Erdogan nombra a un nuevo ministro de Finanzas en medio de la fuerte crisis económica

Nureddin Nebati sustituye a Lutfi Elvan tras su dimisión
erdogan

PHOTO/REUTERS  -   El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, durante una conferencia de prensa en Estambul

El panorama económico de Turquía es crítico. En las últimas semanas la inflación se ha disparado un 20%, aumentado el coste de vida de muchas familias turcas, mientras que la lira ha alcanzado mínimos históricos. La moneda nacional ha perdido más del 40% de su valor frente a la divisa estadounidense; actualmente un dólar equivale a 13,95 liras turcas.

En medio de esta grave situación, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha nombrado a un nuevo ministro de Finanzas. Nureddin Nebati, hombre de confianza del mandatario, sustituirá a Lufti Elvan tras su dimisión. Elvan fue ministro desde noviembre de 2020, después de que el yerno de Erdogam, Berat Albayrak, renunciarse al cargo. El exministro ocupó entre 2015 y 2016 el puesto de viceprimer ministro.

Nebati, de 57 años, es licenciado es Administración Pública y doctor en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Kocaeli, además, cuenta con un máster en Ciencias Sociales por la Universidad de Estambul. El nuevo ministro tendrá que gestionar y presentar soluciones que puedan hacer frente a la profunda crisis económica que atraviesa el país. Este cambio no es el primero que se produce en el ámbito económico. Desde 2019, Erdogan ha destituido a tres gobernadores del Banco Central turco que se negaron a bajar las tasas de interés. En concreto, el despido de Naci Agbal provocó críticas por parte de inversores y economistas internacionales.

REUTERS/UMIT BEKTAS  -   Sede del Banco Central de Turquía en Ankara
REUTERS/UMIT BEKTAS - Sede del Banco Central de Turquía en Ankara

Además del nombramiento de Nebati, Ankara ha presentado otras medidas para frenar el desplome de la lira, como la intervención en los mercados de divisas. El Banco Central de Turquía ha anunciado que “intervendrá directamente en el mercado mediante transacciones de venta debido a las formaciones de precios poco saludables en el tipo de cambio”. Pese los planes del Gobierno, varios economistas han señalado que la inflación continuará aumentando.

La popularidad de Erdogan disminuye mientras la oposición política se moviliza

Esta situación financiera ha provocado que la popularidad de Erdogan se desplome. El prestigio del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) ha alcanzado un mínimo histórico el mes pasado, según encuestas nacionales. La población turca también ha salido a las calles para expresar su descontento ante las políticas económicas desarrolladas por el Gobierno. No obstante, Erdogan ha culpado a “agentes del exterior” de la devaluación de la lira frente a otras divisas internacionales. “Hay agentes extranjeros que no están atacando, tratando de desacreditar nuestra lucha por la liberación económica. Pero no importa lo que hagan, no abandonaremos nuestro programa económico”, afirmó el presidente turco en la ciudad de Esmirna, según recoge la agencia Sputnik. En las últimas semanas, Erdogan ha llegado a hablar de “guerra económica”. A pesar de las declaraciones del mandatario, miles de ciudadanos han seguido manifestándose en ciudades como Estambul o Ankara.

AFP/ADEM ALTAN - El Presidente del Partido Popular Republicano (CHP), Kemal Kilicdaroglu
AFP/ADEM ALTAN - El Presidente del Partido Popular Republicano (CHP), Kemal Kilicdaroglu

La oposición política también se ha hecho eco de la incertidumbre económica. Kemal Kiliçdaroglu, presidente del Partido Republicano del Pueblo (CHP), aseguró la semana pasada que Erdogan y sus partidarios solo tienen un objetivo: “empobrecer a Turquía”. “Cada vez que la lira turca perdía valor, Erdogan estaba feliz por aquellos que tenían cuentas en dólares”, declaró, acusando al presidente de servir a los intereses de las clases privilegiadas. Kilicdaroglu y Meral Aksener, presidenta del Partido Iyi, propusieron el mes pasado elecciones anticipadas, pero Erdogan rechazó la propuesta, pidiendo a los votantes que no se sintieran atraídos por la oposición.

Tal y como informa el medio Al Arab, algunas encuestas han vaticinado la derrota de Erdogan en las próximas elecciones, destacando a los alcaldes de Estambul y Ankara, Ekrem Imamoglu y Mansur Yavas, ambos del CHP, como posibles candidatos en la segunda vuelta.

AFP/OZAN KOSE - El alcalde del municipio metropolitano de Estambul, Ekrem Imamoglu, habla durante una entrevista a la AFP el 2 de abril de 2020 en Estambul
AFP/OZAN KOSE - El alcalde del municipio metropolitano de Estambul, Ekrem Imamoglu, habla durante una entrevista a la AFP el 2 de abril de 2020 en Estambul

Por otra parte, Seda Demiralp, profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de Estambul, señala que “el AKP ha perdido el 40% de sus partidarios desde las elecciones de 2018”, aunque también recuerda que “alrededor del 10% están confundidos”. Por este motivo, Demiralp recalca que “la oposición debe hacer grandes esfuerzos para convencerlos de la seriedad de su política económica”. No obstante, también considera que la oposición “debe asegurarse de que no representa una amenaza para la forma de vida de los votantes conservadores”.