Estados Unidos ataca a los militantes en la zona controlada por Turquía en Siria

Se trata de la primera operación norteamericana sobre territorio controlado por los de Erdogan
mq-9-reaper-dron (2)

AFP/ISAAC BREKKEN  -   Un avión MQ-9 Reaper pilotado remotamente pasa volando durante una misión de entrenamiento

El portavoz del Comando Central Mayor del Ejército de Estados Unidos, John Rigsbee, anunció el viernes 23 de octubre la muerte del alto dirigente de Al-Qaeda Abdul Hamid al-Matar en un ataque con drones en la región de Suluk, en la provincia de Raqqa. El portavoz añadió que la organización terrorista utiliza Siria como refugio para reconstruir su influencia en la región, lo que supone una grave amenaza para la seguridad de Estados Unidos y sus socios. Según Rigsbee, el asesinato de Al-Matar desbarató la capacidad de Al-Qaeda para seguir tramando y llevando a cabo atentados mundiales.

Fue otra operación de eliminación de los líderes de Hurras al-Din vinculados a Al-Qaeda que amenaza la seguridad mundial. Parece que Estados Unidos hizo aquello para lo que mantiene su contingente militar en Siria: "Luchar contra el terrorismo". Sin embargo, hay varios detalles de esta operación que deben ser notados.

soldados-turquía-siria
PHOTO/UGAR CAN vía AP - Soldados turcos en la ciudad siria de Ras al-Ain, al noreste de Siria

En primer lugar, este ataque del MQ-9 Reaper es el primer caso de un ataque estadounidense en la zona controlada por Turquía en el norte de Raqqa, la zona de la Operación Primavera de la Paz. Significa que Estados Unidos ha confirmado oficialmente la eliminación de un terrorista que operaba en el territorio, controlado por otro país miembro de la OTAN.

Sorprendió a muchos analistas y expertos; por qué extremistas como al-Matar operan tranquilamente en la misma zona con militares turcos. Sin embargo, es fácil detectar los estrechos vínculos entre los apoderados pro-turcos y los grupos terroristas como Al-Qaeda y Daesh. El ejemplo más llamativo de esta cooperación es el grupo islamista Ha'yat Tahrir al-Sham, que interactúa estrechamente con Turquía en Idlib.

mq-9-reaper-dron (3)
AFP/ETHAN MILLER : Un avión teledirigido MQ-9 Reaper volando en la base aérea de Creech en Indian Springs, Nevada

En segundo lugar, la reciente misión no tripulada en el espacio aéreo sirio se mantuvo al margen de la mirada turca. En realidad, este ataque no fue coordinado con Turquía.

Estos hechos van más allá del alcance de una operación militar regular. ¿Es un resultado esperado de las relaciones entre Estados Unidos y Turquía, que actualmente se encuentran en un nivel bajo sin precedentes? Aparentemente, la Casa Blanca ha perdido la credibilidad de Turquía, mientras que Ankara pretende llevar a cabo una política independiente y, según el Pentágono, hace esfuerzos insuficientes en la lucha contra el terrorismo. Mientras tanto, los funcionarios de Ankara no han comentado este incidente, pero las tensiones entre los principales actores de la región han aumentado.