Estado de alarma en España: ¿qué puedo y qué no puedo hacer?

¿Cómo influye en la vida cotidiana el decreto promulgado por el Gobierno?
¿Qué supone el estado de alarma?

AFP/ GREG BAKER  -   ¿Qué supone el estado de alarma?

A partir de la medianoche de este sábado, España ha entrado oficialmente en estado de alarma. Este mecanismo constitucional, activado por el Consejo de Ministros a través de un decreto, se ha puesto en marcha con el objetivo de retrasar lo máximo posible la expansión del COVID-19. El presidente Pedro Sánchez desgranó el sábado por la noche las medidas concretas en que se materializará la actuación gubernamental. Este domingo, el texto ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado.

El estado de alarma se prolongará, como mínimo, durante un plazo de 15 días. En el plano institucional, el Gobierno pasa a ser la Autoridad Competente en todo el territorio nacional. Los ministros de Sanidad, Transportes, Defensa e Interior detentarán, junto al presidente, todas las responsabilidades.

El titular de Sanidad Salvador Illa se encargará de garantizar el abastecimiento necesario para la protección de la salud de todos los ciudadanos. Para ello, podrá intervenir y poner a disposición del interés general centros médicos privados, la industria farmacéutica o fábricas. 

El ministro de Transportes José Luis Ábalos tendrá la capacidad de decretar cortes en carreteras o cualquier otro tipo de restricción a la movilidad que se considere necesaria para garantizar la salud pública.

La ministra de Defensa Margarita Robles tendrá a las Fuerzas Armadas a su disposición para garantizar la protección y la seguridad de la población. Por otra parte, todas las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, las Comunidades Autónomas y las Corporaciones Locales pasan a estar bajo mando directo del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El decreto sanciona el refuerzo de los servicios sanitarios públicos en todos los niveles de la Administración, que seguirán ejerciendo sus responsabilidades. Además, el Gobierno se compromete a garantizar el abastecimiento de alimentos en todos los rincones del país. 

¿Cómo me afecta el estado de alarma?

¿En qué se traduce en la vida cotidiana el estado de alarma tal y como lo ha promulgado el Ejecutivo? La consecuencia más importante es la restricción de todos aquellos desplazamientos que no sean estrictamente necesarios. Solamente se podrá salir a la calle sin compañía, a menos que se trate de una persona que precise asistencia. El decreto contempla ocho supuestos en los que se permite salir de las casas:

-    Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

-    Asistencia a centros sanitarios.

-    Desplazamiento al lugar de trabajo.

-    Retorno al lugar de residencia.

-    Cuidados a menores, ancianos, personas dependientes o cualquier otra persona que precise asistencia.

-    Causa de fuerza mayor.

-    Actividades debidamente justificadas.

-    Repostaje en gasolineras.

Los centros educativos a todos los niveles han cesado su actividad presencial y los empresarios están obligados a aplicar fórmulas que permitan el teletrabajo de sus empleados. En cuanto a los comercios, todos deben echar el cierre temporal a excepción de supermercados, farmacias, ópticas, kioskos de prensa, estancos, tiendas de equipos tecnológicos y de comunicaciones, tiendas de alimentos para animales de compañía, gasolineras, tintorerías y peluquerías. El comercio por internet y telefónico continúa en marcha. Bares y restaurantes deberán permanecer cerrados, pero podrán entregar comida a domicilio.

Dentro de las zonas grises que el decreto no especifica, se permiten actividades como salir a pasear perros o acudir a citas médicas, aunque, si no son urgentes, se recomienda posponerlas. No se puede, por el contrario, salir a hacer deporte. Los periodistas seguirán pudiendo salir a la calle para informar y el transporte público seguirá funcionando, pero no se descarta que el ministro Ábalos decrete reducción de servicios en los próximos días. Todas las actividades, incluida la compra en el supermercado, deben ser realizadas guardando una distancia prudente, de un metro al menos, con el resto de personas.

La misma medida de precaución debe adoptarse en lugares de culto, que permanecerán abiertos para ceremonias. Todos los espectáculos públicos, fiestas populares, desfiles y verbenas han quedado suspendidos.

El presidente del Gobierno quiso infundir un mensaje de ánimo a todos los españoles. “Esta es una batalla que vamos a ganar. Lo importante es qué precio pagaremos por esa victoria. Cuántas más vidas nos ahorremos, cuántos más enfermos y más días de enfermedad nos evitemos, cuánto menos tiempo de vida, de estudio, de trabajo, de ocio sacrifiquemos, más rotunda será esa victoria”, manifestó Pedro Sánchez en su discurso. “Unidos, saldremos adelante. Unidos, venceremos al virus”, concluyó.

Debe recordarse que puede haber sanciones en caso de incumplimiento. Por lo demás, los profesionales sanitarios recomiendan encarecidamente mantener las medidas de higiene y aislamiento social dentro de los hogares. Lavarse las manos, desinfectar con alcohol objetos de uso cotidiano como teléfonos móviles o ventilar las estancias son gestos sencillos que pueden marcar la diferencia.