González Laya defiende ante los embajadores árabes “la solución de los dos Estados”

La ministra destaca el compromiso de España de trabajar por la solución de “viejos y nuevos conflictos”
Arancha González Laya con embajadores árabes

PHOTO/MAEC  -  

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, mantuvo un almuerzo de trabajo con los representantes del Consejo de los Embajadores Árabes en Madrid, a quienes transmitió su visión sobre “la política exterior española hacia el Mediterráneo y el mundo árabe”.

Durante el encuentro, celebrado en la sede del Ministerio en el Palacio de Viana de Madrid esta semana, la jefa de la diplomacia española recordó que “el futuro del Mediterráneo, y particularmente de su orilla sur, afecta directamente a la seguridad y estabilidad de España y la UE”.

Asimismo, según informó el Ministerio, González Laya aseguró que el Gobierno español seguirá impulsando “las oportunidades que la región ofrece”, contribuyendo “al progreso democrático y al fortalecimiento de las instituciones” y trabajando “por encontrar una solución política a viejos y nuevos conflictos y por fortalecer la cooperación en la lucha contra el terrorismo”.

González Laya subrayó que “la diplomacia económica” será uno de los ejes de su Departamento y destacó, al respecto, que la relación con la ribera sur del Mediterráneo tiene una particular importancia para España, con “retos clave como la integración y el fomento de las relaciones económicas, incluida la inversión, y comerciales con el mundo árabe”.

Respecto al Proceso de Paz en Oriente Próximo, la ministra advirtió de que es “urgente” que palestinos e israelíes negocien directamente un acuerdo que tenga en cuenta sus respectivas aspiraciones y que cuente con el apoyo de la comunidad internacional y aseguró que “España está preparada para continuar trabajando por la resolución del conflicto, a la luz de nuestro compromiso con la solución de los dos Estados, las resoluciones de las Naciones Unidas y los parámetros legales internacionalmente aceptados”.

Arancha González Laya abordó también la cuestión migratoria, “un fenómeno estructural que requiere una gestión global e integrada que incluya respuestas tanto para los flujos irregulares como para la migración regular”. Según la ministra de Asuntos Exteriores, “España ha tenido excelentes resultados gracias a la colaboración activa con Marruecos, Mauritania y Argelia”.