovar este acuerdo estaba fijada el sábado 19 de noviembre y se requería la aceptación unánime de Rusia, Ucrania, Turquía y Naciones Unidas. No obstante, los rusos no parecían por la labor de renovarlo alegando que preferían esperar a la retirada de las limitaciones contra su exportación de grano y fertilizantes que, aunque sin estar sancionados directamente, el miedo de las empresas occidentales a recibir sanciones secundarias evita comerciar con exportadores rusos.

La renovación de la denominada oficialmente Iniciativa de Cereales del Mar Negro para los próximos cuatro meses ha sido celebrada por el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien pone en valor la prolongación al ser un acuerdo que “facilita la navegación segura de las exportaciones de cereales, alimentos y fertilizantes desde Ucrania”. Además, dice Guterres, “muestra la importancia de la diplomacia discreta en encontrar soluciones multilaterales”, y, sobre todo, mantiene abierta una de las vías de exportación más importantes de Ucrania que se mantendrá abierta al menos por 120 días más. 

Coordinador de América: José Antonio Sierra.