España reabrirá fronteras con Marruecos, Argelia y China si existe reciprocidad

La reapertura se confirma con 12 países extracomunitarios y será efectiva a partir de medianoche
Un grupo de pasajeros hace cola en espera de poder tomar un vuelo en el aeropuerto Ibn Battuta de Tánger, el 14 de marzo de 2020

PHOTO/AFP  -   Un grupo de pasajeros hace cola en espera de poder tomar un vuelo en el aeropuerto Ibn Battuta de Tánger, el 14 de marzo de 2020

España volverá a abrir fronteras a 12 países extracomunitarios a partir de medianoche y, además, contempla la reapertura del paso de ciudadanos procedentes de Marruecos, Argelia y China si existe reciprocidad por parte de estas naciones y hay un flujo permitido en el sentido inverso, según ha publicado el Ministerio del Interior español en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La orden ministerial publicada en el BOE viene a sustituir a la del pasado lunes y detalla el listado de países incluidos cuyos residentes no se verán afectados por la restricción de viajes no imprescindibles a la Unión Europea (UE) a través de pasos fronterizos exteriores, así como las nuevas categorías de personas exentas de estas prohibiciones independientemente de cuál sea su procedencia. 

Entrará en vigor desde las 00:00 horas del 4 de julio hasta las 24:00 horas del próximo 31 de julio, aunque puede haber alguna modificación si cambian las circunstancias o si hay nuevas recomendaciones comunitarias. 

Por lo que se refiere a la apertura de las fronteras a terceros países, el Ministerio del Interior precisa que se refiere a los residentes en los mismos, no a los que poseen la nacionalidad. La determinación oficial destaca también que el levantamiento de restricciones se someterá a criterios de progresividad y reciprocidad.

De esta forma, se incluye en la orden el listado completo de 15 países que consta en la recomendación aprobada el martes pasado por el Consejo Europeo y que es el "objetivo al que se pretende llegar progresivamente". Es decir, los 12 fijos más Argelia, Marruecos y China, en el caso de que estos países apliquen la misma medida recíprocamente. La relación de países al completo es la siguiente: Argelia, Australia, Canadá, Georgia, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez, Uruguay y China.

A la hora de aplicar el principio de reciprocidad se tiene en cuenta, por un lado, respecto de China, la recomendación del Consejo de la UE de supeditar la apertura de las fronteras de los Estados miembros a la confirmación de la existencia de reciprocidad. Respecto a Argelia y Marruecos, la orden señala la necesidad de tomar en consideración tanto el actual cierre de fronterizo decretado en ambos países, y las razones argumentadas para ello, como el gran volumen de desplazamientos entre cada uno de ellos y España.

En cuanto a las categorías de personas exentas de restricciones independientemente de su lugar de procedencia, se incluyen algunas adicionales o se amplía el alcance de las contempladas en la orden del 29 de junio, con el fin de adaptarlas a la recomendación del Consejo.

Tanto las restricciones como las categorías de personas libres de limitaciones se refieren a nacionales de terceros países, dado que, desde el lunes, los ciudadanos de la UE y sus familiares y los demás beneficiarios del derecho a la libre circulación ya quedaron fuera del ámbito de aplicación de las restricciones temporales en las fronteras exteriores españolas, que se establecieron para frenar la crisis sanitaria de la COVID-19.

Por lo tanto, todo ello significa que España no abrirá sus fronteras exteriores a todos los países recomendados por la UE, considerados por las autoridades comunitarias como seguros por su situación epidemiológica; quedan así excluidos Argelia, Marruecos y China a expensas de que haya una postura similar por parte de los Estados de estas naciones en cuanto a la reapertura. El Gobierno español ya tiene por lo tanto diseñada la lista de países ajenos al espacio de libre circulación Schengen (el espacio Schengen es el área que comprende a 26 países europeos que han abolido los controles en las fronteras comunes) a cuyos ciudadanos permitirá la entrada desde este sábado.

En el caso de los vecinos norteafricanos estos tienen clausurada su frontera desde que estalló la pandemia. El Gobierno español se ciñe a esta situación para mantener sellados los límites fronterizos con Marruecos y Argelia como mínimo hasta el 31 de julio. Por lo tanto, se exige reciprocidad; caso concreto es el de Ceuta y Melilla, que comparten frontera terrestre con Marruecos; con carácter temporal, se mantiene el cierre de los puestos terrestres habilitados para la entrada y la salida de España a través de la urbe ceutí y la melillense. 

En este sentido, no se ve lógico permitir el paso de ciudadanos procedentes de suelo marroquí a territorio español si no se produce el mismo tránsito a la inversa. Rabat impide de momento incluso la mayoría de las salidas del país (salvo extranjeros, ciudadanos con doble nacionalidad o residencia en el exterior), algo que dejaría en nada teóricamente el hecho de que España pudiese reabrir fronteras con el reino alauí. De momento, Marruecos mantendrá bloqueado el tránsito al menos hasta el 10 de julio, aunque se estima que la situación se prolongará. 

Marruecos ya suspendió hace un par de semanas la operación Paso del Estrecho debido al coronavirus. “La operación tal y como es conocida no tendrá lugar este año", según comunicó Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores, en una comparecencia en el Parlamento marroquí. El ministro defendió que los emigrantes marroquíes residentes en el extranjero que atraviesan Europa hasta el sur de España para ingresar en el norte de África y pasar así las vacaciones podrán volver a su país de origen cuando estén abiertas las fronteras.

En el caso de Argelia, la clausura de fronteras resulta menos importante porque los tránsitos con España son muy inferiores. Las autoridades argelinas han apostado por un aislamiento rígido hasta que pase lo peor de la pandemia y no se ve un futuro claro respecto a las salidas y entradas en el país norteafricano.