Fernando Alonso afina sobre las dunas saudíes

El piloto asturiano ha mejorado su ritmo de carrera durante la tercera etapa del Rally Al-Ula-Neom
Fernando Alonso, Toyota Hilux

 -   Fernando Alonso, Toyota Hilux

Fernando Alonso ha disputado con su Toyota Hilux la tercera y penúltima etapa del Rally Al-Ula-Neom en Arabia Saudí (dentro del calendario de la Saudi Toyota Desert Rally Championship) y continúa mejorando paulatinamente su rendimiento a medida que sigue acumulando kilómetros sobre la arena del desierto saudí. El asturiano terminó, junto a su copiloto Marc Coma, en tercera posición en esta jornada de viernes a tan solo 1 minuto y 55 seguidos del vencedor, el piloto local Yazeed al-Rahji, también miembro del equipo japonés de Toyota, que corre junto al copiloto ruso Konstantin Zhiltsov. 

Esta penúltima etapa del rally constaba de 231 kilómetros, llegando ya a la localidad de Neom, y el piloto asturiano estuvo incluso pugnando por la segunda posición de la etapa; aunque, finalmente, acabó a 17 segundos del piloto local saudí de Mini Yasir bin Seaidan, segundo clasificado junto a su copiloto, el francés François Cazalet.

Ahora mismo, Fernando Alonso transita en la clasificación general en cuarto puesto, a 12 minutos y 3 segundos del líder Bin Seaidan, y todavía por detrás de la dupla de Toyota Al-Rahji-Zhiltsov y de la pareja de Peugeot compuesta por el piloto de Emiratos Árabes Unidos Khalid al-Qassimi y el copiloto francés Xavier Panseri. 

La cuarta y última etapa tendrá lugar el sábado ya en la ciudad de Neom y la pareja española Alonso-Coma luchará por entrar en el podio final; una labor complicada por las escasas diferencias que se están dando en el Rally Al-Ula-Neom. Tendrían que recortar más de seis minutos al tándem formado por Al-Qassimi y Panseri, algo bastante complicado por lo parejo de los tiempos que están cosechando en cada etapa los participantes. 

Las sensaciones por lo tanto están siendo buenas; además, compitiendo con pilotos locales saudíes que conocen perfectamente la zona y los tramos por donde pasa la competición. El español sigue adaptándose rápidamente a lo que es correr en un raid de campo a través por el desierto, de cara a prepararse para su estreno en el Rally Dakar, que se disputa entre el 5 y el 17 de enero también en el reino saudí. Una 42ª edición que es especial porque es la primera vez en la historia que arriba a Asia, en concreto a Oriente Medio, tras su paso por África, Europa y América Latina. 

Fernando Alonso, Toyota Hilux
Fernando Alonso, Toyota Hilux

El doble campeón de Fórmula 1 ya expresó hace unos meses su deseo de convertirse en “el mejor piloto de todo”. Después de haber dejado la F1, se propuso iniciar una andadura que le ha llevado a competir en otras disciplinas de motor y a tener éxito, como ya demostró con sus victorias en la mítica prueba de las 24 horas de Le Mans, las 6 horas de Spa y en el Mundial de Resistencia (WEC, por sus siglas en inglés), cosechadas con la escudería nipona de Toyota, a la que llegó tras una mala experiencia deportiva con McLaren, donde no triunfó tanto en Fórmula 1 como en la prueba de las 500 millas de Indianápolis. 

Alonso lleva camino de obtener su propósito y no se muestra reticente ante ninguna propuesta. Precisamente, tras acabar la competición en el Rally Al-Ula-Neom, viajará a Argentina para protagonizar el lunes un acto de promoción con el equipo Toyota Gazoo Racing, en cuyo marco probará el Toyota Corolla Super TC2000, con el que el equipo asiático participa oficialmente en el Super TC2000, prestigiosa carrera en circuito de turismos en Argentina y una de las más relevantes del calendario del motor sudamericano. 

El Toyota Corolla STC2000 es un turismo de competición de 385 caballos de potencia que supera los 300 kilómetros por hora de velocidad, lo que da la medida del nuevo reto de Alonso. Con este modelo ya serían tres de la firma Toyota en los que el piloto asturiano se ha puesto al volante, tras el TS050 Hybrid, con el que ganó el Mundial de Resistencia, y el Toyota Hilux, con el que correrá el Rally Dakar y con el que actualmente viene disputando los diferentes raids preparatorios de cara a la cita saudí de enero. 

También se especula con que Alonso estaría interesado en montarse en el Toyota Yaris con el que se corre el Mundial de Rallies, pero solo a modo de prueba ya que no tendría intención en llegar a correr oficialmente en el Campeonato Mundial de Rally (WRC, por sus siglas en inglés).

Alonso sigue preparando en Arabia Saudí el próximo reto del Rally Dakar y el Rally Al-Ula-Neom le está sirviendo bastante para aclimatarse a lo que se encontrará en enero, altas dunas con arena fina características de la superficie del Reino. Aunque no se ha podido competir por los trazados exactos por los que discurrirá el Dakar tras la negativa expresa de la empresa organizadora, la compañía francesa ASO, a que se tocasen los recorridos por los que pasará la prueba de motor más dura del mundo. 

Fernando Alonso, Toyota Gazoo Racing
Fernando Alonso, Toyota Gazoo Racing

Todo ello después de haberse probado previamente en Sudáfrica y en Marruecos (disputando el Rally de Marruecos), donde pasó por bastantes ‘penurias deportivas’ con poco ritmo de carrera e incluso accidentes y roturas mecánicas. Ahora parece que ya en territorio saudí las prestaciones deportivas del piloto español están mejorando cualitativamente, de cara a enfrentarse en el Dakar a auténticos maestros como el francés Stephane Peterhansel, ganador en 13 ocasiones del Rally Dakar tanto en la categoría de motos como en la de coches y conocido como ‘Monsieur Dakar’, el qatarí Nasser al-Attiyah, doble vencedor en coches (incluida la última edición de 2019), o el madrileño Carlos Sainz, bicampeón del Dakar en la modalidad de coches en 2010 y 2018.