PUBLICIDAD

Iberdrola

Fallece Mohamed Sanusi Barkindo, el secretario general de la OPEP

El nigeriano había dirigido la organización petrolera desde 2016, enfrentándose a algunas de las mayores crisis de la historia del sector
El secretario general de la OPEP, Mohamed Barkindo

AFP/JUAN CEVALLOS  -   El secretario general de la OPEP, Mohamed Barkindo

El secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el nigeriano Mohamed Sanusi Barkindo, ha fallecido este martes en Abuya a los 63 años, tras dos mandatos al frente del cártel petrolero. En un comunicado de prensa, la Secretaría de la Organización anunció su muerte, sin concretar la causa, calificándola como “una profunda pérdida para toda la familia de la OPEP, la industria petrolera y la comunidad internacional”. 

Nacido en Yola, una ciudad del oeste de Nigeria, el técnico había ocupado importantes posiciones en el Ministerio del Petróleo nigeriano y la Nigerian National Petroleum Corporation (NNPC), la principal petrolera del país, y representó al país en las negociaciones climáticas de la ONU. Barkindo se convirtió en delegado de Nigeria ante la OPEP en 1986, y desde entonces ha ido ocupando sendos cargos en la Organización, hasta que en 2016 fue elegido secretario general por consenso, repitiendo en un segundo mandato tres años después. 

La OPEP es un cártel petrolero con sede en Viena que agrupa una serie de países de Oriente Medio, África y América Latina para establecer cuotas de producción, y así regular el mercado a su favor. Barkindo finalizaba su segundo mandato al frente del grupo a finales de este mes, no pudiendo aspirar a un tercero por el límite establecido en los estatus de la Organización. 

PHOTO/AP - El secretario general de la OPEP, Mohamed Barkindo, habla durante la ceremonia de apertura de la Exposición y Conferencia Internacional del Petróleo de Abu Dabi (ADIPEC) en Abu Dabi el 11 de noviembre de 2019
PHOTO/AP - El secretario general de la OPEP, Mohamed Barkindo, habla durante la ceremonia de apertura de la Exposición y Conferencia Internacional del Petróleo de Abu Dabi (ADIPEC) en Abu Dabi el 11 de noviembre de 2019

Unas horas antes de su fallecimiento, Barkindo realizó sus últimas declaraciones en público en una conferencia sobre el gas y el petróleo nigeriano celebrada en Abuya, donde agradeció al presidente del país, Muhammadu Buhari, por otorgarle su confianza para servir como secretario general, lo que calificó como “el honor de toda una vida”. 

El mandato de Barkindo no fue fácil, teniendo que hacer frente a las consecuencias de la caída de los precios del crudo un año antes de su ascenso, en 2015, así como al desplome total con la pandemia de la COVID-19. En estos últimos meses, el funcionario africano, además, ha tenido que capear el temporal energético generado por la guerra en Ucrania y la reactivación de la actividad económica post-COVID, que ha disparado los precios y tensionado el mercado, con un aumento de la demanda y una reducción de la oferta, empeorada con los esfuerzos occidentales de desembarazarse del crudo ruso. 

Debido a su próxima retirada, la OPEP ya había elegido a su sucesor, el kuwaití Haitham al-Ghais, a quien el africano definió como “un veterano experimentado de la industria petrolera y un diplomático astuto que se ha dedicado a la OPEP durante muchos años”. 

AP/EBRAHIM NOROOZI - El secretario general de la OPEP, Mohamed Sanusi Barkindo, durante el Foro Mundial de la Energía del Consejo Atlántico en la Expo 2020 de Dubái, Emiratos Árabes Unidos, el lunes 28 de marzo de 2022
AP/EBRAHIM NOROOZI - El secretario general de la OPEP, Mohamed Sanusi Barkindo, durante el Foro Mundial de la Energía del Consejo Atlántico en la Expo 2020 de Dubái, Emiratos Árabes Unidos, el lunes 28 de marzo de 2022

En sus últimas declaraciones, Barkindo también advirtió contra la falta de inversión en el sector y los múltiples retos a los que tenía que hacer frente. “Para decirlo sin rodeos, ¡la industria del petróleo y el gas está bajo asedio!”, clamó el nigeriano. Haciendo balance de la situación actual, Barkindo afirmó que la guerra en Ucrania, la pandemia y la inflación han formado una “tormenta perfecta”, causando “volatilidad e incertidumbre en los mercados de materias primas y, lo que es más importante, en el mundo de la energía”. 

Recientemente, la OPEP+, que además de los Estados de la Organización también incluye otros importantes países productores que se encuentran fuera del grupo, como Rusia o México, acordó incrementar la producción en 648.000 barriles diarios de crudo, un aumento de la oferta que, no obstante, sigue lejos de las cantidades demandadas por el mercado.

AFP/KARIM SAHIB - El secretario general de la OPEP, Mohamed Sanusi Barkindo (izq.), en el 24º Congreso Mundial de la Energía
AFP/KARIM SAHIB - El secretario general de la OPEP, Mohamed Sanusi Barkindo (izq.), en el 24º Congreso Mundial de la Energía

Para aliviar esta crisis energética, el técnico africano sugirió el regreso de Irán y de Venezuela al mercado internacional, hasta ahora excluidos por las sanciones económicas de Estados Unidos, y lamentó la parálisis de las exportaciones libias, cuya industria está detenida por las divisiones internas que asolan al país árabe. “No podemos permitir que la cooperación en energía a nivel multilateral y la seguridad energética mundial se conviertan en daños colaterales de la geopolítica”, advirtió Barkindo.