Estados Unidos da la espalda a los refugiados

EEUU no reasentó a ningún refugiado en octubre reflejo de la drástica reducción de la política de reasentamiento impulsada por el presidente Donald Trump
Atalayar_Refugiados EEUU_Reasentamiento

REUTERS/LEAH MILLIS  -   Una manifestación contra los recortes planeados por la administración Trump al programa de reasentamiento de refugiados de Estados Unidos, frente al Capitolio, en Washington DC, el 15 de octubre de 2019.

La cifra de refugiados que Estados Unidos permitió reasentarse en el país en octubre fue de cero, suponiendo un giro radical en las políticas hacia los refugiados por parte de la primera potencia económica mundial. Durante décadas EEUU fue el principal país de reasentamiento de refugiados, reasentando a más refugiados cada año que todos los demás países combinados. El reasentamiento consiste en el traslado de refugiados de un país de asilo a otro país que ha acordado admitir y otorgar  a los refugiados residencia permanente (por lo que no incluye los ciudadanos que cruzan una frontera y solicitan asilo).

El escalofriante dato de octubre llega pocas semanas después del anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de que cortaría casi por la mitad el actual programa de refugiados. El límite de admisiones de refugiados para el año fiscal 2020, que comenzó el 1 de octubre y se extenderá hasta el 30 de septiembre de 2020, lo ha situado en un máximo de 18.000 personas refugiadas, la cifra más baja desde 1980 cuando el Congreso creó el programa de reasentamiento de refugiados con la aprobación de la Ley de Refugiados. 

Atalayar_Campo Migrantes_Estados Unidos
AFP/LEXIE HARRISON-CRIPPS - Decenas de personas esperan para entrar a Estados Unidos por el lado norte del Puente Internacional sobre el Río Grande, en Matamoros, estado de Tamaulipas, México, el 5 de noviembre de 2019.

El techo de admisión anunciado por los Estados Unidos para el año fiscal 2020 está muy por debajo del número de personas desplazadas que ya están en proceso de reasentamiento en el país. Los límites de objetivos de readmisión de refugiados para 2018 y 2019 fueron de 45.000 y 30.000, respectivamente, por lo que la cifra del actual año fiscal marca una caída de hasta 12.000 refugiados respecto al anterior, el 2019. 

En el año fiscal 2018 (del 1 de octubre de 2017 al 30 de septiembre de 2018) solo 22.491 refugiados fueron reasentados en EEUU, del límite de 45.000, un mínimo histórico desde que se estableció el programa hace casi 40 años. Hasta ahora y bajo la administración Trump (del 20 de enero de 2017 al 30 de septiembre de 2019) Estados Unidos ha admitido a unos 76.200 refugiados.

Atalayar_Refugees_US-refugee-ceiling-admissions-declined-recent-years
Gráfico que muestra como el límite y las admisiones de refugiados de EEUU han disminuido en los últimos años

En comparación, Estados Unidos admitió a casi 85.000 refugiados solo en el año fiscal 2016, el último año fiscal completo de la administración de Barack Obama, según Pew Research Center. Además, en los últimos años, desde que Trump está en el poder, EEUU ha admitido muchos más refugiados cristianos que musulmanes, una fuerte inversión de hace unos años. En el año fiscal 2016, por ejemplo, el número de refugiados musulmanes admitidos alcanzó los 38.900, un récord histórico que superó por poco las admisiones de refugiados cristianos (alrededor de 37.500).

Según los registros de World Relief, el promedio de refugiados reasentados en EEUU durante los meses de octubre durante los últimos cinco años fiscales fue de 4.945 refugiados. Antes de la llegada de Donald Trump a la presidencia, EEUU reasentaba a más refugiados cada año que el resto del mundo combinado.  En 2018 cayó por debajo de Canadá como el principal país de reasentamiento de refugiados. Tras la congelación del programa de reasentamiento en octubre, desde el 5 de noviembre EEUU a vuelto a recibir refugiados, con la llegada de 199 personas de 13 naciones al país norteamericano, lo que puso fin a una pausa en las llegadas que duró más de un mes, según Voice of America.

