Fernando Valenzuela: “Europa es una gran potencia, lo que le falta es voluntad política”

El concepto de autonomía estratégica ha marcado el rumbo de una futura hoja de ruta que pretende rescatar el poder europeo a nivel internacional
fernando-venezuela-unión europea

 -  

La segunda jornada del curso ‘Reforzar el papel internacional de la Unión Europea en la Conferencia sobre el Futuro de Europa’, en el desarrollo de los cursos de verano de El Escorial, ha acogido la celebración de un seminario destinado a esclarecer las consecuencias para la acción política europea en el marco de la aplicación de la autonomía estratégica. En esta primera parte, el embajador de España y exsecretario de Asuntos Exteriores, Fernando Valenzuela, ha declarado que, en la actualidad, “la UE atraviesa un momento realmente definitorio porque nos enfrentamos a una situación que va a obligar a la UE a tomar medidas que no ha tomado antes (…) Estas dos últimas décadas han sido difíciles, se ha ido encontrando en un marco internacional cada vez más complejo y difícil”.

En esta situación, el embajador remarca que “la UE ha protagonizado un tremendo desafío de las migraciones y asilo, y sigue siendo una problemática que no se ha resuelto”. La UE ha hecho un tránsito único en el mundo desde la perseveración de la paz a una política monetaria común, pero en vías de cooperación los Estados miembros son más diversos tienen experiencias recientes que han sido distintas por lo que la cohesión interna iba disminuyendo. Europa está en un momento de dispersión”.

carmela-perez-bernardezTodo esto combinado con las relaciones internacionales con China y Estados Unidos, junto con su creciente influencia internacional, hace que la situación sea “complicada y peligrosa para la UE”, añade. Ante esta crisis europea, Valenzuela explica que “el sistema internacional multilateral que caracteriza a Europa está en un momento crítico y es una característica indispensable para el futuro de la UE. Junto a esto, existe un fracaso en la política de vecindad que pone un límite material al poder normativo de la UE”. Sin embargo, Valenzuela señala que “hemos sido capaces de dar forma a soluciones multilaterales y avances en el sistema multilateral”.

Por ello, el concepto de autonomía estratégica cobra especial relevancia ya no sólo como medio para recuperar espacio político frente a Estados Unidos, que es el debate inicial a través del cual la autonomía estratégica se dio a conocer, si no que, como expresó Borrell, “la autonomía estratégica se ha ampliado a nuevos ámbitos de naturaleza económica y tecnológica, como ha puesto de manifiesto la pandemia de COVID-19”.

“Décadas de fracasos más que de éxitos”

Desde una perspectiva más esperanzadora, Valenzuela explica que “los Estados miembros tienen compromiso con lo que están haciendo y crean las instituciones adecuadas para hacer lo que deben hacer. En este aspecto, existe una amplia generosidad con las competencias de la Comisión por parte de los Estados miembros”.

carmela-perez-bernardez

Aun así, el exsecretario lamenta que “en los últimos años el compromiso de los Estados miembros no está tan consciente y las instituciones no están ahora a la misma altura. Es necesario solucionar la cuestión de la unanimidad, llevar a cabo una reforma de los tratados, todavía hay un convencimiento de mantener el principio de unanimidad”, además de “transferir más capacidad de decisión a la UE”.

De cara a los nuevos retos relacionados con el desarrollo tecnológico y el cuidado del medioambiente, Valenzuela afirma que “Europa está dando pasos cada vez más rápidos hacia una energía verde y ha mantenido un liderazgo decisivo”. Por otro lado, “los avances tecnológicos son de gran magnitud y cambian nuestra forma de vivir y relacionarnos”, señala.

unión-europea-aldecoa-complutenseEn el factor energético recalca que existe una “dependencia de los combustibles fósiles que durante un tiempo va a ser importante y EEUU y Rusia juegan un importante peso en alguna de nuestras decisiones en este ámbito por lo que se debe marcar un terreno de entendimiento con ellos”. A esto añade que “Europa es una gran potencia, lo que le falta es voluntad política”. En este sentido, la Unión Europea también se enfrenta al reto de la “gran competencia que existe en el mundo en empresas tecnológicas en la cual Europa se encuentra en una situación difícil de competir”.

En cuanto a la influencia de la OTAN en el desarrollo de la Unión Europea el exsecretario enfatiza en que “la OTAN ha ejercido un papel mucho más importante en las posibilidades de desarrollo y profundidad de la UE”. Remarca que sin la OTAN y sin EEUU “no sé si la UE y las políticas económicas hubieran llegado y hubiese tenido el desarrollo que ha tenido, muy distinto y condicionado”.

unión-europea-aldecoa-complutense

En esta línea, “la OTAN Y Estados Unidos han conseguido que la UE mantenga una influencia en el mundo positiva, a través de los soldados de la paz y convirtiéndose en el primer donante al sistema multilateral en el mundo. La seguridad profunda y territorial la siguen proporcionando la OTAN y EEUU y el continuo desenganche de EEUU nos pone ante nuestra realidad, que deberemos analizar si seremos capaces de afrontar”.

En este aspecto, Valenzuela lamenta que “hay muchas iniciativas a las que la UE no ha prestado atención, por ejemplo, la iniciativa indo-pacífica”.

unión-europea-aldecoa-complutenseDe cara al futuro, el embajador subraya que “si hay un sitio donde Europa se juega de verdad su futuro es en África, continente que va a determinar el desarrollo de Europa en este siglo”. Junto a esto afirma que el multilateralismo es el ADN de la UE, donde “el poder normativo de la UE florece ahí, en aportar soluciones para temas, un ámbito en el cual Europa tiene capacidad de inspiración”.

Por otro lado, en la segunda ponencia, la profesora titular de Derecho Internacional de la Universidad de Granada, Carmela Pérez Bernández, ha presentado una conferencia sobre ‘Los derechos humanos en la acción exterior europea: sanciones y otros medios de promoción’, en la que ha presentado el nuevo plan de acción y la hoja de ruta de DDHH para los próximos años de la UE que se caracterizan por “ocuparse de la acción exterior, vigilar el debilitamiento del Estado de derecho, luchar contra las campañas de desinformación y pone el acento en la vulnerabilidad de los defensores de los DDHH” en el que “la unanimidad es clave”.

 fernando-venezuela

“En el contexto en el que nos encontramos de desafíos en materia de DDHH en un ambiente erosionado por la pandemia, la Unión sí se encuentra en un momento más propicio para mostrar su fortaleza como actor jurídico político”, añade.

Por último, concluye tras afirmar que “ahora este aspecto se debe hacer más visible y para ello no puede utilizar un único instrumento, debe hacer uso de los instrumentos de condicionalidad positiva, salvaguardando el artículo 2 de la UE que es básico” y ultima que “la madurez de la UE a través de ese refuerzo por la voluntad política tiene que llevarla a mantener equilibrios en materias de sanciones”.