¿Está el G20 preparado para hacer frente a una crisis como la del coronavirus?

El G20 inyectará más de 5 billones de dólares en la economía mundial para reducir el impacto económico provocado por el COVID-19
El rey saudí Salman bin Abdulaziz habla por video durante una cumbre virtual del G20 sobre la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Riad, Arabia Saudita, el 26 de marzo de 2020

PHOTO/Bandar Algaloud/Cortesía de la Corte Real Saudita via REUTERS  -   El rey saudí Salman bin Abdulaziz habla por video durante una cumbre virtual del G20 sobre la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Riad, Arabia Saudita, el 26 de marzo de 2020

Durante más de setenta años, el mundo ha estado dominado principalmente por las democracias occidentales. El orden mundial establecido hasta el momento esta tambaleándose sobre una cuerda floja que amenaza con romperse, en parte, por la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Esta crisis ha puesto de manifiesto las fallas de un sistema que durante mucho tiempo parecía perfecto. En este contexto ha tenido la última reunión del G20, un encuentro virtual donde los líderes de estos países se han comprometido este jueves a hacer “lo que sea necesario” para hacer frente al impacto social y económico provocado por la crisis del coronavirus. Así los dirigentes del G20, cuyos países representan el 80% del PIB mundial, han anunciado que inyectarán más de 5 billones de dólares en la economía mundial para minimizar el daño provocado por las pérdidas de empleo e ingresos.

El grupo de los 20 ha decidido aumentar la financiación para la investigación y el desarrollo de vacunas y medicamentos, según han indicado en un comunicado emitido al acabar la reunión. “El G20 se ha comprometido a hacer todo lo que sea necesario para superar la pandemia”, junto con la Organización Mundial de la Salud y otras instituciones internacionales, subraya el comunicado. Por su parte, Reino Unido ha decidido ofrecer 210 millones de libras esterlinas adicionales para acelerar el desarrollo de la vacuna. Esta financiación extra convertiría a este país en el mayor contribuyente individual de la coalición internacional en la investigación para encontrar la vacuna al COVID-19, según ha anunciado el diario The Guardian. 

El primer ministro japonés Shinzo Abe asiste a la videoconferencia desde Tokio con otros líderes del G20
AFP PHOTO / JIJI PRESS / JAPAN'S CABINET PUBLIC RELATIONS OFFICE - El primer ministro japonés Shinzo Abe asiste a la videoconferencia desde Tokio con otros líderes del G20

En esta misma declaración, los líderes de estas potencias han explicado que implementarán y financiarán todas las medidas sanitarias necesarias para detener la propagación del virus.  Asimismo, el G20 se ha comprometido a asegurar el flujo de suministros médicos vitales y otros bienes a través de las fronteras y a resolver las interrupciones en la cadena de suministro, según ha informado la agencia de noticias Reuters. “Las medidas de emergencia destinadas a proteger la salud serán selectivas, proporcionadas, transparentes y temporales”, han asegurado. 

Durante la reunión, los líderes del G20 han mostrado su preocupación por los riesgos que corren los países vulnerables. Esta situación ha obligado a este grupo a reconocer la necesidad de reforzar las redes de seguridad financieras mundiales y los sistemas nacionales de salud para minimizar el impacto en estas situaciones. “Estamos firmemente comprometidos a presentar un frente unido contra esta amenaza común”, han advertido en su declaración. “Nos preocupan seriamente los graves riesgos que se plantean a todos los países, en particular a los países en desarrollo, y sobre todo a África y a los pequeños Estados insulares”, han lamentado. 

El rey saudí Salman bin Abdulaziz, actual presidente del G20, instó a los líderes de estos países durante su discurso de apertura a “reanudar el flujo normal de bienes y servicios, incluyendo los suministros médicos vitales, tan pronto como sea posible para ayudar a restaurar la confianza en la economía mundial”. 

Laboratorios Novavax en Rockville, Maryland, el 20 de marzo de 2020, uno de los laboratorios que desarrolla una vacuna para el COVID-19
AFP/ANDREW CABALLERO-REYNOLDS - Laboratorios Novavax en Rockville, Maryland, el 20 de marzo de 2020, uno de los laboratorios que desarrolla una vacuna para el COVID-19

La respuesta del grupo a esta pandemia mundial ha sido inyectar más de cinco billones de dólares en la economía mundial, como parte de la política fiscal, las medidas económicas y los planes de garantía necesarios para mitigar las consecuencias económicas de esta crisis, según ha recogido la agencia de noticias Reuters. Esta cantidad es la misma que los países de este grupo inyectaron en la economía mundial en 2009 para hacer frente al impacto de la crisis económica. 

Sin embargo, en este comunicado el G20 no ha abordado de manera directa el llamamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) para duplicar su financiación hasta 2.000 millones de dólares.  En cambio, esta declaración pide a los líderes de los bancos centrales que elaboren un plan de acción junto a sus ministros de finanzas.  Esta reunión entre los dirigentes del G20 se ha producido después de que el grupo haya sido criticado, en repetidas ocasiones, por no haber actuado de manera inmediata ante la pandemia del coronavirus. 

