España estrecha lazos con Marruecos para mejorar el medio ambiente y la gobernanza local

 -  

Por Amina Adib
Foto: España y Marruecos han estrechado la cooperación en el ámbito social, institucional, cultural y medioambiental.
 
España sigue apostando por la cooperación con Marruecos. Los dos países, que comparten intereses comunes, están cada vez más unidos desde el punto de vista político y económico, pero también social, cultural y humano. ‘Omarcost’, un proyecto hispano-marroquí que busca la sostenibilidad del medio ambiente de las zonas litorales, es un buen ejemplo de la excelente cooperación transfronteriza entre Madrid y Rabat. El objetivo de ‘Omarcost’ es llevar a cabo una gestión eficaz, económicamente rentable  y respetuosa con el medio ambiente en el litoral atlántico español y marroquí. Las Islas Canarias y la región marroquí de Sus-Masa-Draa, de cultura mayoritariamente bereber, son las dos protagonistas de este acuerdo de cooperación. Los responsables de esta iniciativa son varias instituciones marroquíes y españolas: la Universidad Ibn Zohr de Agadir, el Instituto Nacional de Investigación Haliéutica y el Departamento de Medio Ambiente en el Ministerio de Energía, Minas, Agua y Medio Ambiente, por parte de Marruecos.  El Instituto Tecnológico de Canarias, el Instituto Español de Oceanografía y la Sociedad de Gestión Rural de Canarias, por parte de España. El proyecto quiere  establecer una estrategia de protección  del litoral y evitar riesgos como los  accidentes relacionados con la extracción de petróleo. ‘Omarcost’ lleva  dos años investigando y ha publicado diversos informes, estudios, planes de seguimiento, guías y programas de formación que pueden ayudar a los técnicos de la región a bien gestionar sus esfuerzos para preservar el medio ambiente. Los protagonistas de esta iniciativa medioambiental consideran que hay que proteger el litoral, porque es también una forma de preservar la economía, que en el caso de Canarias depende básicamente del turismo y la pesca. Para alcanzar este reto, los investigadores españoles y marroquíes creen  que es necesario que las instituciones públicas de los dos países  tengan recursos económicos y técnicos suficientes para hacer frente a problemas como la contaminación o los vertidos de petróleo.   
 
Fortalecer la sociedad civil
Por otra parte, el Ayuntamiento de Tetuán, la Asociación Tetuaní de Iniciativas Laborales (ATIL) y la Fundación Cooperación al Desarrollo y Promoción de Actividades Asistenciales (CODESPA), que depende del Ayuntamiento de Barcelona, firmaron un acuerdo para mejorar la gestión municipal de la antigua capital del Protectorado español en Marruecos. Bajo el lema ‘Mejorar la gobernanza local entre el Ayuntamiento de Tetuán y las asociaciones civiles locales para apoyar las estrategias públicas en el área educativa y formativa’,  la sala de conferencias del Ayuntamiento tetuaní acogió esta semana  un encuentro entre las tres partes firmantes del acuerdo. A dicho evento asistieron personalidades del Ayuntamiento de Tetuán y representantes de asociaciones locales. Según los organizadores, el proyecto tripartito tiene como objetivo principal reforzar la cooperación e interacción entre el Ayuntamiento de Tetuán y los movimientos sociales locales. CODESPA es una institución que apoya el programa ‘Barcelona Solidaria’ del Ayuntamiento de la capital catalana, cuyo objetivo es reducir las tasas de abandono escolar, combatir la exclusión social y promover la integración de los inmigrantes y de las personas desfavorecidas a través  de la educación y la  formación profesional.