PUBLICIDAD

Iberdrola

Estados Unidos elimina al líder de Al-Qaeda Ayman al-Zawahiri en Afganistán

Fue el sucesor de Osama bin Laden al frente de la organización terrorista
al-zawahiri-al-qaeda-estados-unidos-afganistán-atentados-11-s

Hamid Mir/Editor/Ausaf Newspaper for Daily Dawn via REUTERS  -   Osama bin Laden sentado con su asesor Ayman al-Zawahiri, un egipcio vinculado a la red Al-Qaeda

Estados Unidos sigue con su cruzada contra Al-Qaeda a pesar de todo el tiempo que ha pasado desde los terribles atentados del 11-S contra las Torres Gemelas y el Pentágono. El país norteamericano ha matado a Ayman al-Zawahiri, actual líder de Al-Qaeda, sucesor de Osama bin Laden (jefe de la organización terrorista durante los atentados de 2001) y el considerado “cerebro” en la sombra detrás del propio Bin Laden.

El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció la muerte de Al-Zawahiri tras un ataque llevado a cabo con dron en Afganistán. “Se ha hecho justicia” dijo el propio Biden tras la operación para eliminar el cabecilla de la organización yihadista que se llevó a cabo la madrugada del 31 de julio contra la casa familiar del propio Al-Zawahiri, en la cual no hubo más víctimas de su familia. En su comparecencia desde la Casa Blanca, Biden señaló: "El sábado, bajo mis órdenes, Estados Unidos llevó a cabo un ataque aéreo sobre Kabul, en Afganistán, que mató al emir de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri".

al-zawahiri-al-qaeda-estados-unidos-afganistán-atentados-11-s
PHOTO/JIM WATSON vía REUTERS - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se dirige a la nación con motivo de la muerte del líder de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, en un ataque estadounidense con drones

“No importa cuánto trabajo cueste, no importa dónde se esconda, si alguien es una amenaza para nuestra gente, EEUU lo encontrará y lo quitará de en medio”, señaló el propio Biden en su mensaje lanzado desde la Casa Blanca, confirmando que el país estadounidense sigue con su firme intención de vengar todo lo ocurrido con los ataques del 11-S, que dejaron en torno a 3.000 muertos, una cifra que sigue golpeando el subconsciente de la sociedad norteamericana. La muerte del dirigente de Al-Qaeda "permitirá a las víctimas del 11-S pasar página", indicó el presidente norteamericano. 

al-zawahiri-al-qaeda-estados-unidos-afganistán-atentados-11-s
PHOTO/AFP - En esta imagen de archivo proporcionada por el Grupo de Inteligencia SITE se ve a Ayman al-Zawahiri mientras hace un elogio del también líder de Al-Qaeda, Osama bin Laden, en un vídeo difundido en foros yihadistas el 8 de junio de 2011
Historial

Al-Zawahiri se hizo con las riendas de Al-Qaeda después de que una operación militar de Estados Unidos llevada a cabo en Abbotabad, Pakistán, acabara con la vida de Osama bin Laden, dirigente por aquel entonces de la organización y el considerado enemigo número uno del gigante norteamericano tras los atentados del 11-S que alcanzaron las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono. Dentro de un plan en el que también se contemplaba atentar contra la Casa Blanca y el Capitolio de Washington. 

Al-Zawahiri había nacido en Egipto y era médico cirujano de profesión. Provenía de una familia acomodada y se le considera el verdadero creador de Al-Qaeda, aunque todos los focos estuviesen puestos en Osama bin Laden. La familia de Al-Zawahiri tiene también otros ilustres miembros, su abuelo fue imán de la mezquita Al-Azhar del Cairo, gran referente del islam suní, y su tío abuelo Abdel Rahman Azzam fue el primer secretario de la Liga Árabe. De sólida formación académica y con una vida acomodada, Al-Zawahiri coqueteó desde pronto con postulados extremistas y en su juventud en El Cairo llegó a entrar en contacto con los Hermanos Musulmanes, organización considerada terrorista en la actualidad por diversos países, incluido Egipto. 

al-zawahiri-al-qaeda-estados-unidos-afganistán-atentados-11-s
AFP/AFP - Perfil del líder de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri, uno de los terroristas más buscados del mundo, muerto en un ataque de un avión no tripulado estadounidense en Kabul el 31 de julio, según las autoridades estadounidenses

Un hecho remarcable de su vida se produjo en 1981, cuando fue uno de los múltiples detenidos en Egipto tras el asesinato del presidente de ese país, Anuar el Sadat, a manos de integristas musulmanes. Al-Zawahiri fue torturado en la cárcel y acabó desvelando el paradero del líder terrorista Essam al-Qamari. Tras detener a Al-Qamari, las autoridades egipcias no solo le condenaron a muerte, sino que le pusieron en la misma celda que a Al-Zawahiri, quien le había traicionado. 