Esta cumbre se ha celebrado varías horas después de que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reprendiese a los países de esta institución por “cuidar de sí mismos” durante las primeras fases de la crisis y no pensar en las consecuencias a gran escala. “Cuando Europa realmente necesitaba un espíritu de todo para uno, demasiados dieron inicialmente una respuesta sólo para mí”, lamentó von der Leyen, según ha recogido el diario The Guardian.  El comunicado emitido tras la reunión advierte de que la pandemia es “un poderoso recordatorio de nuestra interconexión y vulnerabilidades”, y que el virus “no respeta fronteras”.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presenta la respuesta económica del ejecutivo de la UE a la epidemia de coronavirus, en Bruselas, Bélgica, el 13 de marzo de 2020
REUTERS/JOHANNA GERON - La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presenta la respuesta económica del ejecutivo de la UE a la epidemia de coronavirus, en Bruselas, Bélgica, el 13 de marzo de 2020

El presidente de China, Xi Jinping ha instado a los países presentes en la reunión a unir sus fuerzas para evitar que el mundo entre en recesión debido a un brote de coronavirus, según han asegurado varios medios de comunicación locales. “La epidemia ha afectado la producción y la demanda mundial de todas las maneras posibles, y los países deben aprovechar y coordinar sus políticas macroeconómicas y evitar que la economía mundial caiga en la recesión”, admitió el mandatario chino durante la conferencia virtual. 

XI Jinping centró sus observaciones en las barreras comerciales impuestas por Estados Unidos, país al que acusa de ser culpable del brote del COVID-19, y ha pedido impulsar la economía a través de la reducción de aranceles. “Las políticas fiscales y monetarias deben aplicarse de manera efectiva, la coordinación de los reglamentos financieros debe reforzarse y los países tienen que trabajar conjuntamente para salvaguardar la estabilidad de la cadena de suministro industrial mundial”, añadió.

Por su parte, el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed Bin Zayed al-Nayhan, utilizó la red social Twitter este jueves para anunciar que Emiratos Árabes Unidos participarían en la cumbre virtual del G20. Así, el príncipe heredero añadió que “nos enfrentamos a un desafío sin precedentes en COVID-19, y los pueblos del mundo esperan que esta reunión dé lugar a medidas internacionales eficaces".

En respuesta a los compromisos asumidos hoy por el G20 para combatir el coronavirus, Chema Vera, director ejecutivo interino de Oxfam Internacional, ha insistido a través de un comunicado en que “el día en que el Imperial College de Londres ha advertido de que se podrían perder cerca de 40 millones de vidas si no se toman medidas urgentes, los gobiernos más ricos del mundo no han hecho más que aumentar la magnitud de la tarea”. 

En esta foto de archivo del 20 de marzo de 2020, un oficial de policía camina a través de una Séptima Avenida vacía a la altura de Times Square
PHOTO/AP - En esta foto de archivo del 20 de marzo de 2020, un oficial de policía camina a través de una Séptima Avenida vacía a la altura de Times Square

“Las ruedas de la cooperación mundial se están moviendo y el compromiso de hacer lo que sea necesario es bienvenido”, ha asegurado tras lamentar que este compromiso no es suficiente.  “Los líderes del G20 deben establecer un plan verdaderamente ambicioso con acciones concretas sobre cómo trabajarán juntos para salvar vidas, incluyendo una inyección masiva de fondos para la salud pública en todo el mundo”, ha añadido. “Más que nunca necesitamos que nuestros gobiernos miren más allá de sus fronteras y trabajen juntos - en cada país y para cada persona - para vencer este virus”, ha concluido. 

La firma S&P Global ha advertido tras acabar esta reunión de que Arabia Saudí y Rusia no parecen estar más cerca de su guerra de precios por el petróleo. Así, esta organización ha lamentado que el G20 no tratase en su reunión este asunto, a pesar de la presión que Estados Unidos ejerció esta semana sobre Arabia Saudí para que redujera sus planes de invadir el mercado con crudo.

Instalación petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq, Arabia Saudita, el 12 de octubre de 2019
PHOTO/REUTERS - Instalación petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq, Arabia Saudita, el 12 de octubre de 2019

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, explicó antes de la reunión que los mercados petroleros no estaban en la agenda, pero que los líderes discutirían sobre la economía mundial. Algunos productores de esquisto de EE.UU. han estado presionando a la administración Trump para intervenir en la guerra de precios, que estalló después de que Rusia, a principios de este mes, se negase a aceptar la propuesta de la OPEP de disminuir la producción para apuntalar los precios, según ha recordado S&P Global.

Arabia Saudí, por su parte, ha anunciado que tiene previsto aumentar su producción en un tercio aproximadamente y suministrar un volumen récord de 12,3 millones de barriles diarios de crudo al mercado a partir de abril. Según S&P Global, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo habló con el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman el pasado miércoles. Durante esta conversación, Pompeo subrayó que “como líder del G20 y un importante líder energético, Arabia Saudí tiene una oportunidad real de estar a la altura de las circunstancias y tranquilizar a los mercados energéticos y financieros mundiales”.