Escocia aboga ahora por una separación de Reino Unido tras la inminencia del ‘Brexit’

La cifra de partidarios escoceses de permanecer en Reino Unido ha caído de un 55% a un 43% tras la posibilidad de que se lleve a cabo un Brexit sin acuerdo
Una ciudadana muestra una pancarta a favor de la permanencia de Escocia en Europa.

Andy Buchanan/AFP  -   Una ciudadana muestra una pancarta a favor de la permanencia de Escocia en Europa.

Hace 5 años, los escoceses votaron mayoritariamente en contra de separarse de Reino Unido (R.U.). Por aquel entonces, el ‘sí’ a permanecer dentro de R.U. logró el 55% de los votos mientras que los partidarios de la independencia rondaron el 45% en aquel referéndum. En la actualidad, un gran número de ciudadanos escoceses es ahora partidario de la independencia para poder quedarse dentro de la Unión Europea si finalmente se lleva a cabo el Brexit. Así lo reflejan ahora los últimos sondeos realizados por el analista Michael Ashcroft.

Tras el referéndum de 2014, parecía que la cuestión escocesa quedaba zanjada, al menos, durante un tiempo, pero con la posibilidad de que el Brexit se lleve a cabo de forma abrupta, sin acuerdo con los 27, el fantasma de la independencia sobrevuela de nuevo a los ciudadanos escoceses. La última encuesta de Ashcroft señala que el 46% de los escoceses apostaría ahora por independizarse de R.U. Protesta en Edimburgo por la visita del primer ministro, Boris Johnson.REUTERS / RUSSELL CHEYNE

Protesta en Edimburgo por la visita del primer ministro, Boris Johnson.
REUTERS / RUSSELL CHEYNE. Protesta en Edimburgo por la visita del primer ministro, Boris Johnson. 

Este porcentaje no varía demasiado de los que ya hace un lustro mostraron sus ganas de ser independientes, sin embargo, la cifra de ciudadanos que ahora siguen diciendo ‘sí’ a seguir perteneciendo a Reino Unido, ha descendido notablemente hasta el 43%, según el reciente análisis de Ashcroft. Los datos del conocido analista político los ha recabado en la reciente visita de Boris Johnson a Edimburgo, cuando entrevistó a algo más de mil personas para extrapolar los datos. 

Tras el voto favorable para permanecer con R.U., en 2016 el referéndum realizado da el visto bueno al Brexit con el 52% de los votos frente al 48%. Una victoria que en regiones como Escocia no tuvo muy buena acogida, pues, según los datos, el 62% de los ciudadanos escoceses votaron en contra de la salida de la Unión Europea. Tras esto, la política escocesa dio un vuelco y la ministra principal del país, Nicola Sturgeon, insta a que los ciudadanos puedan volver a acudir a las urnas para mostrar su opinión ante el nuevo escenario político de Reino Unido. 

Banderas de Reino Unido y la Unión Europea.
Banderas de Reino Unido y la Unión Europea. 

Por el momento, el primer ministro, Boris Johnson, ya ha anunciado que descarta unas nuevas elecciones y se aferra a la idea del Brexit con o sin acuerdo: "No. La respuesta es no. La gente del Reino Unido votó en las elecciones de 2015, tuvo un referéndum en 2016 y unas nuevas generales en 2017. Lo que quieren es que les consigamos lo que han pedido, que no es otra cosa que abandonar la UE”, declaró ante los medios en un acto que tuvo lugar en Lincolnshire. De hecho, su actual portavoz ha espetado de forma tajante que “Reino Unido abandonará la Unión Europea el próximo 31 de octubre sean cuales sean las circunstancias".