Francia intentará sancionar a Turquía en la próxima cumbre europea

Embargo de armas, vetos económicos, revisión de la política de préstamos y hasta la salida de la OTAN… Todas estas sanciones contra Turquía se debatirán en Bruselas el próximo mes de diciembre
Erdogan y Macron

PHOTO  -   Emmanuel Macron, presidente francés, y Recep Tayyip Erdogan, presidente turco

En plena segunda ola de coronavirus las tensiones entre Francia y Turquía están aumentando más de lo esperado. Esta escalada se ha visto apoyada por las protestas en las calles de Turquía tras las acusaciones del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, hacia su homólogo francés, Emmanuel Macron, señalando que “tiene un grave problema con el islam”.

La lucha contra el terrorismo yihadista en Francia y la defensa de las caricaturas de Mahoma por parte del presidente Macron como un signo de ‘libertad de expresión’ no tienen la aprobación de Erdogan, que ha animado a su población a llevar a cabo un boicot económico al país galo. 

Esta guerra de acusaciones públicas y medidas económicas ha obligado al Gobierno francés a declarar que no descarta impulsar sanciones contra Turquía en el próximo Consejo Europeo de diciembre. Ambos países posicionan así sus políticas de enfrentamiento dejando en un incómodo lugar a la Unión Europea y a la OTAN.

Y es que, tras las protestas y el anuncio del boicot económico, la famosa revista satírica Charlie Hebdo ha publicado una viñeta sobre Erdogan que reza “Erdogan, en privado, es muy divertido”. La revista caricaturizara en su portada a Erdogan con una camiseta interior y unos calzoncillos mientras levanta la falda de una mujer que va cubierta con un hábito.

Esto ha enfurecido a Erdogan que ya ha anunciado que tomará las medidas "legales y diplomáticas necesarias" contra la revista francesa Charlie Hebdo. "Nuestra lucha continuará hasta el final, de una forma sana pero decidida ante estas medidas maliciosas e insultantes", ha declarado el mandatario.

En la anterior cumbre europea extraordinaria se pospuso el tema planteado por Chipre sobre si sancionar o no a Turquía, los comisarios no quisieron abrir ese melón lleno de intereses cruzados para los países comunitarios. 

Es importante recordar que Turquía controla actualmente el grifo migratorio que viene hacia Europa y, también, mantiene y controla los gaseoductos y oleoductos que proporcionan calefacción a los países del norte de la Unión.

La nueva cumbre se celebrará en diciembre y ahora las cosas han cambiado. Antes Chipre y Grecia eran las grandes defensoras de las sanciones al país otomano debido a las prospecciones ilegales que está llevando a cabo Turquía en el Mediterráneo oriental, pero ahora parece que también se va a sumar Francia. "Promoveremos fuertes medidas europeas de reacción, cuya última herramienta son las sanciones", indicó en el Senado el secretario francés de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, destacó que la cumbre de diciembre serviría para hacer balance de la situación, ante la que primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, pidió indirectamente un embargo de venta de armas a ese país. 

El secretario de Estado francés recalcó que su país mantendrá una estrategia de reacción tanto a nivel nacional como europeo y avanzó que entre los posibles instrumentos de respuesta se encuentra además una revisión de la política francesa y europea de préstamos a Turquía.

Manifestación contra Francia en Turquía
AFP/BANARAS KHAN - Los manifestantes gritan consignas y sostienen un cartel con una foto del Presidente francés Emmanuel Macron con una huella en su rostro durante una protesta tras los comentarios de Macron sobre las caricaturas del Profeta Mahoma, en Quetta el 26 de octubre de 2020
 
Hollande va más allá y pide a la OTAN que expulse a Turquía

François Hollande ha sido el más atrevido a la hora de criticar y pedir sanciones contra Turquía. El expresidente francés directamente ha pedido que la OTAN se piense la presencia de Turquía en la Alianza tras los "comportamientos agresivos de su presidente que alientan conflictos a las puertas de Europa".

En unas declaraciones a la radio pública France Info, Hollande ha atacado el comportamiento de Erdogan no solo por criticar a Macron, sino por su comportamiento en Siria, el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, Libia o en su choque con Grecia y Chipre en el Mediterráneo oriental. "En algún momento habrá que preguntarse qué hacen Francia y Turquía en la misma alianza", asegura el exmandatario socialista francés.

Para Hollande, las críticas de Erdogan a Macron pueden entenderse como una provocación. Además, considera que el resto de los miembros de la OTAN no tienen por qué aceptar "el comportamiento agresivo de un aliado solo porque Estados Unidos desee que Ankara se mantenga en la Alianza”.

Hace un mes que Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, viajaba a Turquía y a Grecia para intentar abrir una línea de diálogo directo entre los Gobiernos y evitar así enfrentamientos directos de dos países miembros de la Alianza. Aunque con los últimos acontecimientos habrá que esperar a ver cómo gestiona Stoltenberg esta enemistad franco-turca que puede hacer mucha mella y provocar divisiones críticas dentro de la organización.

Líderes europeos Pedro Sanche Merkel Macron
AFP/JOHN THYS  -   El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez (izq.), el presidente francés, Emmanuel Macron (der.), y la canciller alemana, Angela Merkel (der.), examinan documentos durante una cumbre de la UE en Bruselas el 20 de julio de 2020
Erdogan acude a los tribunales para defender su imagen y la de Mahoma

El presidente turco ha confesado no haber visto la portada francesa pero se siente decepcionado y “triste”. 

"No necesito decir nada sobre estas personas deshonrosas que insultan a mi Profeta. Mi tristeza e ira no se debe al atroz ataque contra mí, sino que el mismo medio es la fuente de la ordinariez hacia el Profeta", dijo en un discurso ante su partido.

Ya el martes, Erdogan interpuso una denuncia contra el diputado ultraderechista neerlandés Geert Wilders por haber difundido una caricatura del mandatario turco que lo muestra con una bomba en la cabeza.

El abogado de Erdogan, Hüseyin Aydin, entregó la denuncia de "injurias contra el presidente" a la Fiscalía de Ankara, solicitando que se juzgue a Wilders acorde al código penal turco, así lo ha informado la agencia turca Anadolu.

Las autoridades turcas condenaron la caricatura por "difundir racismo y odio cultural" y acusaron de nuevo al semanario francés de "xenofobia e islamofobia". Turquía, además, ha criticado el uso de las caricaturas en las protestas en Francia por el asesinato del profesor francés Samuel Paty en París. 

Erdogan y Macron
PHOTO/AFP  -   Recep Tayyip Erdogan y Emmanuel Macron

La tensión entre Ankara y París lleva meses aumentando al chocar sus intereses geopolíticos en Libia, en Siria, en el Mediterráneo oriental y, desde el mes pasado, también en el Cáucaso. Numerosos diarios en distintos países musulmanes caracterizan Francia desde hace meses como enemigo principal del islam, destacando su historia colonial.

De momento habrá que esperar más declaraciones internacionales. Turquía y Francia ya han puesto sus cartas encima de la mesa mediante un enfrentamiento internacional mediático y judicial. Ahora tendrán que verse las caras dentro de la OTAN mientras Francia luchará porque la Unión Europea se una y elabore una lista de sanciones contra Erdogan.