PUBLICIDAD

Iberdrola

Estados Unidos envía un paquete de misiles Patriot a Arabia Saudí

Estados Unidos ya aprobó una importante venta de armas a Riad por valor de 650 millones de dólares
Un miembro de la Fuerza Aérea de Estados Unidos cerca de una batería de misiles Patriot en la base aérea Príncipe Sultán en al-Kharj, en el centro de Arabia Saudí AP/ANDREW CABALLERO REYNOLDS

AP/ANDREW CABALLERO REYNOLDS  -   Un miembro de la Fuerza Aérea de Estados Unidos cerca de una batería de misiles Patriot en la base aérea Príncipe Sultán en al-Kharj, en el centro de Arabia Saudí

Nuevo revés en las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Arabia Saudí. La administración estadounidense del presidente Joe Biden ha transferido un “importante número” de interceptores antimisiles Patriot al reino saudí. Esta entrega respondería a una petición urgente del mismo en un momento en el que ambos países atraviesan una situación diplomática de crecientes tensiones.

Esta medida, según declaró una fuente anónima de la administración gubernamental a AP, tiene como objetivo tratar de reforzar las relaciones en línea bajo la promesa que realizó Biden de que “Estados Unidos cubrirá las espaldas de nuestros amigos de la región”. Promesa que ha generado ciertas tensiones con países como Arabia Saudí o Emiratos Árabes tras considerar que Estados Unidos ha abandonado Oriente Medio y más aún a estos dos países después de mostrar un tímido respaldo armamentístico en la guerra de Yemen. Asimismo, la anulación por parte de Biden sobre la decisión de incluir a los hutíes como un grupo terrorista ha sido otro de los principales puntos de discordia entre ambos.

Disparo  del sistema de armas Patriot en la Instalación de Disparo de Misiles de la OTAN, en Chania, Grecia Sebastian Apel/U.S. Department of Defense, via AP
Sebastian Apel/U.S. Department of Defense, via AP - Disparo del sistema de armas Patriot en la Instalación de Disparo de Misiles de la OTAN, en Chania, Grecia

Y es que, la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán e Irak después de dos décadas, sumado a la política exterior de la presidencia del demócrata parece dejar claro que esta región ya no está entre los intereses primordiales del país estadounidense. Así Biden ha centrado su mirada en la región Asia-Pacífico, una zona que ya se ha erigido como uno de los territorios claves de la geopolítica de este siglo. El poder y la influencia de una China imparable junto con las amenazas nucleares de Corea del Norte y la disputada isla de Taiwán parecen ser las nuevas prioridades de la política exterior de Estados Unidos.

El presidente Joe Biden en una rueda de prensa el 21 de marzo de 2022, en Washington AP/PATRICK SEMANSKY
AP/PATRICK SEMANSKY - El presidente Joe Biden en una rueda de prensa el 21 de marzo de 2022, en Washington

Sin embargo, Oriente Medio posee uno de los principales intereses de Estados Unidos: yacimientos de petróleo. El crudo, valorado todavía más tras el cese de la compra de petróleo a Rusia después de invadir Ucrania, sigue jugando un papel determinante. Este conflicto ha influido necesariamente en el encarecimiento del crudo y es por este motivo por el que Joe Biden ha tratado de aliviar las tensiones con sus aliados árabes para conseguir un aumento en la producción petrolera a nivel mundial.

Un miembro de la Defensa Civil saudí es visto en el lugar de lo que la coalición liderada por Arabia Saudí afirma que fue un ataque con drones por parte del grupo Houthi, alineado con Irán, que tuvo como objetivo la planta desalinizadora de Al-Shaqeeq y las instalaciones de Aramco, en Jizan, Arabia Saudí, el 20 de marzo de 2022 Saudi Press Agency via REUTERS
Saudi Press Agency via REUTERS - Un miembro de la Defensa Civil saudí es visto en el lugar de lo que la coalición liderada por Arabia Saudí afirma que fue un ataque con drones por parte del grupo Houthi, alineado con Irán, que tuvo como objetivo la planta desalinizadora de Al-Shaqeeq y las instalaciones de Aramco, en Jizan, Arabia Saudí, el 20 de marzo de 2022

En un principio Arabia Saudí, miembro de la OPEP+ de la que también forma parte Rusia, junto con el resto de los países del bloque se negó a aumentar la cantidad. Sin embargo, el embajador de los Emiratos Árabes en Washington, Yousef Al Otaiba¸ declaró hace apenas una semana que el país emiratí quiere aumentar esta producción y animará a la OPEP+ a considerar y valorar esta oferta. Para los funcionarios estadounidenses este anuncio demuestra que el tema “se está moviendo en la dirección correcta”.

Zona de manipulación y enriquecimiento de gas ácido de la Saudi Oil Company en la planta de gas de Haradh, al este de la capital, Riyadh AFP/HO/ARAMCO
AFP/HO/ARAMCO - Zona de manipulación y enriquecimiento de gas ácido de la Saudi Oil Company en la planta de gas de Haradh, al este de la capital, Riyadh

Aun así, cabe destacar que las relaciones entre Washington y Riad han sido tensas desde que Biden asumió la presidencia. El presidente se negó a hablar directamente con el príncipe heredero Mohammed Bin Salman nada más asumir la presidencia, lo que evidenciaba la frialdad de las relaciones.

Combatientes progubernamentales yemeníes ocupan una posición cerca del campamento de al-Muhsam durante los combates para expulsar a los rebeldes hutíes proiraníes de la zona de Harad, en la provincia yemení de Hajjah PHOTO/AFP
PHOTO/AFP - Combatientes progubernamentales yemeníes ocupan una posición cerca del campamento de al-Muhsam durante los combates para expulsar a los rebeldes hutíes proiraníes de la zona de Harad, en la provincia yemení de Hajjah

Por otra parte, existe cierto acercamiento estadounidense con Irán en pro de reactivar el acuerdo nuclear, abandonado por Estados Unidos durante la presidencia de Donald Trump. En esta línea, Biden ha reiterado que levantará las sanciones impuestas a Teherán ejecutadas tras el creciente enriquecimiento de Uranio si este se compromete a seguir los términos del acuerdo.

Todo esto ha hecho que las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudí hayan pasado momentos de idas y venidas. Sumado también a las críticas que realizó el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, a la Administración de Biden por “supuestas interferencias” en los asuntos del reino no ha facilitado la distensión entre Washington y Riad. En este sentido, el “abandono” militar y político que Estados Unidos habría realizado en la región “libera” a Arabia Saudí de ejercer obligaciones políticas con Estados Unidos.

El príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman Agencia de Noticias de Bahrein vía REUTERS
Agencia de Noticias de Bahrein vía REUTERS - El príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman

Así, cuando Estados Unidos pidió a Arabia Saudí o a Emiratos que impusieran sanciones económicas contra Moscú tras la invasión de Ucrania estos se mostraron algo distantes. Tanto es así que Emiratos Árabes Unidos se abstuvo en la primera votación del Consejo de Seguridad para luego votar a favor de la condena.

Ahora, con la nueva entrega de los sistemas antimisiles parece que Estados Unidos trata de acercarse al país árabe, bien por tratar de cumplir su promesa de “cubrir las espaldas” bien por tejer unas relaciones que han estado resquebrajadas en un momento en el que el petróleo es un bien de primera tras el conflicto que asola Ucrania. 

Coordinador de América: José Antonio Sierra.