Fernando Sanz: “Nos ha costado salir. Nunca habíamos reclamado nuestro sitio fuera de España y es prioritario”

Atalayar entrevista a Fernando Sanz, director de LaLiga para Oriente Medio y Norte de África
Fernando Sanz, director de LaLiga para Oriente Medio y Norte de África

 -   Fernando Sanz, director de LaLiga para Oriente Medio y Norte de África

Fernando Sanz (Madrid, 1974) colgó las botas en 2006 en el Málaga. Siete temporadas, más de 200 partidos y el brazalete de capitán. Del césped pasó al despacho principal, al de presidente. Por sus venas corre sangre de directivo. Su padre, Lorenzo Sanz, fue el dirigente que devolvió a Europa al Real Madrid con aquella séptima Champions que también levantó Fernando como jugador. Después de presidir el Málaga le tocaba presidir la expansión del fútbol español. Javier Tebas se fijó en él para llevar a LaLiga por todo el mundo. En ese cargo no hay un despacho, hay muchos y en muchos países. Atalayar ha querido charlar con el principal embajador de LaLiga sobre la expansión de la competición en Asia y África.  

Pregunta: ¿En Asia y África ya había interés en LaLiga o ha sido la propia competición la que ha querido expandirse en estas zonas?

Respuesta: En 2013 Javier Tebas me llama y me ofrece participar en la expansión de LaLiga por estas zonas. Me encomienda la apertura de primera oficina de LaLiga en Dubái. Yo siempre había percibido que el fútbol español es muy popular allí. En cualquier aeropuerto das tu DNI y ven que eres español y enseguida te preguntan por el Real Madrid y por el Barça. El interés siempre ha sido importante. Admiran nuestra liga, nuestra competición ya nuestros clubes. También empezamos allí porque nuestro ‘broadcaster’ principal es Bein Sports y tiene influencia en esa zona. Dubái es un lugar perfecto. Es el centro neurálgico de Asia y África. 

P.: ¿La zona horaria beneficia el interés por la competición española?

R.: Los cambios horarios de esa zona benefician. El cambio de horario en el inicio de los partidos le viene bien a América y a Asia. Todos tienen horarios prime time. Aunque ya no sé muy bien en España qué horario es prime time. Antes se discutía mucho y ahora se piden partidos a las 12 de la mañana para ir con la familia. Los campos se llenan...

P.: ¿El Clásico entre el Real Madrid y el Barcelona es también el producto estrella para África y Asia?

R.: Una barbaridad. Es verdad que la final de la NFL es el evento más seguido, pero El Clásico se juega dos veces al año y lo siguen 600 millones de personas en directo. EAU, África, Panamá EEUU, Arabia Saudí… Un ejemplo, Panamá se para para ver El Clásico y dependiendo de qué equipo gane se celebraba en una zona u otra de la ciudad. 

P.: ¿Qué ha notado LaLiga que demanda el aficionado árabe de nuestra competición?

R.: El producto final es nuestra gran mejora. Es un producto definido. Sabes que es un partido de LaLiga por las gradas, terreno de juego… detalles que antes no se cuidaban. Todo eso ha hecho que nuestro producto sea más admirado. Hemos apostado por las últimas tecnologías. Al aficionado que coge el mando de la televisión le gusta este producto. 

P.: ¿Dónde se verá el trabajo que hace LaLiga con los jóvenes en Oriente Medio y África: en el fútbol europeo o potenciará sus propias competiciones?

R.: Cuando llegamos allí nuestro primer objetivo es que las ligas locales no nos viesen como un rival que viene a quitarles sus patrocinadores. Somos aliados y amigos para ellos. Hacemos intercambio de conocimiento. Ellos aprenden de LaLiga y LaLiga de ellos. Aprenden de cómo es el desarrollo del jugador o del entrenador en España, pero también del marketing o del control económico. Se lo ponemos a su disposición para que tomen ventaja. Cuando uno es vanidoso se cree que lo suyo es lo mejor pero siempre puedes aprender de otras ligas, presumiblemente menores. 

P.: En la expansión de LaLiga por todo el mundo ¿también hay competencia con otras ligas potentes de Europa?

R.: Sorprendentemente a todas las zonas donde he ido la pasión, el respeto y el cariño que nos tienen es tremendo. Nos ha costado salir. Nunca habíamos reclamado nuestro sitio fuera de España y es prioritario. Estamos cerca de los aficionados a los que hemos tenido un poco abandonados. En seis años hemos pasado de 700 millones de seguidores a tres mil millones. Hemos sido muy aceptados. Llegamos a 190 países donde puedes ver LaLiga en directo. 

P.: ¿Es un reto para LaLiga expandir la competición en un continente tan complejo como África?

R.: Esa estrategia vienen de la presidencia. Estudiada y meditada. 

P.: ¿Qué lazos tiene LaLiga con los tres países del Magreb?

R.: Allí ya se ve futbol español. Están dentro de la zona MENA (Medio Oriente y Norte de África) y tenemos pendiente hacer la expansión de nuestra Liga en la zona. 

P.: ¿Comunicarse en árabe en la web y en redes sociales consigue acercar aún más LaLiga a estos países?

R.: Sin duda. Si quieres dar un mensaje y se lo das en su idioma el confort es mayor. Hacer una web, las redes sociales en árabe… eso hace que haya más cercanía. Hace que tengas presencia. Antes se hacía una llamada para comunicar algo, ahora tienes que estar presente para saber cómo conviven, para sentarte con ellos y ver su realidad. Es la clave del éxito, la presencia física. 

P.: Fútbol profesional, aficionado, jóvenes… ¿LaLiga quiere apoyar a todas las realidades deportivas de estos países?

R.: Y también ‘bussiness school’ para universidades, la responsabilidad social corporativa, Liga Geniune para integrar a las personas con discapacidad, la Liga Promises que se ha convertido en el torneo sub-12 más importante del mundo… hay gente que piensa en el producto final, pero hay otras muchas acciones detrás. Nuestro menú es muy extenso. 

P.: ¿Demanda LaLiga cambios sociales a los países donde expande su marca? 

R.: No. Nosotros somos una entidad deportiva. Hablamos de fútbol, de deporte… no somos ningún movimiento político que llegue a un país para intentar cambiar las costumbres. Queremos hablar en el idioma del fútbol. Cerramos acuerdos para que el futbol local crezca y así ganemos todos. 

P.: ¿Un país que ha sorprendido a LaLiga en estos años de expansión?

R.: Cuando abrimos la oficina el Johannesburgo estuvimos en una reunión de colaboración donde, entre otros, estaba el presidente de la Liga sudafricana. Me quede anonadado del conocimiento organizativo y de otras facetas que tenía. Cuando piensas que llegas a enseñarles, resulta que te están enseñando a ti. Los intercambios con otras ligas han sido muy importantes para nosotros.

P.: ¿Un territorio por explorar para LaLiga? 

R.: Casi no hay ninguno. Es nuestra grandeza. Quizá no haya una oficina, pero siempre hay un delegado con influencia. No hay ningún país donde la liga no tenga presencia. Por ejemplo, el delegado de Islas Fiji está en Australia, pero también puede llegar a Nueva Zelanda y de ahí salta a las Islas Salomón. El de Kirguistán puede llegar a Azerbaiyán siempre que haya oportunidad, claro. Es un gran trabajo del equipo de ‘network’ de LaLiga.