Francia cierra una decena de mezquitas por fomentar el radicalismo

El Estado francés busca proteger el laicismo y los valores republicanos galos tras los últimos ataques islamistas radicales
El Ministerio del Interior confirmó el cierre de varias mezquitas

AFP/KENZO TRIBOUILLARD  -   El Ministerio del Interior confirmó el cierre de varias mezquitas

Francia ha cerrado nueve mezquitas en las últimas semanas dentro de la operación de lucha contra el separatismo y el radicalismo yihadista que aparece vinculado a la ruptura con los valores de la República gala, según anunció este sábado el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin.

Los centros religiosos se han cerrado al acceso para los creyentes musulmanes por razones "administrativas" y por "incumplimiento de las normas de seguridad". Ocho de las instalaciones fueron intervenidas por causa administrativa. 

“De los 18 lugares de culto que fueron especialmente vigilados a petición mía, nueve pudieron ser cerrados”, tuiteó este viernes el ministro galo del Interior, quien añadió posteriormente que el Ejecutivo está tomando medidas decididas contra el separatismo islamista. Fue el propio Darmanin quien el 2 de diciembre anunció una "acción masiva" y de control de "76 mezquitas".

Gérald Darmanin hizo referencia al cierre de estas mezquitas antes del inicio del debate parlamentario sobre el proyecto de ley "que confirma los principios republicanos".

Estos centros religiosos musulmanes se encuentran en Montmagny, Goussainville (Val-d'Oise), Thiers (Puy-de-Dôme), Villeneuve-Saint-Georges (Val-de-Marne) y Pré-Saint-Gervais (Seine-Saint-Denis), según informaron algunos medios franceses y confirmaron a la agencia AFP fuentes cercanas al ministro Darmanin, lo que ratificaba una información dada por el diario Le Figaro. 

Otras tres mezquitas fueron cerradas "por varias razones", agregó el entorno del ministro. En particular en Sevran (Seine-Saint-Denis) donde se tomó una orden de cierre para una habitación que "se había reconstituido", al igual que en Bobigny (Seine-Saint-Denis) para una "habitación no declarada". Otras mezquitas, en Lunel (Hérault) y Marsella, también han sido objeto de "procedimientos legales" y "auditorías fiscales".

En total, se han realizado "34 controles" en las últimas semanas en lugares de culto musulmanes, según fuentes próximas a Darmanin. 

El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin
AFP/STEPHANE DE SAKUTIN - El ministro del Interior francés, Gérald Darmanin

El ministro incluye en su recuento la mezquita de Pantin, cerrada en noviembre durante seis meses, en particular por haber retransmitido un video relacionado con Samuel Paty antes de su asesinato a manos de un radical islamista de origen checheno que le decapitó porque el maestro profesor mostró imágenes de Mahoma en una clase en su instituto sobre libertad de expresión. Un atentado que se suma a otras acciones terroristas en territorio francés ligadas al yihadismo radical. 

El proyecto de ley "que ratifica el respeto a los principios de la República", también denominada ley contra el separatismo, será presentado a los diputados a partir del lunes en una comisión especial de la Asamblea Nacional, antes de un debate en el hemiciclo el 1 de febrero.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció esta iniciativa tras el asesinato del profesor Samuel Paty, el pasado 16 de octubre, después de que mostrara en clase caricaturas de Mahoma con el fin de dar una lección sobre libertad de expresión a sus alumnos.

La ley que empieza a debatirse este mes en el Parlamento busca poner fin a lo que Macron denominó “separatismo islamista”, y que como señaló el presidente, pone en peligro los valores republicanos del país. Con la nueva legislación, se protegerá a los empleados públicos ante presiones de islamistas y garantizará que se respete la laicidad. El Gobierno francés pretende formar “imanes republicanos” que reciban su educación religiosa en Francia y comulguen con los valores de la República francesa.