Francia destaca el compromiso marroquí con el alto el fuego

La ONU urge a rebajar la tensión en el Sahara Occidental. Una supuesta guerra que nadie quiere.
Francia destaca el compromiso marroquí con el alto el fuego

 -  

Francia destacó este martes el compromiso marroquí con el alto el fuego en el paso fronterizo de Guerguerat y pidió el relanzamiento del proceso político para el Sahara Occidental en Naciones Unidas.

"Francia da la bienvenida al compromiso de Marruecos con el alto el fuego, que debe ser preservado", señaló la portavoz del Ministerio galo de Exteriores en una declaración a la prensa.

También dijo que debe mantenerse "el proceso político, que debe relanzarse dentro del marco de Naciones Unidas".

La portavoz recalcó la "preocupación" de Francia por el bloqueo del paso fronterizo y recalcó "la importancia de la libertad de circulación de bienes y personas en la zona"


La ONU urge a rebajar la tensión en el Sahara Occidental 

La ONU urgió este martes a Marruecos y al Frente Polisario a dar pasos para rebajar la tensión, tras haber recibido informes de nuevos disparos en áreas próximas al muro de separación del Sahara Occidental.

Según el portavoz Stéphane Dujarric, la pasada noche se informó de disparos en dos zonas junto al muro, en el norte y en el sur del territorio. Dujarric, preguntado en su conferencia de prensa diaria, señaló que lo que está ocurriendo en el Sahara Occidental plantea un “gran riesgo” de escalada y es “uno de los incidentes más serios” que se han visto recientemente en la excolonia española.

“Nosotros seguimos urgiendo a las partes a dar todos los pasos necesarios para reducir las tensiones”, señaló el portavoz, que dijo que el jefe de la ONU, António Guterres, ha estado en contacto con varios interlocutores.

Antonio Guterres

Entre otros, Guterres habló el lunes con el rey Mohamed VI de Marruecos, con quien abordó “el asunto de Guerguerat”, el punto en el extremo sur del Sahara bloqueado durante tres semanas por el Polisario y donde el Ejército marroquí intervino el pasado viernes, lo que desencadenó las hostilidades.

En la conversación telefónica, el monarca aseveró que sigue "comprometido con el alto el fuego" en el Sahara Occidental, que el Frente Polisario dio por roto el pasado sábado, y advirtió de que "reaccionará con la mayor severidad a toda amenaza contra su seguridad y la quietud de sus ciudadanos", según informó Marruecos.

Según Naciones Unidas, durante los últimos días el diplomático portugués ha estado “muy involucrado en varias iniciativas para evitar una escalada de la situación y para advertir en contra de violaciones del alto el fuego y de las serias consecuencias para el statu quo”.

El Frente Polisario acusa a Marruecos de declarar “la guerra al violar los acuerdos militares" entrando en el paso fronterizo de Guerguerat, una zona desmilitarizada que separa Mauritania de las zonas ocupadas del Sahara Occidental y en los últimos días ha lanzado varios ataques contra posiciones militares marroquíes en el muro de separación en el desierto.

Según el Polisario, en ellos se causaron "bajas mortales al enemigo", una afirmación que niega Rabat, que también minimiza los bombardeos, y sobre la que la ONU dijo hoy no tener más información

Ghali acusa a Marruecos de declarar la guerra y pide a la ONU que actúe

El secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, insistió hoy en que Marruecos "declaró la guerra al violar los acuerdos militares" entrando en el paso fronterizo de Guerguerat, una zona desmilitarizada que separa Mauritania de las zonas ocupadas del Sahara Occidental.

E instó a la comunidad internacional "a actuar" para que la posición de la ONU "deje de fluctuar" y poder evitar así una escalada de "la guerra", en sus primeras declaraciones a la prensa desde que el viernes se produjera el incidente armado en la frontera mauritana que ha desatado la tensión bélica en la región. 

Brahim Ghali

Desde entonces, los saharauis aseguran que han lanzado cuatro ataques contra posiciones militares marrquíes en el muro de separación en el desierto y causado "bajas mortales al enemigo", una afirmación que niega Rabat, que también minimiza los bombardeos. 


Respuesta del Rey de Marruecos

Ghali respondía hoy así al rey de Marruecos, Mohamad VI, quien el lunes en su primera reacción al conflicto volvió a dejar entrever que considera la anexión del Sahara Occidental como un hecho consumado.

