Estados Unidos, Luxemburgo, Emiratos y ahora Japón toman la delantera para explotar la minería espacial

Los cuatro países han formulado leyes para que sus empresas tengan derecho a extraer recursos minerales de otros cuerpos celestes
Japón ha creado las bases legales para que sus empresas y el capital privado puedan invertir en la explotación de la superficie y el subsuelo de los cuerpos ultraterrestres

PHOTO/Factor Tech  -   Japón ha creado las bases legales para que sus empresas y el capital privado puedan invertir en la explotación de la superficie y el subsuelo de los cuerpos ultraterrestres

El poder legislativo de Japón, la Dieta, acaba de sancionar la llamada Ley de Promoción de las Actividades Comerciales Relacionadas con la Exploración y Explotación de Recursos Espaciales.

Tras Estados Unidos, Luxemburgo y Emiratos, el también conocido como “el país de los cerezos en flor” es la cuarta nación que sienta las bases legales que favorecen la incursión de sus empresas en la explotación comercial de los asteroides que pululan por el cosmos. Algunos contienen importantes cantidades de níquel, hierro y cobalto, elementos pesados como uranio y torio, metales preciosos como oro, platino y rodio, tierras raras y otros minerales todavía desconocidos.

La recién aprobada disposición supone el pistoletazo de salida para que la industria privada del país asiático emprenda un camino a largo plazo y obtenga los apoyos oficiales necesarios. La meta es poder acometer en solitario o en cooperación los grandes proyectos de búsqueda, extracción y utilización de los recursos de interés estratégico que existen más allá de nuestro planeta. 

Bajo el amparo de los acuerdos internacionales en materia espacial suscritos por Japón, la nueva disposición permite que sus empresas y el capital privado puedan acceder, buscar, encontrar, explotar y obtener la propiedad sobre los minerales que arranquen de la superficie y el subsuelo de la Luna, Marte o cualquier otro cuerpo ultraterrestre. 

Siguiendo la ruta emprendida por Barack Obama en 2015, el primer ministro Yoshihide Suga ha culminado la apuesta de su antecesor, Shinzo Abe, para que la avanzada robótica japonesa apueste por la extracción de las riquezas alienígenas
PHOTO/AP - Siguiendo la ruta emprendida por Barack Obama en 2015, el primer ministro Yoshihide Suga ha culminado la apuesta de su antecesor, Shinzo Abe, para que la avanzada robótica japonesa apueste por la extracción de las riquezas alienígenas 
Barack Obama es el pionero de la minería espacial

La nueva norma modifica de forma parcial algunos de las disposiciones de la Ley de Actividades Espaciales de 2016, pero mantiene en vigor la mayor parte de su contenido. Entre las novedades destaca el hecho que el Ejecutivo se compromete a poner en marcha un servicio de consulta e información para proporcionar asesoramiento técnico a sus industriales con el fin de fortalecer su competitividad internacional. Pero mantiene vigente el que cualquier tipo de actividad ultraterrestre requiere la autorización previa del Gobierno de Tokio.

Aunque no entrará en vigor hasta finales de diciembre, la ley adoptada por la Dieta supone un muy importante salto cualitativo para las ambiciones espaciales de las autoridades de Tokio. Representa la culminación de la tarea que el actual primer ministro, Yoshihide Suga ‒de 73 años‒ ha dado a la visión estratégica emprendida por su compañero de partido y antecesor en el cargo, Shinzo Abe, quien gobernó el país durante casi ocho años, desde finales de diciembre de 2012 hasta mediados de septiembre de 2020.

Junto a Estados Unidos y Rusia, Japón es la única nación que dispone de un módulo propio (Kibo) en la Estación Espacial Internacional, un ejemplo de su empeño en ocupar un puesto relevante en el escenario espacial
PHOTO/NASA - Junto a Estados Unidos y Rusia, Japón es la única nación que dispone de un módulo propio (Kibo) en la Estación Espacial Internacional, un ejemplo de su empeño en ocupar un puesto relevante en el escenario espacial

A la vanguardia de la tecnología robótica mundial, las instituciones y empresas niponas tienen experiencia en llevar a cabo actividades de extracción, almacenamiento y traslado a la Tierra de las riquezas alienígenas. Así ha quedado demostrado en pequeña escala con la misión científica Hayabusa 2, que a principios de diciembre de 2020 regresó de su misión de exploración con unos pocos gramos de polvo procedentes del asteroide Ryugu, a 300 millones de kilómetros de nuestro Planeta Azul.

