González Laya en la cumbre del G5 Sahel: “La seguridad del Sahel es la seguridad de Europa”

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación participa por primera vez en la sexta cumbre del G5 Sahel, donde seguridad y la inmigración son los principales desafíos para la región
La ministra Arancha González Laya, junto al presidente de Mauritania Mohamed Ould Ghazouani

PHOTO/MINISTERIO DE EXTERIORES  -   La ministra Arancha González Laya, junto al presidente de Mauritania Mohamed Ould Ghazouani

Una de las principales piezas en la estrategia del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno español pasa por el Magreb y el Sahel y de esa manera, intentar atajar las dos grandes cuestiones a las que se enfrenta, no solo España, sino toda la Unión Europea: las amenazas a la seguridad y el desafío migratorio. 

La región de Sahel, la cooperación con el G5 (Níger, Mali, Mauritania, Burkina Faso y Chad) y las relaciones con África son prioritarias en la acción exterior de España. Es por eso que la ministra González Laya ha estado de visita en Mauritania para intervenir en la Cumbre de Jefes de Estado del G5 Sahel en la capital Nuakchot. La jefa de la diplomacia española ha mantenido encuentros bilaterales con las principales autoridades del país y ha participado en la Asamblea General de la Alianza del Sahel, una iniciativa europea para el desarrollo de la región, y en la Cumbre G5 Sahel. En estos encuentros, González Laya ha mantenido reuniones bilaterales con el presidente de Mauritania, Mohamed Ould Cheikh el-Ghazouani, y con el primer ministro, Ismail Bedda Cheikh Sidiya. 

En su intervención, González Laya ha señalado la importancia de una región en paz ya que “la seguridad del Sahel es la seguridad de Europa y el éxito del Sahel es el éxito de Europa. Por eso reforzaremos nuestro compromiso con el Sahel”.

Esta es la primera vez que España participa en un encuentro del G5 Sahel. Justo antes de llegar a Nuakchot, el ministerio de Exteriores español ha confirmado que Argelia ha cancelado por segunda vez el viaje de la ministra, donde se iba a discutir sobre seguridad, inmigración y el tema espinoso de las fronteras marítimas.

Mauritania es un país clave para España, sobre todo en las áreas de la pesca, la seguridad y la inmigración. Para el ministerio de Exteriores, España “desarrolla una importante labor de cooperación al desarrollo en el país, y apoya, entre otros ámbitos, la lucha contra la violencia de género”.

En esta reunión, también ha participado el ministro de Exteriores francés, Jean Yves Le Drain, el cual también ha mostrado su compromiso de reforzar las acciones de desarrollo en la zona, “para ganar la lucha al terrorismo yihadista”.

La ministra Arancha González Laya participa en la Cumbre de Jefes de Estado del G5 Sahel en Nuakchot
PHOTO/MINISTERIO DE EXTERIORES - La ministra Arancha González Laya participa en la Cumbre de Jefes de Estado del G5 Sahel en Nuakchot
Seguridad y desarrollo, principales temas de discusión

En la capital mauritana se ha celebrado este martes la sexta Cumbre Ordinaria de jefes de estado en el marco del G5 del Sahel, donde la seguridad y el desarrollo son los temas principales por tratar. El objetivo es “evaluar el progreso realizado en las aéreas de seguridad y desarrollo en la subregión”. Como preludio a esta reunión, el pasado domingo tuvo lugar la séptima sesión del Consejo de Ministros de los países miembros del G5 Sahel, donde los representantes de los países revisaron los puntos del día, en especial llevando a cabo una mirada retrospectiva de lo que fue el año 2019 y una planificación de las acciones para este nuevo año. 

Estas reuniones se enmarcan en un contexto particular, con el resurgimiento de la violencia en ciertas áreas del Sahel, sobre todo en el área de las tres fronteras entre Burkina Faso, Mali y Níger, donde los representantes de los G5 han recomendado tomar medidas para frenar el aumento del terrorismo. En estas reuniones han debatido el borrador del marco estratégico de seguridad y desarrollo para la zona.  Al final de esta reunión, el presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré ha entregado la presidencia de la organización a su homólogo mauritano Mohamed Ould Cheikh el-Ghazouani. Por lo tanto, Mauritania asumirá desde esta semana la presidencia rotativa durante un año.

En los últimos cinco meses, los ataques terroristas en la zona han dejado cientos de fallecidos y miles de desplazados entre las poblaciones de los países de Mali-Níger-Burkina Faso.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados denunció hace unos días estos masivos desplazamientos de poblaciones que huyen de la violencia yihadista. En esta cumbre, el objetivo es evaluar el progreso realizado en las operaciones de la Fuerza Conjunta y la adopción del a Estrategia de Comunicación del G5, así como los programas y proyectos prioritarios en el área de seguridad y desarrollo regional. Creada en 2017, la Fuerza Conjunta tiene 5.000 soldados de las fuerzas armadas de los estados miembros y se despliega en áreas fronterizas. 

Ya en septiembre se celebró una cumbre extraordinaria del G5 Sahel en Niamey, capital de Níger, y a principios de año, el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, junto con los jefes de Estado del G5, se reunieron en la ciudad francesa de Pau, para cerrar filas contra el yihadismo operante en la zona y mejorar la coordinación de las fuerzas armadas desplegadas en la zona. Francia cuenta con 4.500 soldados en el Sahel para combatir al terrorismo yihadista de grupos como Al- Qaeda en el Magreb Islámico y Daesh.

Los objetivos de estas reuniones son la búsqueda del fortalecimiento de la integración regional, la diplomacia a favor de la paz y la promoción del desarrollo de la zona.