En su conversación telefónica con el secretario general de la ONU, Antonio Gutierres, el monarca además de asegurar su compromiso con el alto el fuego y de advertir que reaccionará con la mayor severidad a toda amenaza contra su seguridad y la quietud de sus ciudadanos, en ningún momento pronunció la palabra "guerra" (que Marruecos no ha reconocido hasta el momento), pero insistió en que el proceso político deberá "implicar a las verdaderas partes en este conflicto regional (en alusión a Argelia) y permitir una solución realista y realizable en el marco de la soberanía del Reino", es decir, con exclusión de la autodeterminación.

Despliegue Marruecos


Una guerra "sin quererla" en el Sáhara Occidental

El Frente Polisario se ha visto obligado a entrar en una guerra con Marruecos "sin quererlo" empujado por causas internas y por el carácter limitado de la estrategia judicial adoptada por el frente saharauí en los últimos años, según afirmaron a Efe varios analistas.

"El Polisario ha entrado en la guerra sin querer entrar, ha sido una decisión tomada sin objetivos claros", dijo a Efe el analista saharaui Larbi Ennas, director del Centro de Estudios La Paz, ubicado en El Aaiún y que durante años fue un alto responsable militar del Polisario y creador de su Escuela de Oficiales.

Según Ennas, el Polisario sentía que "estaba perdiendo su legitimidad histórica" ante el descontento de la juventud saharaui, cargada de expectativas que no se han podido cumplir hasta ahora.
De hecho, el bloqueo de tráfico en la carretera de Guerguerat desde el pasado 21 octubre fue, según el analista saharaui, provocado en un primer momento por una acción espontánea de activistas de la sociedad civil, hartos del "statu quo" de un conflicto que ha durado 45 años. "El Polisario en un primer momento trató de frenarlos, pero después terminó sumándose a ellos y subiéndose a la ola", explicó Ennas. 

También incidió en la actuación del Polisario otro factor relacionado con el alcance limitado de la estrategia judicial adoptada en los últimos años, como cree por su parte, Miguel Hernando de Larramendi, catedrático en la Universidad de Castilla-La Mancha y especialista en el Magreb.
Por ejemplo, el frente no logró en 2018 desactivar el acuerdo de pesca firmado entre Marruecos y la Unión Europea, aplicable en las aguas saharauis, como tampoco los recursos judiciales saharauis han frenado la exportación de fosfatos extraídos del Sáhara hacia el mundo.

El Polisario hasta ahora ha emitido cuatro "partes militares" y dio órdenes a sus seis regiones militares para hostigar a Marruecos, algo que, en opinión de los analistas, ha servido sobre todo para reforzar la legitimidad del discurso nacionalista dentro de los campos saharauis, sin logros militares debido al desequilibrio total entre las fuerzas de ambas partes.

Guerguerat

Un “problema comercial” 

Marruecos ha conseguido reducir la tensión a un problema comercial y en los comunicados de Exteriores o de las Fuerzas Armadas Reales (FAR) se presenta la intervención militar marroquí como un modo de "establecer un cordón de seguridad" para restaurar el comercio, un argumento, según Ennas, que no puede sino encontrar un eco favorable ante la comunidad internacional.

Y es que el bloqueo de tráfico ha sido criticado por la ONU, por la UE y por Mauritania -donde por su causa estallaron los precios de verduras-, mientras que ningún actor internacional alababa esa estrategia.

Mientras, la acción militar marroquí ha tenido un creciente apoyo por parte de varios países como Emiratos Árabes Unidos.

"(El bloqueo de Guerguerat) dio razones a Marruecos que antes no tenía para tomar el paso estratégico de Guerguerat. El Polisario se pegó un tiro en el pie por haber actuado respondiendo a cuestiones tácticas, pero a ninguna estrategia", apuntó Ennas.

De hecho, Marruecos va a quedarse de forma definitiva en Guerguerat, y crea una nueva realidad en el conflicto, asegura Ennas. El analista cree que Marruecos no tiene intención de machacar al Polisario, porque el factor tiempo ya juega a su favor.
Una idea que comparte el catedrático Larramendi, que considera que esta tensión ahora creada supone "una llamada de atención" a Naciones Unidas para encarar conflictos aquejados de inmovilismo y que acaban cayendo en el olvido.