Fallece Riay Tatary Bakry, presidente de la Comisión Islámica de España

Víctima del coronavirus, tenía 72 años y también era secretario general de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE)
Riay Tatary Bakry, presidente de la Comisión Islámica de España, ha fallecido este lunes en Madrid a causa del coronavirus

 -   Riay Tatary Bakry, presidente de la Comisión Islámica de España, ha fallecido este lunes en Madrid a causa del coronavirus

El COVID-19 continúa cobrándose vidas en España. Este lunes, ha fallecido Riay Tatary Bakry, el presidente de la Comisión Islámica de España, por la infección de este patógeno. Tenía 72 años y llevaba ingresado en el hospital de La Paz dos semanas. Su esposa también se encuentra ingresada en estado grave. Tenía cinco hijos y será enterrado en el cementerio musulmán de Griñón, al sur de Madrid.

Tatary Bakry era originario de Damasco (Siria), pero llevaba casi medio siglo residiendo en España. Se desempeñaba habitualmente como imán de la mezquita Abu Bakr, emplazada en el barrio madrileño de Tetuán y considerada el centro de oración más importante para los musulmanes en la capital española. Al mismo tiempo, era el secretario general de la Comunidades Islámicas de España (UCIDE).

Doctor en medicina, es una figura histórica en lo que se refiere a la representación de comunidades musulmanas. Al poco de llegar a España, en 1971, Tatary Bakry contribuyó activamente a la fundación de la Asociación Musulmana de España, que levantó, precisamente, la mezquita de Tetuán.

En los años 80, formó parte de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa del Ministerio de Justicia. Más adelante, a principios de los años 90, participó en el nacimiento de UCIDE, así como de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI). En 1992, acabó por aparecer la Comisión Islámica de España, que se ha destacado como máxima entidad de representación de los musulmanes en el país desde entonces. Ese mismo año, firmó un acuerdo de colaboración con la Dirección General de Asuntos Religiosos. Por todas sus aportaciones a la convivencia entre religiones, Tatary Bakry recibió en 1997 la Encomienda de la Orden del Mérito Civil.

Tanto el Ministerio de Justicia como el Gobierno de España han lamentado a través de sus respectivas cuentas de Twitter el fallecimiento de Tatary Bakry, al que han calificado como “un ejemplo de lucha por la convivencia y la tolerancia”.

De igual forma, representantes de otras comunidades religiosas han expresado públicamente sus condolencias. “Lamento la muerte de Riay Tatary. Fue un gran amigo y un hombre de fe que buscó lo que une a los hombres, siempre dispuesto al diálogo interreligioso”, ha manifestado el cardenal Carlos Osoro, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Madrid.

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), por su parte, ha enviado su pésame a los musulmanes de España y ha descrito a Tatary Bakry como “un hombre de paz y diálogo y defensor del factor religioso en la sociedad”.