PUBLICIDAD

Iberdrola

Estados Unidos teme que los exmilitares afganos desvelen información sensible a Irán

Se estima que 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad afganas -incluidos oficiales que recibieron formación militar estadounidense- se han trasladado a Irán huyendo de los talibanes
afganistan-fuerzas-armadas

AFP PHOTO/Oficina del Ministerio de Defensa de Afganistán  -   Se calcula de unos 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad afganas, incluidos varios oficiales y agentes especiales entrenados por Estados Unidos, han huido a Irán

La retirada de tropas extranjeras de Afganistán y la caída de Kabul en manos de los talibanes han sido uno de los acontecimientos más relevantes de los últimos años. Las imágenes del aeropuerto Hamid Karzai repleto de ciudadanos desesperados por abandonar el país y huir del terror del nuevo Gobierno talibán dieron la vuelta al mundo y se convirtieron en uno de los símbolos de la salida estadounidense del país asiático. De la misma manera, los helicópteros Black Hawk sobrevolando la Embajada de Estados Unidos para evacuar al personal y la quema de miles de documentos confidenciales de la delegación diplomática evidenciaron esta caótica retirada que se presenta un importante fracaso dentro de la política exterior de Washington.

afganistan-kabul-retirada-eeuu
AP/SHEKIB RAHMANI - Cientos de personas se reúnen cerca de un avión de transporte C-17 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en el perímetro del aeropuerto internacional de Kabul, Afganistán, el 16 de agosto de 2021

Un año después, Afganistán continúa sumido en la inestabilidad e inseguridad. El país enfrenta una grave crisis humanitaria y económica mientras ciertos sectores de la población, como las mujeres o la minoría chií hazara ven como sus derechos retroceden a pasos agigantados. Asimismo, ciudadanos que trabajaron con las tropas extranjeras o los miembros del anterior Gobierno que todavía no han sido evacuados enfrentan una gran amenaza. En este sentido, de acuerdo con un informe de Naciones Unidas publicado en enero de 2022, más de 100 personas vinculadas al anterior régimen fueron asesinadas en ejecuciones extrajudiciales.

Por ello, y con el objetivo de proteger su vida, miles de afganos relacionados con el Ejecutivo de Ashraf Ghani o con las fuerzas armadas anteriores han optado por abandonar el país. Los que no han conseguido un visado en países occidentales -en el caso de Estados Unidos, los trámites burocráticos obstaculizan el proceso- han decidido cruzar la frontera oeste y llegar a Irán.

taliban-afganistan-iran
AFP/HOSHANG HASHIMI - Un combatiente talibán monta guardia en la frontera de Islam Qala entre Irán y Afganistán

Muchos de los afganos que han huido al país de los ayatolás formaron parte de los comandos de élite que recibieron entrenamiento de Estados Unidos. Por este motivo, tal y como releva Foreign Policy, las autoridades de Washington temen ahora que los exiliados afganos proporcionen información “sensible” y entrenamiento militar al régimen de Teherán, principal enemigo de Estados Unidos en la región.

Altos funcionarios estadounidenses miran con desconfianza el papel que pueden tener las autoridades iraníes ante la llegada de afganos con datos relevantes acerca de la inteligencia y el sector militar americano. Cuatro han confirmado a la revista que es “posible” que los agentes especiales que huyeron de Afganistán puedan desvelar sus conocimientos sobre información militar confidencial, así como tácticas de las fuerzas especiales y recopilación de datos de inteligencia, ya sea voluntariamente o bajo coacción.

afganistan-eeuu
REUTERS/OMAR SOBHANI - Un marine estadounidense junto a soldados del Ejército Nacional Afgano (ANA) durante un entrenamiento en la provincia de Helmand, Afganistán, el 5 de julio de 2017

Aunque durante los últimos días de la retirada Estados Unidos consiguiese realizar una evacuación de casi 130.000 personas, muchos de los militares entrenados por Washington no lograron escapar del país y por eso han optado por el vecino Irán. De acuerdo con la revista estadounidense y basándose en un informe de Michael McCaul, líder republicano del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, se calcula de unos 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad afganas, incluidos varios oficiales y agentes especiales entrenados por Estados Unidos, ya habrían llegado a Irán, la única alternativa de muchos de ellos.

afganistan-eeuu
AFP/ WAKIL KOHSAR - Altos funcionarios estadounidenses aseguran que es “posible” que los agentes especiales que huyeron de Afganistán puedan desvelar sus conocimientos sobre información militar confidencial

El informe también indica que “todavía no se ha otorgado un estado de prioridad especial a ningún exmilitar afgano a pesar de los riesgos de seguridad destacados por el propio Departamento de Estado de la administración Biden”. En este sentido, Mick Mulroy, exsubsecretario adjunto de defensa y oficial paramilitar de la CIA, declara a Foreign Policy que los comandos y otras unidades especiales afganas “no tienen otra opción” y que “el único lugar al que pueden ir para escapar de los talibanes es Irán”. Teherán es consciente de esto. Por ello, el Gobierno iraní ha entregado a los comandos afganos visados de residencia por siete meses siempre y cuando demuestren que formaron parte del Ejército afgano.

En esta foto de archivo tomada el 5 de mayo de 2021, soldados del Ejército Nacional Afgano (ANA) marchan durante una ceremonia en una base militar en el distrito de Guzara de Herat AFP/ HOSHANG HASHIMI
AFP/ HOSHANG HASHIMI - Soldados del Ejército Nacional Afgano (ANA) marchan durante una ceremonia en una base militar en el distrito de Guzara de Herat el 5 de mayo de 2021

Aunque Irán no es el único adversario de Estados Unidos que podría aprovecharse de esta situación para conseguir información valiosa. El informe republicano también señala que Rusia y China podrían “reclutar o coaccionar” a exmiembros de las fuerzas de seguridad afganas para recabar información sobre Estados Unidos. McCaul indica que esta situación representa un “gran riesgo de seguridad nacional” porque esos exmilitares “conocen las tácticas, técnicas y procedimientos militares y de inteligencia de Estados Unidos”. 

Coordinador de América: José Antonio Sierra