¿Está Erdogan maquillando las cifras del coronavirus?

Personal médico del país apunta a que el 60% de la población podría contraer el patógeno
El presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan habla al comienzo de una reunión sobre el coronavirus con sus ministros, en Ankara (Turquía), el miércoles 18 de marzo de 2020

PHOTO/AP  -   El presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan habla al comienzo de una reunión sobre el coronavirus con sus ministros, en Ankara (Turquía), el miércoles 18 de marzo de 2020

¿Cuál es el alcance de la expansión del coronavirus en Turquía? No se sabe con exactitud, pero, con toda probabilidad, es mayor que el mostrado por las autoridades del país. Las cifras oficiales reflejan que, por el momento, solo ha habido cuatro muertes de 359 casos diagnosticados. Sin embargo, esa cifra podría ascender ya a miles.

El investigador estadounidense Michael Rubin, del American Enterprise Institute (AEI), escribe un duro artículo en el portal The National Interest acerca de cómo Ankara ha maquillado por sistema las cifras de positivos por COVID-19. Rubin carga las tintas de manera especial contra el ministro de Sanidad Fahrettin Koca, que justo al principio de la pandemia, negó que hubiese en territorio nacional ningún caso de infección por coronavirus. “Una afirmación que va contra todas las evidencias, que demuestran que turistas que habían visitado Turquía se habían contagiado allí”, señala Rubin.

En otro artículo para el mismo medio, el doctor Ergin Kocyildirim, un cardiólogo pediátrico de origen turco que trabaja para la Universidad de Pittsburg, criticó a la Administración por lo que, a su juicio, era engañar descaradamente a la población. “Turquía afirma que sus tests son los más rápidos y precisos de todo el mundo. El ministro de Sanidad incluso ha mencionado varias veces que la prueba ha sido exportada a algunos países, incluido Estados Unidos. Pero que yo sepa, no hay una sola institución o laboratorio en Estados Unidos que esté usando los kits de detección turcos”, sentencia Kocyilidirim.

El ministro de Salud de Turquía Fahrettin Koca ha sido acusado de maquillar las cifras. Por el momento, cuatro personas han muerto por coronavirus en el país
AP/BURHAN OZBILICI - El ministro de Salud de Turquía Fahrettin Koca ha sido acusado de maquillar las cifras. Por el momento, cuatro personas han muerto por coronavirus en el país

Los dos investigadores que Recep Tayyip Erdogan y su Gobierno están atravesando una fase que podría llamarse de negación. Como en China en las primeras semanas del brote, aquellos que trataron de contar lo que estaba ocurriendo fueron arrestados. Una vez fue evidente que el coronavirus se había transformado en un problema global, el Ejecutivo llegó incluso a decir que la genética hacía más fuertes a los ciudadanos turcos para resistir su impacto.

Ahora, todo ese discurso nacionalista parece estar viniéndose abajo. En redes sociales, circulan vídeos verificados en los que se muestran hospitales de Estambul y de Ankara atestados. Los sanitarios, como está ocurriendo en Italia, se muestran desbordados por el aluvión de personas que llega con síntomas todos los días. 

En una entrevista para Bold Media, el doctor Yavuz Dizdar va todavía más lejos y asegura que el 60% de la población del país, lo que significaría cerca de cincuenta millones de personas, podría haber quedado ya expuesta al virus. Dizdar carga también contra el Ministerio de Sanidad por ocultar pruebas.

La gente usa máscaras protectoras cuando camina por la avenida Istiklal de Estambul mientras Turquía trata de contener el nuevo coronavirus
AFP/OZAN KOSE - La gente usa máscaras protectoras cuando camina por la avenida Istiklal de Estambul mientras Turquía trata de contener el nuevo coronavirus

Si las acusaciones contra el Gobierno de Erdogan fueran ciertas, ¿por qué tendría Ankara que maquillar deliberadamente las cifras de casos de coronavirus? La respuesta más evidente es la pérdida de ingresos que le ocasionaría admitir una situación de emergencia como esta.

Una de las principales fuentes de riqueza del país reside en el turismo. La actual pandemia ha golpeado muy fuertemente este sector, ya que muchos países han restringido o, directamente, prohibido todos aquellos desplazamientos que no se realicen por estricta necesidad. El descenso brusco de la actividad turística que ya se está produciendo constituye una carga más para la ya castigada economía turca.

Turistas usan máscaras protectoras cerca de Santa Sofía. El turismo es el principal motor de la economía turca y se está viendo muy afectado
AFP/OZAN KOSE - Turistas usan máscaras protectoras cerca de Santa Sofía. El turismo es el principal motor de la economía turca y se está viendo muy afectado

Las guerras en que Erdogan ha metido a su país -las principales, las que están teniendo lugar en Siria y Libia- han provocado que muchos recursos sean destinados a los despliegues del Ejército. Igualmente, Turquía ha hecho grandes esfuerzos para financiar a milicias armadas en estos países para que luchasen por sus intereses.

A ello se unen, además, factores más puramente económicos, como una economía poco diversificada, una moneda -la lira turca- que no pasa por su mejor momento y una balanza comercial cada vez más deficitaria.

¿Se ha superado esa fase de negación? Parece que el Gobierno está en ello y va tomando medidas de calado. Justo este viernes, se ha aprobado un decreto en el que se aplazan todos los espectáculos relacionados con la ciencia, la cultura y el arte hasta finales de abril. Las oraciones masivas han quedado prohibidas temporalmente y cafeterías, bares y escuelas están cerrados. Según el ministro del Interior Suleiman Soylu, unas 9.800 personas se encuentran en cuarentena. Además, se ha dispuesto un paquete de 15.000 millones de dólares para apoyar a los negocios privados.