En esa época se pudo ver a Al-Zawahiri encarcelado junto con otros procesados en los juicios a los extremistas acusados de haber participado en el asesinato de Sadat, celebrados en El Cairo, y se le atribuye la frase: “!Nunca olvidaremos!", como recordaba el periódico El Mundo. 

Al-Zawahiri fue puesto en libertad y viajó a Peshawar, Pakistán, para prestar servicios médicos a los cinco millones de refugiados causados por la invasión soviética de Afganistán. En 1986, conoció a Bin Laden en Arabia Saudí, aunque no terminaron asociándose hasta 1994 en Sudán. En Pakistán, Al-Zawahiri se implicó más en la lucha armada, hasta el punto de dirigir el asesinato de Abdlá Azzam, otro médico egipcio y uno de los líderes más carismáticos de le resistencia antisoviética afgana. Azzam era un aliado de Ahma Shah Masud, el principal guerrillero anticomunista y, después, el líder de la resistencia contra los talibanes en Afganistán. Masud fue asesinado por Al Qaeda poco antes de los atentados del 11-S.

al-zawahiri-al-qaeda-estados-unidos-afganistán-atentados-11-s
AFP/AFP - Mapa de Kabul, Afganistán, en el que se localiza la zona de Sherpur, donde un ataque de un dron estadounidense el 31 de julio mató al líder de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahiri
Futuro de la organización terrorista

La acción de Estados Unidos contra Al-Zawahiri supone un duro golpe contra Al-Qaeda como tal, pero hay otras facciones que usan el nombre de la red terrorista, aunque no tengan relación orgánica con la formación original, como son Al-Qaeda en la Península Arábiga o Al-Qaeda en el Magreb Islámico. 

Al-Zawahiri era considerado el auténtico ideólogo de Al-Qaeda en el origen de esta organización yihadista terrorista que tanto terror ha sembrado por el mundo y era uno de los últimos supervivientes del grupo de fundadores, y la última figura con influencia púbica que quedaba de la banda terrorista. Ahora Al-Qaeda está en declive y su futuro es incierto. Hisham al-Najjar, experto en movimientos del Islam político, señaló al medio Al-Ain News que Ayman al-Zawahiri “aunque no posee el carisma y la presencia de Osama bin Laden, tiene una amplia experiencia en liderazgo, maniobras, ocultamiento, escape y trabajo organizativo, y, por lo tanto, su muerte representa una pérdida muy grande para la organización”. En cuanto al futuro de la entidad terrorista Al-Najjar señala que “depende de una serie de factores, sobre todo el surgimiento de un nuevo liderazgo fuerte que pueda llegar de diversos acuerdos, lo cual es difícil en este momento debido a la pérdida del líder más importante y prominente de al-Qaeda”. También hay que tener en cuenta la fuerte competencia que tiene Al-Qaeda con la otra organización terrorista yihadista referente como es Daesh. 

Al-Zawahiri era mucho más inflexible que Bin Laden y provocó el aislamiento de Al-Qaeda cuando el grupo fue cayendo tras el 11-S. Osama bin Laden estaba dispuesto a ceder autonomía a otras organizaciones siempre que éstas mantuvieran la marca “Al-Qaeda”, pero Al-Zawahiri trató de mantener el control ideológico y organizativo sobre ellas. 

Posible sucesor

El nombre del terrorista Saif al-Adl al-Masry, apodado “Espada de la Venganza”, surge ahora como posible sucesor de Al-Zawahiri en la dirección de Al-Qaeda, como señalaron medios como Al-Ain News. Según este medio, este cabecilla, que residiría en Irán, se pudo haber comprometido a llevar a Al-Qaeda a la época de mayor esplendor bajo la dirección de Osama bin Laden.

al-zawahiri-al-qaeda-estados-unidos-afganistán-atentados-11-s
El nombre del terrorista llamado Saif al-Adl al-Masry, apodado “Espada de la Venganza”, y que reside en Irán, volvió a surgir como posible sucesor de Al-Zawahiri en la dirección de Al-Qaeda

Diversas agencias de inteligencia tanto del Reino Unido como de Estados Unidos podrían haber fijado una recompensa de 10 millones de dólares para quien proporcione información sobre Al-Masry, quien fue un destacado miembro de la unidad de protección directa de Bin Laden en Afganistán, conocida como la "Guardia Negra”. 

Coordinador de América: José Antonio Sierra.