Erdogan insta a los talibanes a “poner fin a la ocupación”

Turquía se ha ofrecido a administrar el aeropuerto de Kabul tras la salida de las tropas internacionales de Afganistán
presidente-turquía-erdogan

PHOTO/AHMED DEEB  -   El presidente turco Recep Tayyip Erdogan

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, no quiere quedarse sin su parcela de influencia en el conflicto afgano. Tras el anuncio de la retirada de las tropas de Estados Unidos del país centroasiático y por lo tanto el fin de la misión de la OTAN en Afganistán, la administración del aeropuerto internacional de Kabul se ha quedado en el aire. El aeropuerto, ubicado en un enclave estratégico entre el palacio presidencial afgano y las misiones diplomáticas, se perfil determinante a la hora de mantener la seguridad de las embajadas y facilitar la llegada de ayuda humanitaria.

Turquía, ante el vacío de poder que deja la salida de Estados Unidos del país centroasiático, se ha ofreciado a administrar el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul. Por su parte, Estados Unidos, que al principio se mostró reticente a la idea, finalmente aceptó la propuesta de Turquía y el propio Biden se comprometió a respaldar económica y militarmente a Ankara. Sin embargo, los talibanes han exigido a Ankara su retirada junto al resto efectivos de la OTAN, y han advertido a Erdogan de que no cometa un “gran error”.

 aeropuerto-kabul-turquia
AP/RAHMAT GUL - Aeropuerto internacional Hamid Karzai, en Kabul, Afganistán

A pesar de las advertencias por parte de los insurgentes afganos, Erdogan sigue decidido a apuntalar la presencia de Turquía en Afganistán a través del aeródromo. El presidente turco, en unas declaraciones ante la prensa antes de partir rumbo a Chipre, arremetió contra los talibanes y aseveró que deben "poner fin a la ocupación”. "(Los talibanes) tienen que poner fin a la ocupación del suelo de sus hermanos y mostrar al mundo que la paz prevalece en Afganistán de inmediato", instó Erdogan.

Asimismo, el presidente turco denunció que el enfoque de los talibanes no era la forma en que los musulmanes debían tratar con los demás. Al ser preguntado por la advertencia que este grupo hizo a Turquía si finalmente acababa administrando el aeropuerto, Erdogan explicó que "en la declaración hecha por los talibanes no hay ninguna frase 'No queremos a Turquía'". El presidente turco ha dejado claro que Turquía mantendrá su presencia en Afganistán tras la retirada de las tropas internacionales y a pesar de las advertencias de los talibanes.

taliban-ofensiva
PHOTO/AP - Fotografía de archivo, combatientes talibanes, en el distrito de Shindand de la provincia de Herat, Afganistán

A principios de mes los encargados de la seguridad nacional de Estados Unidos y Turquía mantuvieron una serie de conversaciones telefónicas para discutir “el funcionamiento seguro del aeropuerto internacional Hamid Karzai”, según remitió en una nota el Ministerio de Defensa otomano. El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, aseguró que las iniciativas planteadas por Turquía han contado con la aprobación de varios miembros de la organización atlántica. “Intentamos seguir el proceso con nuestros hermanos afganos, la OTAN, la Unión Europea y la comunidad internacional”, aseguró el dirigente turco.

El ministro Akar justificó la presencia de Turquía en el país como parte de una misión de largo recorrido. Ankara lleva dos décadas en Afganistán ejerciendo un papel no combativo y como acompañante de Estados Unidos. Además, tan solo ha intervenido en labores de asesoramiento, reconstrucción y mantenimiento, y ha operado el aeropuerto durante seis años.

hulusi-akar-ministro defensa-turco
PHOTO/ Arif Akdogan/Ministerio de Defensa turco vía AP - El ministro de Defensa turco, Hulusi Akar

La situación en Afganistán es cada vez más complicada, los talibán lanzaron una ofensiva en mayo, tras el anuncio de la retirada de las tropas internacionales del país centroasiático, y ahora el grupo insurgente afirma que contrala el 85% del territorio. El pasado fin de semana se volvieron a retomar las conversaciones de paz en Doha entre las autoridades afganas y los talibán que han vuelto a quedar en el aire y sólo han acordado “continuar las conversaciones”, mientras el país sufre una vorágine de violencia que ya empieza a afectar a los países vecinos.