PUBLICIDAD

Iberdrola

Erdogan reevalúa su apoyo al primer ministro libio Dbeibé

El acercamiento entre líder del Gobierno de Unidad Nacional, que se aferra al poder desde el pasado mes de febrero, y Haftar podría costar a Dbeibé el respaldo de Ankara
atalayar-erdogan-turquia-relaciones-libia-dbeibe

AFP/ADEM ALTAM  -   El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (R) y el primer ministro interino de Libia Abdul Hamid Dbeibé tras una comparecencia conjunta en el Palacio Presidencial de Ankara

Las recientes negociaciones entre el vicepresidente del Consejo Presidencial libio, Abdullah al-Lafi, –número dos del Ejecutivo de Dbeibé, respaldado por Turquía y vinculado a los Hermanos Musulmanes –, y el presidente de la Cámara de Representantes, Aguila Saleh, a quien se relaciona con el mariscal Khalifa Haftar, han despertado las dudas sobre el apoyo turco al Gobierno de Unidad Nacional. Un gobierno que, desde que la falta de consenso impidiese la celebración de unas elecciones el pasado mes de febrero, se encuentra disputado por Fathi Bashagha y Abdul Hamid Dbeibé.

Según una fuente francesa, cercana a los servicios de inteligencia libios, los representantes de las dos facciones en liza por hacerse con el control de Libia se encontraron en la ciudad emiratí de Dubái para conversar, aunque hasta el momento se desconoce su el objetivo de este encuentro podría ser la creación de una nueva autoridad Ejecutiva. 

Y es que, desde que, en febrero, Dbeibé se negase a abandonar el cargo de primer ministro y el Parlamento de Tobruk nombrase a mano alzada Fathi Bashagha como líder interino del Gobierno, la ya complicada escena política libia se complicó aún más, añadiéndose otra nueva bicefalia Ejecutiva.  Ahora, algunas filtraciones preliminares parecen apuntar en dirección al establecimiento de un consejo presidencial que, presumiblemente, estaría encabezado por el líder Aguila Saleh, en tanto que el vicepresidente Abdullah al-Lafi ocuparía la presidencia del nuevo Ejecutivo. 

atalayar-abdullah-al-lafi-libia
PHOTO/TWITTER via ABDULLAH AL-LAFI  -  Abdullah Al-Lafi, vicepresidente del Consejo Presidencial libio

Sin embargo, estos acercamientos no han agradado a Erdogan, uno de los principales apoyos de Dbeibé y del Gobierno de Unidad Nacional –frente a la autoridad paralela del este. Mientras que algunos observadores han afirmado que el primer ministro perdió la confianza turca tras sus intentos de negociar con Haftar el fin del Gobierno de Bashagha; otros sostienen que el apoyo de Ankara ya prendía de un hilo el pasado diciembre de 2021, cuando Dbeibé se desplazó hasta la ciudad oriental libia de Ar Rajmah. 

Pese a que los representantes del mariscal Khalifa Haftar se posicionasen a favor del liderazgo de Dbeibé de un Ejecutivo de transición, lo cierto es que las directivas turcas –que se han interpuesto en las relaciones con el comando general del Ejército libio – han provocado una oposición frontal de los partidarios de Haftar hacia el primer ministro. Algo que se acentuó tras la negativa de Dbeibé de asignar una partida presupuestaria a los militares libios. 

atalayar-fathi-bashagha-libia
PHOTO/REUTERS  -  Fathi Bashagha, nombrado primer ministro por el Parlamento oriental 

En este escenario, Erdogan y sus ministros han mantenido posturas aparentemente contradictorias sobre su apoyo a Dbeibé. “Fathi Bashagha anunció su candidatura, y nuestras relaciones con Fathi Bashagha son buenas. Pero, por otra parte, nuestras relaciones son buenas también con Dbeibé”, dijo en febrero el presidente turco. “Lo que importa es a quién elige el pueblo libio, y cómo”. 

Mientras que, por un lado, las relaciones entre Abdul Hamid Dbeibé –y su familia – y Ankara son especialmente buenas tras los últimos acuerdos millonarios; los vínculos que unen a Bashagha y a Erdogan no son, tampoco, nada desdeñables. Este es el hombre Haftar más cercano al Gobierno turco, y, sin duda, el más susceptible de convertirse en una importante cara de los Hermanos Musulmanes. 

atalayar-libia-khalifa-haftal-aguila-saleh
PHOTO/AFP  -   Khalifa Haftar, Aguila Saleh y Al Sarraj durante una reunión en Paris, Francia, en 2018

Así, Ankara continúa siendo una de las potencias con más influencia para mediar en la complicada situación libia e impedir la creación de dos Gobiernos paralelos en el país. Algo incluido, además, por los intereses geopolíticos turcos en el territorio. Ankara se encuentra trabajando por aumentar los canales de comunicación con la región este de Libia, especialmente con el presidente de la Cámara de Representantes, Aguila Saleh, para diversificar sus influencias. No limitándose, en exclusiva, a los grupos relacionados con los Hermanos Musulmanes.

Los viajes cruzados de delegaciones turcas y libias –de ambas facciones– se han convertido en una constante a lo largo de los últimos meses. A finales del mes de diciembre, un grupo de representantes parlamentarios procedente de Libia visitaba Turquía para reunirse con varios funcionarios del país otomano. Por su parte, el embajador turco en Trípoli viajaba a la región oriental del país norteafricano a finales de enero. 

atalayar-khalifa-haftal-mariscal-libia
PHOTO/ARCHIVO  -   El mariscal Khalifa Haftar

Este martes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, recibía al presidente del Parlamento libio en Tobruk, Aguila Saleh, y al vicepresidente del Consejo Presidencial Abdullah al-Lafi, en la capital otomana de Ankara, donde, según publicó al-Lafi en su cuenta de Facebook, “se enfatizó el rechazo a la solución militar, solicitando que se detengan todas las escaladas de violencia que dificultan la construcción de un estado civil democrático”

“Discutimos las relaciones entre los dos países y los acontecimientos políticos en Libia”, explicaba el político libio, afirmando que “las partes coincidieron en preservar la unidad del territorio, acelerando la conducción de un proceso electoral a través de la legislación acordada por un único Gobierno fuerte”.