PUBLICIDAD

Iberdrola

Gerardo Sánchez Revenga: "La Comisión Europea quiere concurrencia y competitividad”

El presidente de AESMIDE pasó por los micrófonos del programa de radio ‘De cara al mundo’ de Onda Madrid
Gerardo Sánchez Revenga, presidente de AESMIDE

PHOTO/GUILLERMO LÓPEZ  -   Gerardo Sánchez Revenga, presidente de AESMIDE

El presidente de AESMIDE, Gerardo Sánchez Revenga, participó en el programa ‘De cara al mundo’ de Onda Madrid para hablar con el director Javier Fernández Arribas sobre la labor de su asociación de empresas que suministran bienes y servicios al sector público y de defensa y del panorama actual en Europa

Lo primero es explicar, ¿qué es AESMIDE?

AESMIDE es una asociación de empresas que suministran bienes y servicios al sector público de manera general y a las Fuerzas Armadas en particular. El acrónimo de AESMIDE es Asociación de Empresas Suministradoras del Ministerio de Defensa, de ello nos ocupamos setenta y cinco empresas en distintas áreas, dotando de todo lo que implica calidad de vida para un soldado: alimentación, vestuario, infraestructura, limpieza, eficiencia energética, campamentos de vida, hospitales y tecnología. Tenemos una función muy clara y es dar a conocer la Administración, las capacidades y productos que tienen las empresas para satisfacer las necesidades y desarrollar los proyectos que tiene la Administración.

Las tropas españolas son la envidia de muchos compañeros de otros países por todo su equipamiento 

Entre otras muchas cosas por nuestras raciones de combate que son las mejores del mundo. Los americanos cambian tres o cuatro por una ración nuestras porque comen caliente y alimentos como fabada o callos, todo lo que pueden comer en España. En cuestiones de equipamiento no tiene nada que envidiar nuestros soldados a los americanos o a otros países que están adelantados porque tenemos un suministro de vestuario que es pionero en el mundo.

Sin embargo, ¿por qué pensamos que fuera siempre es todo mejor cuando aquí se hacen las cosas muy bien, como es el caso de AESMIDE?

Realmente no se explica, aquí en España el tejido productivo de las pymes españolas tiene una capacidad de I+D+i magnífica. Nuestras empresas, por ejemplo, en el ámbito de la defensa, en cuestiones como los chalecos antibalas o los cascos compiten con los americanos y con los israelíes y ganan en eficacia y eficiencia, en cuanto a vestuario igual o en tecnología. En ese sentido, los españoles muchas veces no sabemos defender nuestros propios productos. Últimamente está cambiando el tema y tanto la Administración, como las instituciones nos ayudan y en el campo internacional tenemos una gran acogida.

Gerardo Sánchez Revenga, presidente de AESMIDE

También hace falta un trabajo de comunicación. Por ello, aquí estamos explicando cómo es la calidad de nuestros productos y del trabajo que hacemos. La gente necesita saberlo precisamente para valorar en su justa medida lo que tenemos. 

AESMIDE lo que hace es decir a la Administración, en ese caso a las Fuerzas Armadas, cuáles son los mejores productos y las mejores capacidades de las empresas, ¿por qué? porque ellos tienen un equipamiento importantísimo. Entonces defendemos la colaboración público-privada, ya que es imprescindible para el desarrollo de la economía y para la recuperación económica.

Hablemos sobre el Foro AESMIDE 2021, que llevó por título ‘La recuperación de la actividad económica’, ¿están satisfechos con el resultado?

Estamos contentos. El foro es un punto de encuentro entre la Administración y las empresas, y es una muestra de colaboración con la Administración. Es complicado, en los medios lo sabéis, porque muchas veces por agenda fallan las personalidades programadas como secretarios de Estado, o altos cargos, y en este caso, ha estado la Secretaría de Estado de manera virtual. Desde AESMIDE creemos que hemos llegado con los mensajes que hemos tenido tanto a la Administración como a las empresas, de alguna manera la recuperación económica es de las cosas más importantes que España tiene ahora entre sus necesidades y urgencias. Entonces pensamos que el tejido productivo, que es lo que defendemos nosotros, la pequeña empresa, es importante para que haya sostenibilidad, inversión en I+D+i y productividad. Ahora se presenta la oportunidad de poder ayudar con esos fondos de 140.000 millones de euros que esperamos de la Comunidad Económica Europea y que se tienen que invertir en sectores productivos.

Todos esperamos esos esos fondos, cada pyme está buscando su ventanilla para poder presentar proyectos y tener un respiro para pagar las nóminas y poder seguir adelante.

Existe una gran incertidumbre en cómo se van a aplicar los fondos, es seguro que se van a aplicar. Hay un antes, que es el examen de los proyectos que se tienen que desarrollar y tienen que cubrirse con esos fondos, con un paso intermedio de control de esos fondos públicos, y un después, que es examinar y juzgar los progresos conseguidos. Es importantísimo que se digitalicen y modernicen tanto la administración pública como las empresas, el tejido productivo, atendiendo a los sectores importantes que tenemos tradicionales como: el sector turístico, el agrario, el pesquero, que se invierta en la parte cultural, es decir, lo que está previsto que haya en los fondos, se tendrán que licitar y entonces ahí las empresas podrán acudir a esas licitaciones. Ahora mismo toca resistir como podamos. La Administración ha pedido proyectos a los ministerios de digitalización o de eficiencia energética, los ministerios los están aprobando y ahora tendrán que licitarse o a través de PERTE, que ahora hay uno específico del automóvil, o a través de agrupaciones de interés en eficiencia energética, en digitalización, en inteligencia artificial, etc.