Barack Obama en la Casa Blanca, Estados Unidos fue pionero en aprobar una legislación que autoriza a sus ciudadanos y a las sociedades norteamericanas a “explorar, explotar y ser propietarios” de las riquezas que puedan extraer de los asteroides, la Luna o cualquier otro cuerpo celeste. Es la Ley de Competitividad de Lanzamientos Espaciales Comerciales, que data de noviembre de 2015.

El vicepresidente de Emiratos y gobernante de Dubái, el jeque Mohamed bin Rashid, es el impulsor de la Ley del Espacio de 2020. En la imagen, junto a una muestra lunar
PHOTO/WAM - El vicepresidente de Emiratos y gobernante de Dubái, el jeque Mohamed bin Rashid, es el impulsor de la Ley del Espacio de 2020. En la imagen, junto a una muestra lunar
Derecho de propiedad sobre lo extraído

La iniciativa del presidente Obama fue seguida por el viceprimer ministro y titular de la cartera de Economía del Gran Ducado de Luxemburgo, Étienne Schneider. En julio de 2017 auspició una ley que garantiza a las empresas registradas en el pequeño país la propiedad sobre los minerales, hidrocarburos o agua que puedan extraer en asteroides o cuerpos celestes.

La medida fue complementada al año siguiente con la creación de la Agencia Espacial de Luxemburgo, que junto con el gran operador de comunicaciones vía satélite asentado en el país ‒la Sociedad Europea de Satélites, SES‒, actúa como tractor de la pequeña industria espacial nacional.

El entonces viceprimer ministro de Luxemburgo y titular de la cartera de Economía, Étienne Schneider (derecha), impulsó en 2017 la ley que reconoce el derecho de propiedad sobre los minerales extraídos por las empresas registradas en el país
PHOTO/ESA - El entonces viceprimer ministro de Luxemburgo y titular de la cartera de Economía, Étienne Schneider (derecha), impulsó en 2017 la ley que reconoce el derecho de propiedad sobre los minerales extraídos por las empresas registradas en el país

La tercera nación que dio un paso en el mismo sentido fue la Unión de Emiratos Árabes, con una intencionalidad semejante a la del Gran Ducado. Su Ley Espacial de principios de 2020 es la primera del mundo árabe e islámico que promueve la participación del sector privado, regula los derechos de propiedad sobre las operaciones mineras y actividades comerciales ultraterrestres, a la vez que engloba el entorno legal de las actividades en el espacio. 

¿Se ajustan las cuatro leyes al derecho internacional? El conocido como Tratado del Espacio Ultraterrestre de 1967 establece que “el espacio (…), incluso la Luna y otros cuerpos celestes, no podrán ser objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, uso u ocupación, ni de ninguna otra manera”. Es por la citada disposición que en las cuatro legislaciones que contemplan la minería espacial, los derechos de propiedad afectan solo a los “recursos extraídos y no a los cuerpos celestes”, recalca la presidenta de la Asociación Española de Derecho Aeronáutico y Espacial (AEDAE), Elisa González Ferreiro. 

Las leyes de Estados Unidos, Luxemburgo, Emiratos y Japón se amparan en el Tratado del Espacio Ultraterrestre de 1967 y admiten que los derechos de propiedad afectan a los recursos extraídos pero no a los cuerpos celestes
PHOTO/NASA - Las leyes de Estados Unidos, Luxemburgo, Emiratos y Japón se amparan en el Tratado del Espacio Ultraterrestre de 1967 y admiten que los derechos de propiedad afectan a los recursos extraídos pero no a los cuerpos celestes

¿Y cuál es la posición de Rusia? El Kremlin ha sido pillado a contrapié y ha asumido una posición en contra. El director general de la Agencia Espacial de la Federación de Rusia, Dimitri Rogozin, ha afirmado en la Conferencia Global de Exploración Espacial de 2021 celebrada a mediados de junio pasado en San Petersburgo que la regulación de las actividades mineras ultraterrestres “es todavía un tema muy espinoso”. Por el momento, China e India tampoco se muestran favorables, mientras que la mayor parte de las naciones europeas se mantienen a la expectativa.