Etiopía, millones de personas sin comida ni agua

Desde Misiones Salesianas se lanza la campaña ‘Emergencia Etiopía’ de cara a apoyar a la población más vulnerable afectada por el conflicto
Etiopía, millones de personas sin comida ni agua

 -  

"Ricos y pobres golpean nuestra puerta todos los días pidiendo comida para sobrevivir desde que estalló la guerra", explican los misioneros salesianos de Adwa. Y es que la región de Tigray, en el norte de Etiopía, vive una grave crisis humanitaria a punto de cumplirse siete meses de conflicto armado.

El conflicto está dejando miles de muertos, más de un millón de personas desplazadas y más de 60.000 personas han tenido que huir de sus hogares hacia otros países, como Sudán, donde los asentamientos de refugiados se encuentran desbordados. En las últimas semanas más de 45.000 personas han llegado a Shire y más de 35.000 a Adwa. "Los misioneros ya visitamos cinco asentamientos en la zona con miles de personas. Desde entonces, repartimos alimentos y otros artículos de primera necesidad. El número de personas que llega cada día no deja de aumentar. Parece no tener fin", explican los misioneros salesianos.

Además, más de 4,5 millones de personas de esta región al norte de Etiopía necesitan ayuda de emergencia urgente para sobrevivir, de un total de 5,5 millones de personas. "El corte de las comunicaciones, la falta de luz eléctrica, el cierre de los bancos y de los mercados han dejado la zona desabastecida y a millones de personas sin nada que comer", explica Eusebio Muñoz, director de Misiones Salesianas.Etiopía, millones de personas sin comida ni agua

"Las organizaciones humanitarias alertan que entre el 3% y el 15% de los menores de cinco años sufre malnutrición porque no recibe ni una comida al día", explican los misioneros salesianos de Adwa. La situación es muy grave para una población civil que ya estaba siendo golpeada por la pandemia y las plagas de langosta.

Desde Misiones Salesianas se ha abierto una campaña Emergencia Etiopía para apoyar a la población más vulnerable y a los misioneros salesianos que trabajan en Adwa, Shire, Adigrat y Mekelle, ciudades en Tigray. "Queremos llegar a la mayor población posible con alimentos, medicamentos, artículos de primera necesidad...", explica Muñoz. Además, se pide a las partes implicadas un compromiso con la paz, pero, sobre todo, que dejen atender a las personas vulnerables para no seguir perdiendo vidas innecesarias.

En los tres primeros meses del año los misioneros salesianos en Tigray ya han atendido a más de 3.800 familias con alimentos y artículos de primera necesidad, incluidas personas desplazadas y con especial atención a niños, niñas y jóvenes y a las madres con menores a su cargo. Además, los misioneros también están llegando a la población eritrea más vulnerable en la región.