Frustrado un supuesto intento de atentado contra Recep Tayyip Erdogan

Medios turcos informaron que fuerzas de seguridad desactivaron un artefacto explosivo situado bajo un coche de Policía ubicado en un mitin del presidente turco
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan

Murat Cetinmuhurdar/PPO/Handout vía REUTERS  -   El presidente turco Recep Tayyip Erdogan

Las noticias sobre la inestabilidad política y social en Turquía se siguen sucediendo. En esta ocasión, medios de comunicación turcos informaron sobre la desactivación de una presunta bomba colocada bajo un coche policial que formaba parte de una comitiva organizada para un acto político de Recep Tayyip Erdogan al sureste del territorio turco, en la ciudad de Siirt.

El dispositivo explosivo fue neutralizado por la Policía otomana y se recopilaron huellas dactilares de cara a poner en marcha un operativo de búsqueda de los posibles responsables de este presunto intento de atentado frustrado. Según las informaciones difundidas por diversos medios turcos, de las que se hicieron eco otros medios de comunicación como Al Ain News o The Jerusalem Post, el coche de Policía integraba la caravana política en la que participaba el máximo dirigente turco. 

A pesar de lo acontecido, Recep Tayyip Erdogan pronunció su discurso y prometió seguir luchando contra el terrorismo en el país. En este sentido, desde el Gobierno turco se ha señalado durante años al Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK) como una organización que habría llevado a cabo actos terroristas al sur del territorio turco, por lo que catalogan a esta organización como terrorista.

Miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en una carretera de las montañas de Qandil
AFP/SAFIN HAMED - Miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en una carretera de las montañas de Qandil

"Nunca permitiremos que su flagelo vuelva a dominar a nuestros hermanos que viven en la región”, declaró públicamente Recep Tayyip Erdogan, como recogió el medio Al Ain News. 

"No arrojaremos a ninguno de nuestros jóvenes a los brutales colmillos del terrorismo, y no lo permitiremos siguiendo así hasta que eliminemos por completo a esta organización terrorista de la agenda del país. Nuestro Gobierno insiste en su decisión sobre este tema", señaló en referencia al PKK, clasificado como organización terrorista por la Administración turca. 

Por otro lado, la oposición turca se ha mostrado muy activa en los últimos años contra las políticas conservadoras y agresivas del Ejecutivo dirigido por Recep Tayyip Erdogan, marcadas por un fuerte islamismo y por el hostigamiento contra sectores opositores dentro de los propios partidos políticos existentes o incluso del Ejército. 

El punto de inflexión llegó en 2016 con el supuesto golpe de Estado que se dio contra el Gobierno dirigido por Recep Tayyip Erdogan, del que el poder acusó al clérigo opositor Fethullah Gulen, enemigo político de Erdogan, y sus seguidores. A partir de este suceso, se han venido produciendo purgas en diversos estamentos, como el militar. 

Arrestos de la Policía turca
PHOTO/AP - Arrestos de la Policía turca

Además, también ha habido detenciones y procesos judiciales contra elementos opositores vinculados al movimiento kurdo, como los miembros del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), que son perseguidos por el Gobierno, que acusa a este grupo de apoyar a los kurdos en actos violentos. 

La oposición política turca, principalmente el HDP y el Partido Republicano del Pueblo (CHP), lleva años denunciando la persecución realizada desde el Gobierno y desde la formación oficialista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que ha consistido en purgas, detenciones, procesos judiciales e injerencia en diferentes sectores como el Ejército, formaciones políticas opositoras y en otras esferas como la judicial o incluso la de los medios de comunicación. A todo lo cual hay que sumar la crisis económica y financiera por la que atraviesa el país euroasiático.