PUBLICIDAD

Iberdrola

Golpe al principal apoyo político del Frente Polisario en Canarias

El Ministerio del Interior español borra del registro de partidos a Nueva Canarias por no declarar sus cuentas desde 2018
frente polisario cabildo de gran canaria

PHOTO/ARCHIVO  -  

El partido regionalista e identitario Nueva Canarias se enfrenta a su posible extinción. O al menos con ese nombre. Actualmente el partido no figura en el registro de partidos del Ministerio del Interior. De acuerdo con el ministerio de Grande-Marlaska, el partido fue “borrado” del registro en verano de 2021 según lo impuesto en una sentencia del 8 de junio del mismo año dictada por el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 5. 

La razón por la que Nueva Canarias ya no sería un partido político a ojos de la ley y de la administración residiría en la no rendición de las cuentas anuales de la formación política desde 2018. Proporcionar la información fiscal de los ejercicios anuales al Tribunal de Cuentas es una de las condiciones sine qua non para la existencia legal de un partido político en España y su figuración en el registro oficial del Estado. Sin contar en el registro, Nueva Canarias ya no sería una personalidad jurídica y le sería imposible concurrir como tal a cualquier tipo de elecciones en España. 

Desde las filas del partido afirman que la noticia se recibió con sorpresa. Tanto el líder de la formación, el vicepresidente del Gobierno canario y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, como su secretario de organización, Carmelo Ramírez, afirman que el partido no recibió ninguna notificación por parte del Ministerio del Interior o de la justicia en cuanto a la falta de documentación sobre sus cuentas de 2018, 2019, 2020 o 2021. 

Los dirigentes de Nueva Canarias han afirmado que recurrirán el fallo alegando esa ausencia de notificaciones. Román Rodríguez, fundador del partido, quiso defender en declaraciones hechas a la televisión pública canaria que “esto no afecta en absoluto al funcionamiento de las instituciones y de las representaciones en ayuntamientos y cabildos de las islas Canarias. Es un asunto administrativo del partido”. Sin embargo, tal y como explican expertos juristas consultados por los medios de comunicación insulares, de iure, Nueva Canarias ya no es un partido político al 100% del término. 

sentencia nueva canarias

Ante esta situación anómala, el Partido Popular pidió en el Senado que se aclarase la situación de Nueva Canarias. Si bien los nombramientos en instituciones son nominales, y no partidarios, queda en suspense si los miembros de la formación deberán pasar al grupo mixto o al de no adscritos. La financiación pública al partido es otra de las preocupaciones. A primera hora de la tarde de este jueves, la mesa del Parlamento Canario instó al grupo parlamentario no transferir los fondos de financiación al “partido”. 

Nueva Canarias inició su andadura en 2005 de la mano de su fundador, el que fuera presidente canario hasta 2003, Román Rodríguez. Con un debut escorado a la izquierda, reivindicó el nacionalismo canario desde el principio además de posicionarse como un férreo defensor del proceso de referéndum para el Sáhara Occidental. Sin adentrarse en una experiencia ideológica nacionalista como la de los años 70 y por tanto una deliberada cercanía con Argelia, el partido sí que mantiene estrechos lazos con el Frente Polisario, especialmente a través de la corriente liderada por el secretario general de la organización, Carmelo Ramírez. De acuerdo con Rafael Esparza, profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, dicha corriente es mayoritaria en el partido. El partido ha tomado siempre posiciones a favor del Polisario y de sus postulados en el Sáhara Occidental, lo que este año le ha valido encontronazos con el PSOE canario, con quien gobierna en coalición. Su único diputado nacional, Pedro Quevedo, registró en mayo de 2022 una moción en el Congreso para que la cámara refirmase su rechazo al cambio de postura del Gobierno español. Handi Mansour, representante del Frente Polisario en las islas Canarias, también participó en los actos del V Congreso del partido en abril de 2022, durante el cual fue reelegido Román Rodríguez. “Es uno de los rasgos principales del partido”, resume el profesor Esparza. 

El Partido Popular canario ya denunció en 2018 algunos de estos gestos de los representantes de Nueva Canarias, llevados a cabo de forma institucional desde los puestos que ocupan en municipios u otros órganos de gobierno

Destacan en Canarias las cuantiosas ayudas a las asociaciones saharauis afines a las tesis del Frente Polisario por parte de las instituciones en las que Nueva Canarias tiene representación en los órganos ejecutivos. Además de la consejería de Hacienda que maneja Rodríguez, el partido tiene hasta 105 concejalías en las islas Canarias y preside el Cabildo de Gran Canaria, donde Carmelo Ramírez ocupa la Consejería de Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional. 

A través de dicha consejería del Cabildo de Gran Canaria, la institución destina en sus presupuestos de gastos hasta 310.000 € en subvenciones a organizaciones saharauis, según el portal de transparencia del órgano de gobierno insular. Si bien no se ha podido probar que dicha financiación se transfiera al Frente Polisario, algunas voces como las de Rafael Esparza han opinado públicamente en medios de comunicación que el dinero de las arcas del Cabildo acaba en manos del entorno militar del Polisario.