El foro se ha celebrado en la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre, un lugar extraordinario. ‘La Casa de Papel’ ha puesto al sitio en órbita mundial, más allá de la anécdota, el lugar es extraordinario.

Efectivamente, la gente oye la Casa de la Moneda y es la Real Casa de la Moneda, la fábrica Nacional de la Moneda y Timbre, que es un medio propio, una empresa pública de dependiente del Ministerio de Hacienda que tiene una capacidad tecnológica impresionante está en vanguardia y compite además con otras naciones a la hora de fabricación del papel. A nosotros nos consta que es una gran especialista en la fabricación de papel, por sus tintas y por todo el proceso de digitalización.

Gerardo Sánchez Revenga, presidente de AESMIDEA lo largo del Foro han participado personalidades de primer nivel: Cristina Herrero, presidenta de AiReF, antes lo fue el señor Escrivá, que ahora es ministro; Mario Garcés, que fue secretario de Estado; Jesús Manuel Gómez, subsecretario de Transportes; José Fabra, el subdirector general de programación del Plan Nacional de Recuperación, entre otros. ¿Qué ideas destacaría usted de lo que recibieron?

Indudablemente desde AiReF de la mano de Cristina Herrero, especialista en contabilidad nacional, nos habló de incertidumbre, de esfuerzos y de la correcta aplicación de los fondos de recuperación. Por otro lado, hizo un análisis de las posibilidades de disminución del crecimiento esperado y ahondó en el tema de los presupuestos, que ideas están trabajándose desde la administración, señalando que el Gobierno tiene muy en cuenta sus advertencias. Asimismo, Mario Garcés, interventor de profesión, nos habló de capacidades, por una parte, de distinción entre lo que el Gobierno piensa y la contraparte, en este caso, del Partido Popular, porque él está integrado en la Comisión Económica del Grupo Popular, e hizo referencia a que el crecimiento que se espera de parte del Gobierno a lo mejor es menor, de la reforma laboral, de los Fondos y como tienen que aplicarse, dando autonomía a las Comunidades Autónomas, pero con aplicación en los proyectos que están establecidos por parte de Europa. Lo que dice Mario siempre es muy interesante. El subsecretario de Fomento nos habló de obra pública sobre todo de la movilidad, de la implicación de los ciudadanos en esa movilidad y de las inversiones ferroviarias y en carreteras. Juan Antonio Martínez, el ponente de la Ley de Contrato del sector público, habló de la flexibilidad en la contratación para poder llegar a todos los proyectos que tienen los Ministerios y cumplir los plazos en el poco margen de tiempo que existe. 

Por lo que cuenta ha sido una jornada muy útil para cualquier autónomo, pequeña o mediana empresa, todos los temas que han tratado han sido de interés, ¿de qué no se habló en el Foro? 

Son temas que hoy en día están en el candelero. Desde AESMIDE siempre tratamos de proponer temas de interés en nuestro Foro anual. En este caso, la guinda la puso Esperanza Casteleiro, secretaria de Estado de Defensa, que habló de la industria de la Defensa, un sector olvidado y que es muy importante, ya que invierte, genera puestos de trabajo, es una industria de mucha actualidad y que está digitalizada. 

Si la industria de Defensa no hubiese invertido en I+D+i actualmente no existirían ni internet ni el GPS, seguiríamos teniendo muchos problemas para ir a los sitios que no conocemos. La industria de Defensa luego tiene aplicaciones vitales para la vida de la sociedad civil. 

Nuestra asociación no hace temas duales, son de equipamiento principalmente, pero ha comprendido la Comisión Europea hasta tal punto que es importante que si no existe Defensa no hay seguridad en la sociedad que ha establecido un fondo de 8.000 millones de euros para temas de base tecnológica de la industria europea. Son temas interesantes que los ciudadanos deben conocer y cada vez son más personas las que se interesan por donde se invierte el dinero público, porque la contratación publica es muy importante y a eso nos dedicamos en AESMIDE. 

No nos dejamos nada encima de la mesa, ¿quiere lanzar algún mensaje para que la sociedad conozca más lo que hace AESMIDE?

Sí que me gustaría apuntar que el asociacionismo es muy importante, engloba empresas donde son las propias asociaciones quienes defienden a las empresas. El 70% de nuestras empresas son pymes y conviven con las grandes, ya que es muy importante la integración entre grandes y pequeñas empresas, y me gustaría decirles a esas pequeñas empresas que tengan paciencia que las licitaciones llegaran, aunque se retrasan las cosas porque se quieren hacer bien, hay oportunidad para todos. La Comisión Europea quiere concurrencia y competitividad.