Atalayar_Reasentamiento Refugiados
Los principales países de origen de refugiados reasentados en EEUU en el año fiscal 2018

La Agencia de la ONU para los Refugiados, Acnur estima que en 2020 más de 1.4 millones de personas desplazadas en más de 60 países de acogida de refugiados estarán necesitados de la que se considera la única solución duradera, la reubicación de refugiados de un país de asilo a un tercer país. Añade que en la actualidad hay 25 millones de refugiados acogidos por países de todo el mundo y que en 2018 presentó los casos de 81.315 refugiados para su consideración por los países de reasentamiento.

El recorte de EEUU  se produce en un contexto global en el que el número de personas y familias desarraigadas en todo el mundo, por las guerras, conflictos, la persecución o el cambio climático, está alcanzando niveles nunca antes vistos. Además, evidencia que las necesidades de reasentamiento superan con creces las plazas que los gobiernos ponen a disposición. Aunque los Estados tienen prohibido expulsar a los solicitantes de asilo o devolverlos "a cualquier país en el que enfrentarían persecución", no tienen la obligación legal de aceptar ningún número de refugiados.

Atalayar_Protesta_Reasentamiento de Refugiados
REUTERS/LEAH MILLIS - Protesta contra la administración Trump por el programa de reasentamiento de refugiados de Estados Unidos

World Relief, una de las principales organizaciones de asesoramiento legal en asuntos migratorios y en el reasentamiento de refugiados, lamenta que no se haya admitido a ningún refugiado en el mes octubre de 2019 e instaba a la Administración a reanudar las admisiones de refugiados lo antes posible. "Por lo menos desde el momento en que World Relief tiene registros, casi treinta años, nunca ha habido un mes en que Estados Unidos no recibió un refugiado, hasta octubre de 2019", asegura la organización. 

"No podría haber un peor momento para ello. La ONU estima que hay alrededor de 26 millones de refugiados en todo el mundo, muchos de los cuales son víctimas de tortura o mujeres y niñas que huyen de la persecución o la violencia. Otros pueden ser víctimas de la guerra en Siria, donde la retirada de las tropas estadounidenses ha generado caos y una mayor devastación", según dice la revista Quartz. 

Acnur ha mostrado "su preocupación por la decisión anunciada hoy por el Gobierno de Estados Unidos de reducir de manera substancial, y por tercer año consecutivo, el número de personas refugiadas que admitirá para su reasentamiento en los Estados Unidos durante el próximo año". 

Atalayar_Migrantes Estados Unidos_Campo.jpg
AFP/LEXIE HARRISON-CRIPPS - Campamento de migrantes en la frontera mexicana al sur del Río Grande, en Matamoros, estado de Tamaulipas, México, cerca de la frontera con Estados Unidos, el 1 de noviembre de 2019. 

“En un momento de desplazamiento forzado en el mundo sin precedentes, la disminución de las admisiones limita la capacidad de Acnur de ejercer su mandato de protección de las personas refugiadas y reduce nuestro poder de negociación humanitaria a nivel mundial”, afirmó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi. Grandi subrayó que sólo el 0,5% de los 26 millones de refugiados en el mundo – incluyendo a víctimas de tortura, mujeres y niñas en situación de riesgo, y otras personas en situación de grave vulnerabilidad – consigue ser reasentado en algún país. "Insto a la administración a que reconsidere su enfoque y establezca un límite que represente mejor la compasión y la hospitalidad del pueblo estadounidense", dijo Scott Arbeiter, presidente de World Relief. 

Actualmente, sólo un pequeño número de países participan en los programas de reasentamiento gestionados por Acnur y con EEUU cambiando su estrategia por completo urge que más países asuman su responsabilidad. Además la creciente brecha entre las crecientes necesidades mundiales de reasentamiento y las cuotas ofrecidas por los Estados hace que este asunto sea uno que vaya a ocupar la agenda internacional. Ahora les toca decidir a los países su compromiso para reubicar a más refugiados.