Erdogan busca extender sus tentáculos en Somalia

El país africano invita a Turquía a explorar su territorio en busca de petróleo, según Ankara
Erdogan

AFP/OZAN KOSE  -   El presidente turco Recep Tayyip Erdogan en la ceremonia de inauguración del nuevo gasoducto TurkStream

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan está resuelto por ampliar su influencia en el Cuerno de África. Según la emisora de televisión privada turca NTV, Somalia ha invitado a Turquía a buscar petróleo en sus aguas. 

No es la primera vez que Ankara colabora con Somalia ya que protagonizó importantes ayudas tras la importante hambruna en 2011 que sufrió el país africano. Ingenieros turcos contribuyeron a construir infraestructuras en el país del Cuerno de África. Empresas turcas hicieron inversiones y oficiales turcos entrenaron a soldados somalíes para la formación del Ejército. Se construyeron carreteras, hospitales, mezquitas y escuelas; se amplió el aeropuerto y se forjaron, en fin, muchas asociaciones comerciales.

No en vano, Erdogan fue recibido en 2015 como un ‘héroe’ cuando visitó Mogadiscio con toda su familia. Un homenaje que las autoridades somalíes dieron al presidente turco. 

Erdogan revelaba al regresar a su país procedente de la cumbre de Berlín sobre Libia que “hay una oferta de Somalia”. “Nos dicen: ‘Hay petróleo en nuestros mares. Están llevando a cabo estas operaciones con Libia, pero también pueden hacerlo aquí. Esto es muy importante para nosotros’.  Por lo tanto, nos moveremos para hacer nuestras operaciones allí”, aseguró el presidente de Turquía.

La colaboración entre Turquía y Somalia se enmarca en la política de expansión neootomana que Erdogan está llevando a cabo en África, además de en Oriente Medio y el Mediterráneo oriental, en los últimos meses y años. Desde el pasado verano, Turquía busca petróleo y gas frente a las costas de Chipre, lo que ha hecho saltar chispas entre Ankara y la UE. 

Turquía se ha erigido como principal valedor del Gobierno libio de Acuerdo Nacional (GNA), que cuenta con el apoyo de Naciones Unidas, donde les ha ofrecido seguridad y cooperación militar.

Ankara está detrás de una parte importante de los más de un billón de dólares en contratos de reconstrucción que se esperan cuando termine el conflicto bélico en Libia. 

Erdogan aseguró este lunes que ya no hay presencia militar turca en Libia y que solo ha enviado a asesores en apoyo al Gobierno de Trípoli: “No hemos enviado fuerzas militares por el momento. Solo instructores y expertos. Solo eso”, aseveró Erdogan a la agencia Anadolu.

El pasado fin de semana, los aliados internacionales del GNA y del Ejército Nacional Libio acordaron hacer efectivos el alto el fuego iniciado hace una semana y el embargo de armas decretado por Naciones Unidas. El acuerdo se selló en una conferencia internacional celebrada en Berlín y organizada por el Gobierno alemán y la ONU. Entre los participantes, el presidente francés Enmanuel Macron; la canciller alemana Angela Merkel; el presidente ruso Vladimir Putin; el presidente egipcio Abdel Fattah Al-Sisi; el secretario general de la ONU Antonio Guterres o el jefe de la diplomacia europea Josep Borrell.