Francia anuncia una retirada parcial de sus tropas en el Sahel

El presidente ha elogiado el éxito de sus militares y ha decidido reducir su presencia en la zona
Atalayar_Soldados francéses en Mali

PHOTO/REUTERS  -   Soldados francéses en Mali

El Gobierno de Francia ha decidido retirar algunas tropas de la región africana del Sahel. El presidente Emmanuel Macron dijo que Francia podría “ajustar” sus operaciones tras los éxitos contra los militantes yihadistas y la llegada de más fuerzas europeas. 

Se tomará una decisión en la próxima cumbre conjunta de Francia y el G5 Sahel, la fuerza antiterrorista regional de África Occidental, que incluye a Burkina Faso, Mali, Mauritania, Níger y Chad. La cumbre se llevará a cabo en febrero en N'djamena, la capital de Chad, auspiciada por el presidente Emmanuel Macron y los jefes de los ejércitos.

Se espera que Francia anuncie una retirada parcial a mediados de febrero, según fuentes diplomáticas y militares. Florence Parly, la ministra de las Fuerzas Armadas, dijo que Macron y los jefes de estado regionales conversarán sobre la situación en una cumbre en Chad el próximo mes. 

Francia es el país de Occidente que cuenta con la mayor presencia militar que lleva a cabo operaciones de contrainsurgencia en Malí y el Sahel en general, una región desértica de África occidental justo debajo del desierto del Sáhara.

París aumentó el año pasado el numero de tropas en sus operaciones antiterroristas de Berkhane, de 600 a 5.100 soldados. Fueron enviados como refuerzo tras la cumbre del G5 en Pau. Desde 2013, al menos 55 soldados franceses han muerto en el Sahel, en las operaciones Serval y luego Barkhane.

"Los refuerzos temporales que decidí desplegar han permitido a la fuerza de Barkhane poner en gran dificultad a los grupos terroristas, que se encuentran acorralados y reducidos a actos de cobardía", dijo Macron en sus deseos anuales de Año Nuevo a los militares.

“Los resultados obtenidos por nuestras fuerzas en el Sahel, combinados con la mayor intervención de nuestros socios europeos, nos permitirán ajustar nuestro esfuerzo”, dijo, refiriéndose a la llegada de fuerzas especiales de varios países de la Unión Europea en los últimos meses.

A pesar de los elogios de Macron sobre los éxitos contra los militantes, la situación continúa siendo frágil. A principios de este año, cinco soldados franceses murieron en ña zona y cuatro miembros del personal de mantenimiento de la paz de la ONU fueron asesinados la semana pasada en Malí. 

Estos militantes, relacionados a Al Qaeda y al Estado Islámico, han fortalecido su presencia en la región. Como consecuencia estas extensiones del territorio se han convertido en ingobernables y además se han avivado las violencia étnicas, en especial en Mali y Burkina Faso.

Según una encuesta de opinión publicada la semana pasada, la mayoría de los franceses se oponen a la operación en el Sahel. Esto ha creado presión sobre Macron para que considere una retirada mayor antes de las elecciones presidenciales de 2022.